La Fondue de Tell

La Fondue de Tell, MadridUn viernes sin plan, tras consultar la revista “On Madrid”, decidimos ir a un restaurante suizo que no conocíamos: La Fondue de Tell. Es pequeño y acogedor. Con poca luz y mobiliario de madera.

En la carta, esencialmente fondues y raclettes, aunque también tienen otros platos. Nos decantamos por la Fondue de Tell, la de la casa. La diferencia entre la tradicional fondue de queso y ésta que ofrecen en el restaurante es que, además de pan, puedes mojar pequeñas patatas cocidas, trocitos de pollo, pepinillos, cebolletas, tomates cherry, manzana o piña.

Tête de MoineEl personal, muy atento, te explica que hay que mover el pincho haciendo ochos para que se mezclen bien los quesos y el licor y te recomienda dejar el primer bocado enfriándose en el plato mientras preparas el segundo. En lo que llega la fondue, te ofrece un par de vueltas de Tête de Moine, formando una especie de clavel de queso.

De segundo, pedimos fondue de carne. Esta vez, en el cazo hay aceite hirviendo en vez de queso y lo que se sumerge son trozos de carne cruda. Para acompañar, varias salsas diferentes: curry, mostaza, alioli, salsa rosa, salsa de yogurt y salsa picante.

Y para terminar, ¡adivina! Fondue. Se puede elegir entre chocolate blanco, negro y dulce de leche. Para mojar: piña, plátano, manzana, fresa y bizcocho.   

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: