Ama lo que haces

Cuando Julio Wallovits entrevistó a Luis Casadevall en Encadenadas le preguntó, entre otras cosas, “¿Con qué profesional -de cualquier actividad- aceptarías hacer un training?”. Casadevall respondió que con Steve Jobs.

Hace unos meses me llegó por mail el vídeo del discurso del fundador de Apple en la ceremonia de graduación de la Universidad de Standford (2005). Merece la pena verlo. Steve Jobs resume su éxito en amar lo que hace. Ya que el trabajo ocupa gran parte de nuestras vidas, recomienda seguir buscando hasta encontrar el trabajo ideal. “Vuetro corazón os indicará cuándo lo habéis encontrado. Y, como en una relación amorosa, desde ese momento no podrá hacer más que mejorar”.

Steve Jobs no fue a la universidad. Se dejó caer por las clases que le parecían más interesantes. Asistió a un curso de caligrafía al que, en el momento, no le vio mucha utilidad. Años más tarde, este curso le sirvió como punto de partida para crear el Mac cuidando las tipografías. Moraleja: “Hay que confiar en que todo lo que haces cobrará sentido en el futuro porque eso te dará confianza para seguir a tu corazón”.  

Creó Mac en la cochera de sus padres cuando tenía 20 años. En 10 años pasó a ser una compañía valorada en dos mil millones de dólares y con 4.000 empleados. Con 30 años, le echaron de la compañía que él mismo había creado. Lo consideró un fracaso. Sin embargo, seguía amando lo que hacía y decidió empezar de nuevo. Sólo con el paso de los años vio el hecho de que le echaran de Apple como “lo mejor que jamás me pudo haber pasado”.

Empezó entonces el periodo más creativo de su vida. Fundó NeXT y Pixar y se enamoró de quien es hoy su mujer. Apple compró NeXT y así fue como, paradójicamente, Steve Jobs volvió a Apple. NeXT es el centro de la actual compañía Apple.  

En este vídeo Steve Jobs también reflexiona sobre la muerte. Parte de una frase que escuchó hace 33 años: “Si vives cada día como si fuera el último, algún día tendrás razón”. Esta sentencia le ha ayudado a tomar las grandes decisiones de su vida. A Steve Jobs le diagnosticaron un cáncer de páncreas prácticamente incurable. Le dieron entre tres y seis meses de vida. Durante un día entero pensó que tenía los días contados. Después descubrieron que era operable, se sometió a la cirugía y hoy está limpio. “Vuestro tiempo es limitado. Así que no lo gastéis viviendo la vida de otro. No dejéis que ahoguen vuestra voz interior”.

Steve Jobs termina diciendo: “Stay hungry. Stay foolish“.  

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: