El mensaje es el masaje

Orqu�deas en Relax Thai MasajesDesnuda, tumbada boca abajo, cubierta con una toalla y mirando a un cubo lleno de agua en el que flotan varias orquídeas. Música relajante de fondo y olor al aceite de coco que se desliza por mi cuerpo.

La primera vez que fui a darme un masaje tailandés, me invitó Sandra Mancebo, fundadora de 100×100 comunicación. Por aquella época yo estaba colaborando con la revista “Calle 20” . Mi misión consistía en escribir una pequeña reseña de cuatro locales diferentes para una sección llamada “Localizados”. Sandra quería que incluyera Luhare Siam Masajes en la revista y sabía que la mejor manera de convencerme era que lo probara.

Nada más entrar, te quitaban los zapatos y te daban unas zapatillas. Te conducían a la ducha de donde salías sólo con un albornoz y unas braguitas de papel. Experimenté el Thai Herbal Heat, que consistía en dejarte amasar con unas bolas calientes rellenas de hierbas. Antes de irte, te invitaban a un té.

Poco después, volví, esta vez acompañada y pagando. Me había convertido en prescriptora. Probé un nuevo masaje: el Tradicional Tailandés. En esta ocasión, no había ducha y tenía que vestir una especie de pijama. Me sorprendió como la masajista, sin decirle nada, encontraba mis bloqueos y sobre todo cómo, ejerciendo presión en otros lugares y sometiendo mi cuerpo a fuertes estiramientos, conseguía relajarme. Salí de allí agotada. Al día siguiente me dolía todo y me prometí no volver. Pero dos días más tarde estaba como nueva y falté a mi palabra.

Ha pasado mucho tiempo y hoy, que me dolía mucho el hombro y el cuello, he vuelto a ir. Me ha sorprendido que tuvieran hora reservando en el mismo día (antes había que pedirla con una semana de antelación). Al llegar no ha habido ducha, ni pijama y al salir, tampoco té. Ahora el sitio se llama Relax Thai Masajes (C/Guatemala 1, Madrid). Desconozco si ha cambiado de dueños o sólo de nombre, porque las masajistas siguen sin hablar español. Los detalles están mucho menos cuidados pero las manos siguen siendo prodigiosas.

 

7 respuestas a El mensaje es el masaje

  1. Cool Boy dice:

    En éste caso importa mas el fondo que la forma con lo cual si faltan los detalles pero lo principal está resuelto continúa mereciendo la pena.

  2. garmayen dice:

    Hola Usúe, solo saludar, poco puedo comentar de momento. Todo llegará.

    Un beso.

  3. Miguel Gómez de Salazar dice:

    Me gustan los textos en los que eres la protagonista que experimenta las situaciones, parece que las palabras brotan de los poros de tu piel………..

    PD: De nada

  4. Tienes razón al parafrasear al famoso publicista, “el mensaje es el masaje”, siempre lo seguira siendo desde el comienzo de los tiempos, aunque hay gente contraria y para todo.

    Un saludo

    Rey.

  5. "Sr. Masaje" dice:

    Tienes razón al parafrasear al famoso publicista, “el mensaje es el masaje”, siempre lo seguira siendo desde el comienzo de los tiempos, aunque hay gente contraria y para todo.

    Un saludo

    Rey.

  6. Silvio dice:

    Hola, he esado trasteando por tu blog, y me ha llamado la atención esta experiencia. Me gustaría comentarte algunas cosas sobre este sitio en privado, si quieres puedes escribirme a sylvyog@hotmail.com

  7. susana dice:

    yo desde que descubri este sitio soy asidua,es verdad lo que comentas,la calidad sigue siendo increible aunque hay otros sitios con mas detalles.me ha dejado intrigada el comentario de silvio ,a que se refiere?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: