Sexto día en Nueva York: frío paseo

Hoy hemos desayunado en otro deli, muffin de frutos del bosque y una fresa bañada en chocolate que se me ha antojado. La mañana se nos ha pasado volando paseando por Quinta Avenida, entrando y saliendo de sus impresionantes tiendas e iglesias.

Muppets a  medida en F.A.O

Muppets a medida en F.A.O

Hemos pasado a la juguetería F.A.O. Tenía ganas de entrar porque es  donde está The big piano, el que sale en la película “Big”. Sin embargo, la tienda es mucho más pequeña que Hamleys, en Londres. Sé que las comparaciones son odiosas, pero la tienda de Londres me encanta y de la de Nueva York, que tiene tanta fama, esperaba más.

Lo que más me ha gustado es que te puedes hacer un muppet a medida. Luego hemos estado en otra tienda en la que puedes personalizar tu osito.

Lo que más nos ha sorprendido de F.A.O ha sido un futbolín en el que los jugadores eran Barbies.

También hemos entrado en Tiffany, que ya estaba preparada para Navidad. La del ascensor tenía un cachondeo… “¿Alguien se baja en la segunda? ¿Queréis diamantes? ¿No queréis diamantes? ¿Tal vez en la próxima visita?”.

Tiffany en Navidad

Tiffany en Navidad

En la Quinta Avenida también está la Torre Trump, en cuyo interior se puede ver una cascada descendiendo por una pared de mármol rosa. No tiene mucho más atractivo, salvo la tienda de Nike, que tiene unas cinco plantas.

Seguro que habéis oído hablar de Abercrombie & Fitch. A nosotros nos habían hablado de los impresionantes dependientes. A mí lo que más me ha sorprendido es el buen olor y la buena música nada más entrar. Con un poco de tiempo creo que me habría comprado media tienda. Estaba toda la ropa ordenada por colores que es algo que me encanta.

También hemos entrado en Henry Bendel, un centro comercial de accesorios de lujo, en el que está todo colocado con mucho gusto.

Hemos terminado nuestra mañana de no-shopping en la tienda de la NBA y en la de Lego.

Lego Store en Nueva York

Lego Store en Nueva York

Como os comentaba al principio, también hemos entrado en un par de iglesias, las dos muy diferentes pero igual de grandiosas: St. Thomas y St. Patrick. Es curioso porque en un entorno de rascacielos no parecen tan grandes ni llaman la atención hasta que entras dentro.

Pizza grande en Grimaldi's

Pizza grande en Grimaldi's

La lluvia y el frío empezaban a ser desagradables, así que hemos cogido el metro para ir hacia Brooklyn. Hemos paseado un poco por allí, hasta dar con la pizzería Grimaldi’s, que nos había recomendado todo el mundo. Hemos llegado sobre las 16:00. Nos habían dicho que había mucha cola, pero se ve que a esas horas, que no es ni la de comer ni la de cenar, hay sitio. Cuidado, porque el horno cierra de 17:00 a 19:00.

El camarero nos ha recomendado pedir la pizza grande. Es como la familiar del Telepizza. Nos ha debido ver con hambre. Y lo cierto es que ha caído. Eliges los ingredientes. Nosotros: pepperoni, tomate seco y aceitunas negras. Esta noche cenamos cookies y batido de vainilla en el hotel. No nos cabe más.

Al salir de Grimaldi’s, que ya se había hecho de noche, nos hemos encontrado con una impresionante vista de Manhattan y cinco helicópteros sobrevolando la zona.

Manhattan desde Brooklyn

Manhattan desde Brooklyn

De nuevo hemos cogido el metro. Nuestro objetivo era adentrarnos en Chinatown, Little Italy y el Soho, que el otro día atravesamos sin darnos cuenta. Al salir del metro había muchísima policía y los helicópteros de antes estaban casi encima de nuestro objetivo. Finalmente hemos terminado encontrándonos con una manifestación del movimiento Occupy Wall Street.

En Chinatown Carlos ha comprado carne seca picante, como la que tomamos cuando estuvimos en China. En Little Italy, nos han intentando convencer para entrar en varios restaurantes. Todos tenían muy buena pinta pero todavía teníamos la pizza de Grimaldi’s muy presente.

Little Italy

Little Italy

Y en el Soho, hemos pillado casi todas las tiendas cerradas. Es algo que me sorprende de esta ciudad: la mayoría de las tiendas cierran sobre las 19:00, aunque luego te encuentras otras que abren hasta medianoche o incluso 24 horas.

De camino al hotel hemos entrado en una “pharmacy“, que es un extraño concepto de comercio. Por el nombre podríamos pensar que es un farmacia, de hecho es posible encontrar algunas medicinas y la prescripción del farmaceútico. Sin embargo la tienda es enorme. Hay principalmente artículos de droguería, pero también es posible comprar algunos productos de alimentación.

Hoy hemos llegado antes al hotel para coger fuerzas para mañana, que esperamos que haga buen tiempo.

Anuncios

4 Responses to Sexto día en Nueva York: frío paseo

  1. El Vigía dice:

    Seguimos fascinados con el relato del viaje; es casi como estar allí y vivirlo con vosotros.
    Ya os queda poco ¿vais a hacer por fin el viaje en barco? Acercarse a la estatua de la Libertad es una curiosidad que merece la pena; al fin y al cabo es el símbolo de Nueva York.

  2. la viajera infatigable dice:

    Que siga la buena marcha. Hoy parece que hace bueno o sea que
    espero lo interesante que va a estar, porque al ser otros derroteros, al fin y al cabo también es arte y me gustará lo que conteis e incluso fotos preciosas auguro;ya os contaré mañana.este sexto dia ha sido de lo más informativo y variado, con muchas cosas a copiar para mi próximo viaje o aconsejando a amistades.

  3. Blanca dice:

    ahora ya de vuelta os encantara ver pelis ambientadas en NYcity y reconocer escenarios 😀

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: