Ambidiestro

Viniendo al trabajo, he coincidido en el metro con un auténtico artista. Armado con un rotulador rojo en una mano y uno negro en la otra, y sosteniendo con sus pies una pizarra de la longitud de sus piernas, ha pintado cuatro dibujos diferentes en menos de tres paradas. Eran simétricos, la mitad izquierda igual que la derecha; la roja, igual que la negra. Un tigre, un tucán, un simpático hombrecillo y un par de caballos amenazados por dos lobos hambrientos.  Ha terminado escribiendo: “España es bonita atinob se añapsE“. 

Todos los que estábamos en el vagón hemos echado la mano a la cartera. ¡Qué vergüenza! Yo no llevaba ni una moneda suelta…Pero estoy segura de que me volveré a topar con él y saldaré  “mi deuda“. 

Cuando se ha bajado, un hombre ha exclamado: “¡Qué bien dibujaba! ¡Y qué rápido!”. A lo que yo he contestado: “Eso sí que es ser ambidiestro“.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: