Profesor Lazhar

Miércoles, agosto 22, 2012

Después de bastante tiempo, ayer fuimos al cine. Nos apetecía ver “Profesor Lazhar“. Nos la habían recomendado varias personas, entre ellas un maestro. Ya la ponen en pocos cines y a pocas horas, pero no podíamos quedarnos sin verla. Para que luego digan que ignoramos el valor de las recomendaciones…

La película cuenta la historia de un inmigrante argelino que busca rehacer su vida en Canadá. Lee en el periódico que una profesora se ha suicidado en un colegio y, ante la desgracia, ve la oportunidad de encontrar un puesto de trabajo y se presenta como candidato. Es tal el agobio del colegio ante la plaza vacante, que deciden contratarle sin indagar más en su persona.

La falta de experiencia previa en el sector de la enseñanza, la diferencia cultural (y probablemente también generacional) y el reciente suicidio de la anterior profesora en el aula no facilitan su adaptación al centro. Se le tacha de exigente y chapado a la antigua.

Profesor Lazhar” es una historia de superación, de lucha constante, de adaptación a un entorno aparentemente hostil, de escucha… porque lo que hace que el profesor acabe siendo aceptado es su empeño por escuchar a los alumnos y tratar de entenderles.

Aunque después de ver “Los niños del coro” esta película se me quede un poco corta, en el fondo me ha gustado, porque me ha hecho reflexionar sobre la capacidad de adaptación y la importancia de la escucha.

Ya es tarde para contarlo, porque solo nos queda una semana para disfrutar de esta gran iniciativa, pero por si alguno llega a tiempo de aprovecharla, los Cines Renoir ofrecen un ciclo de películas a 3 euros. La mayoría, si no todas, se han podido ver este año en los Renoir: “¿Te las perdiste? Sonríe”. Nosotros probablemente nos animemos la semana que viene a ver “Exótico Hotel Marigold”, que en su día también nos la recomendaron. ¿La visteis? ¿Os gustó?

Anuncios

Más allá de la vida

Lunes, enero 24, 2011

Este fin de semana hemos ido a ver “Más allá de la vida“, la nueva película dirigida por Clint Eastwood. El largometraje comienza con una recreación bastante realista e impresionante de un tsunami que consiguió ponerme los pelos de punta. El agua devora a una periodista francesa (Cécile de France) que durante unos minutos experimenta la muerte, algo que cambiará por completo su vida.

Poco después, conocemos la historia de Marcus (Goerge McLaren) y su hermano gemelo, que viven con su madre heroinómana. Estaban celebrando que su progenitora se había propuesto desintoxicarse cuando al gemelo se atropella una furgoneta. Otra emoción fuerte e inesperada a excasos minutos de comenzar la película.

Matt Damon, a quien también vimos en la anterior película de Clint Eastwood, “Invictus”, tiene el don, que el considera una maldición, de poder contactar con los muertos. En su pasado ganó mucho dinero con este negocio, pero lo dejó porque “una vida dedicada a la muerte no es vida”. Sin embargo, su pasado le persigue.

Estas tres historias sobre la muerte, que se van contando entrelazadas recordándome a “Babel”, terminarán confluyendo para dar con un final, en mi opinión, previsible y abrupto, lo que no impide que la película me haya gustado.

Hace poco vi otra película sobre la muerte que, por su sencillez y belleza, me llenó mucho más: Contracorriente, de Javier Fuentes León. Ésta sí que os la recomiendo.


The way

Domingo, noviembre 21, 2010

Vi un reportaje en el telediario sobre The way. Me apetecía verla. Hace años empecé el Camino de Santiago en León y tan solo cuatro días después, cuando llegamos a Molina Seca, decidimos volver. Hubo varias razones aunque la oficial fue que me picó una araña y teníamos miedo de que se me infectara la picadura ya que me salió una ampolla enorme, que al explotarse me dejó una herida del tamaño de una moneda de dos euros, a la que se me quedó pegada la gasa que me pusieron para que no me diera el polvo.

En la película, Martin Sheen viaja a Saint Jean pie-de-port  para recoger el cuerpo de su hijo, que ha fallecido al enfrentarse a una tormenta durante su primera etapa del Camino de Santiago. Una vez allí, decide incinerar a su hijo y hacer el Camino con sus cenizas. Su hijo (en la película y en la realidad), Emilio Estévez, que se le aparece varias veces a lo largo del Camino, es el director y guionista de la película.

Aunque algunas de las escenas de la película resultan un tanto estereotipadas, como la comparación entre las guías de diferentes países o el pasaje protagonizado por los gitanos, creo que está muy conseguida la esencia del Camino: cada persona tiene una razón para hacerlo y en su caminar termina contándosela a los demás, muchas veces desconocidos, con quienes acaba compartiendo una experiencia intensa. Miles de historias confluyen durante el itinerario.

Entre los cuatro personajes protagonistas (americano, canadiense, holandés e irlandés), destaco al irlandés, un escritor en busca de historias. Inevitablemente me recuerda a mis cuatro días de Camino, en los que grabé varios relatos interesantes, de boca de sus protagonistas, con vistas a producir un reportaje que prometía ser interesante, pero que jamás llegó a emitirse.

En el Camino, hay mucho tiempo para pensar. Conoces gente e historias que pueden llegar a cambiar tu vida.  Y esto también queda reflejado en la película. Sentir el apoyo desinteresado de tres peregrinos desconocidos cuando le roban la mochila, hace que la actitud arisca de Martin Sheen se torne afable. Terminar el Camino, le convierte en un hombre viajero, a imagen y semejanza de su hijo, al que había criticado entre otras cosas por viajar.


En el fondo del mar…

Sábado, junio 12, 2010

Mario me manda un vídeo realmente impresionante para que lo cuelgue en el blog.

Gracias al blog Meridianos, he descubierto que quien realiza la inmersión a pulmón en El Agujero Azul de Dean (al oeste de Clarence Town, en la isla Larga de Bahamas), la cueva submarina más profunda del planeta (200 metros de profundidad) es Guillaume Nery, campeón del mundo de freediver (113 metros, en modalidad peso constante con aletas). Pero lo que me ha resultado más sorprendente es que quien graba el vídeo es Julie Gautier, la novia de Guillaume, que bajó, cámara en mano, también sin ayuda de botellas de aire. En la página web de Julie, modelo y actriz submarina y record francés de apnea (68 metros), he descubierto que este vídeo es una ficción, un cortrometraje rodado para dar a conocer este deporte. Hicieron falta cuatro tardes para rodarlo.

¿Alguien se ha fijado en qué marca lo patrocina?


La importancia de sonreir

Jueves, mayo 6, 2010

Gracias al blog de Majé, he conocido un corto, “Validation“, que me ha encantado y quiero compartir con los lectores de este blog. Dura 15 minutos pero merece la pena. Está escrito y dirigido por Kurt Kuenne. Está en inglés pero se entiende muy bien.


I wish

Martes, febrero 23, 2010

Hoy he recibido un mail de Ezequiel Trivino, de Wikreate. En él contaba que hace algo más de un año su agencia contribuyó a la producción y realización de un corto titulado “I wish” y protagonizado por Moisés, un vagabundo real de San Francisco, al que reclutaron de la calle y le inspiraron una manera de ganarse la vida.

El corto se presenta al festival NoTodoFilmFest. Una vez más, la votación popular es importante. Si “I wish” gana el concurso, los 1500 euros del premio del público serán donados a la asociación de homeless que ayuda a Moisés.

Ezequiel Trivino solicita el voto para “I wish” y pide que veamos otros de los cortos finalistas. Para votar hay que entrar en la web de NoTodoFilmFest, desplegar el menú titulado “concurso”, pinchar en “votaciones” y selecionar cinco cortos clicando sobre su título. Al final, te piden la dirección de mail. Para confirmar el voto, hay que pinchar en el enlace que te envían instantáneamente al correo.

Yo he visto algunos y finalmente he votado a “Día nublado con posibilidad de tormenta”, “Robot”,  “Solos (Starlight)” y “Ensayo sobre la ceguera”.   Los dos primeros son de animación. El primero, de humor. Los tres últimos, dramas.


Una centésima de segundo

Sábado, octubre 31, 2009

Mi tía Santa, habitual lectora de este blog, me ha enviado un cortometraje que te deja sin palabras. Surgió del afán por conocer qué hay detrás de las imágenes que aparecen en la prensa, mostrando el debate moral interno al que cada día se enfrentan los fotógrafos de guerra.

El corto se rodó en Londres, pocos días después de los atentados del 7 de julio de 2005.

One Hundredth of a Second” es el cuarto cortometraje de Susan Jacobson y Alex Boden (“Bushido: the way of the warrior”, “Cracks in the ceiling” y “Couch Conversations”).

La cámara, protagonista de la película, es Canon.