Los 4 temperamentos

Domingo, febrero 24, 2013

Hablándole un día a Bea de varios personajes con los que me he cruzado a lo largo de mi vida laboral, me dio a conocer los 4 tipos de temperamentos humanos: flemático, colérico, sanguíneo y melancólico. Cada uno de ellos responde a una mayor proporción de las siguientes sustancias internas: flema, bilis amarilla, sangre o bilis negra.

El flemático es introvertido, espectador, paciente, sereno…Rara vez se enfada. Reprime las emociones. Es poco sensible. Buen mediador. Es organizado y trabaja bien bajo presión. Es terco, indeciso, inseguro y temeroso. Es difícil que desarrolle proyectos empresariales por iniciativa propia.

El colérico (bilis amarilla), por contra, es extrovertido, práctico, activo, dominante, autoritario, indiscreto…No reconoce sus errores. Es un líder nato. Reconoce rápido las oportunidades y cómo sacarles partido. Apto para actividades que requieran liderazgo, motivación y productividad, aunque no se para en los detalles. Puede resultar hostil, frío, cortante… Es rápido y defiende sus ideas. Al parecer retador y prepotente, es temido y muchas veces rechazado.

El sanguíneo también es extravertido, alegre, parlanchín…Le gusta más escucharse que escuchar. Inquieto, inconstante, desorganizado. Le gusta llamar la atención. Es flexible y espontáneo. Su franqueza puede resultar inoportuna. Le gusta que le digan las cosas sin rodeos. Emocional. Valora mucho la amistad.

Por último, el melancólico (bilis negra). Es el más introvertido de todos. Discreto. Espera que la gente acuda a él, sin hacer grandes esfuerzos por el acercamiento. Egocéntrico, susceptible, analítico,  observador, negativo, crítico, inestable. Ve antes las dificultades que los logros. Es eltemperamento de las oportunidades perdidas. Talentoso y perfeccionista. Invierte demasiado tiempo en las tareas. Rígido. Para él, la vida es sacrificio. Su corazón llora constantemente.

¿Con cuál os sentís más identificados? Todos tenemos un poquito de cada aunque siempre hay un temperamento dominante. Lo ideal es sacar lo mejor de cada uno de ellos, tender al equilibrio.

Reconocer el temperamento dominante de una persona nos ayudará en su relación con ella

Fuente: Joaquina Fernández, Instituto Hune.

Anuncios

Vivir sin jefe

Miércoles, julio 14, 2010

Hace años coincidí en el Instituto Francés con Sergio Fernández, autor de “Vivir sin jefe”. Por aquel entonces, compartíamos también Facultad, aunque él estudiaba Publicidad y yo Periodismo. Terminado el curso de francés, le perdí la pista aunque conservaba su correo electrónico: viviresbonito@…. Años después, en respuesta a uno de esos mails masivos que mando informando a la gente de mis proyectos, recibí uno suyo en el que hablaba del lanzamiento de su blog: Pensamiento Positivo. Si no fue en ese mismo mail, poco después recibí otro en el que informaba de su colaboración en el programa Protagonistas, con un espacio dedicado al desarrollo y el crecimiento personal. Fue entonces cuando me fijé en su dirección de correo electrónico, viviresbonito@. Me llamó la atención que desde los primeros años de carrera, aunque fuera de forma inconsciente, Sergio tuviera claro que quería dedicarse a hacerle ver al mundo que vivir es bonito. En el primer capítulo del libro, el autor nos invita a escribir nuestros sueños, nuestros proyectos, porque es el primer paso para que se lleven a cabo. Creérnoslos. Tenerlos presentes.

Vivir sin jefe, de Sergio Fernández

Vivir sin jefe, de Sergio Fernández

En un tercer mail masivo, me enteré de que Sergio había publicado “Vivir sin jefe“, un libro que poco después protagonizaba un Monday Reading Club. No tardé en comprarlo. Se lo regalé a Carlos que se lo terminó en seguida y me lo pasó, animándome a leerlo.

Aunque en principio es un libro dirigido a emprendedores, en el que se dedica un capítulo a cada uno de los 50 errores habituales en un proyecto de este tipo, creo que cualquier persona puede sacar enseñanzas de él, ya que se recogen referencias a múltiples libros y la reflexión personal de Sergio, basada en su experiencia. Un ejemplo que me llamó la atención: Sergio recomienda dedicar al menos media hora al día a relacionarnos con la gente, hacer una llamada de teléfono, escribir un mail, tomar un café, etc. porque nos reportará esa dosis de ilusión que necesitamos para seguir adelante. También aconseja, por mucho que nos guste nuestra empresa dado que la hemos creado nosotros, que tengamos un proyecto personal no remunerado en paralelo. Éste podría ir cobrando fuerza y acabar convirtiéndose en nuestra principal fuente de ingresos.”Vivir sin jefe” es, según cuenta el autor, uno de sus proyectos personales al margen de su vida laboral.

La cultura española tiende a airear los éxitos y esconder los fracasos, a pesar de que se suele decir que se aprende de los errores. Por eso, el libro de Sergio es diferente, ya que parte de los errores que él mismo ha experimentado en su su vida como emprendedor. Es un libro que recomiendo por el regustillo positivo que se te queda al leerlo y porque en cada línea nos invita a construir un mundo mejor. Muchos pensarán que decirlo es fácil, puede sonar hasta hipócrita, porque lo difícil es llevarlo a la práctica. Pero Sergio al menos tiene la valentía de mostrarnos el camino correcto, por utópico que pueda sonar.


Ikigami. Comunicado de muerte

Martes, diciembre 15, 2009

“Ikigami. Comunicado de muerte” es una tetralogía manga de Motorô Mase (Panini). La vendían en el Vips y llamó la atención de Carlos, que la compró para regalársela a su hermana Elisa el día de su cumple. Ya nos la hemos leído los tres. A mí me ha enganchado más que “Millennium”. Además se lee todavía más rápido porque es un comic.

La tetralogía recoge varios relatos inquietantes. Todos ellos se desarrollan en las últimas 24 horas de vida de sus protagonistas, con los que nos hemos familiarizado en las viñetas anteriores.

En el país en el que tienen lugar las historias se ha instaurado la Ley para el sostenimiento de la prosperidad estatal. Todos los alumnos de primaria son vacunados en el colegio. El 0,1% de las jeringuillas contienen una nanocápsula que entra en el organismo del uno por mil de la población vacunada. Entre los 18 y los 24 años las personas que porten esta nanocápsula serán privadas de la vida. Se les anunciará tan solo 24 horas antes. Las reacciones ante el comunicado de muerte son de lo más variopintas. De ahí el interés del libro, que consigue sorprender y hacernos pensar con cada uno de sus planteamientos.

Una víctima del bulling, un  músico independiente contratado por una discográfica, una chica locamente enamorada de un pastillero, un asistente social, el hijo de una candidata política pro Ley para el sostenimiento de la prosperidad, un mentiroso compulsivo hermano de una invidente, un profesor acusado de acoso y una madre prematura son los personajes que reciben el ikigami en las sucesivas historias. ¿Pueden imaginar su reacción? Piensen y dejen que el libro les sorprenda.

A lo largo de las páginas de esta tetralogía también conocemos la historia y dilemas morales de aquellos que trabajan para el cumplimiento de esta ley, como el mensajero, la psiquiatra o la candidata política.

Ikigami. Comunicado de muerte, de Motoro Mase

Ikigami. Comunicado de muerte, de Motoro Mase


Vivir es un asunto urgente

Lunes, mayo 25, 2009

En el 7º foro Eurogap, a todos los asistentes nos regalaron el último libro del ponente, Mario Alonso Puig: “Vivir es un asunto urgente”.

Es una publicación de fácil lectura (pocas páginas y letra grande). El autor explica, a partir de experiencias personales y fábulas, la relación que existe entre el bienestar psicológico y físico. Nuestros pensamientos y sentimientos determinan en cierta medida lo que sucede en nuestro cuerpo.

En la introducción, hay una reflexión que debería acompañarnos a lo largo de nuestra vida. Muchos enfermos, diagnosticados de enfermedades terminales, viven con más intensidad. Pensemos que al nacer todos adquirimos una enfermedad terminal que, puede durar más o menos años pero, termina con la muerte. Vivamos.

Gracias al libro he aprendido que el estrés es una fuerza que se pone en marcha ante cualquier peligro, amenaza física o situación de incertidumbre. Es necesario porque si no nos quedaríamos paralizados. Pero hay que aprender a gestionarlo.

Existen dos tipos de estrés: el positivo o eustrés y el negativo o distrés. El eustrés es el primero que aparece. El eustrés genera adrenalina y noradrenalina, que mantienen nuestro interés y sensación de vitalidad. También dopamina, que evita distracciones y proporciona sensación de placer. Y serotonina que aporta confianza y nos ayuda a sentirnos tranquilos. Sin embargo, si permanecemos más de 90 minutos en este estado, aparece el distrés. Segregamos cortisol y nos sentimos agotados e irritados y perdemos la concentración y la memoria. El miedo y la desesperanza sustituyen a la confianza y la ilusión. En este estado nuestra capacidad para aguantar el dolor disminuye.

En el libro se explica cómo hacer frente al distrés. El ejercicio físico, el humor y la interacción social liberan hormonas, como la oxitocina y la beta endorfina, que reducen los niveles de cortisol en la sangre.

Éste es sólo un ejemplo de la manera en la que se exponen los temas en esta publicación en la que, como les adelantaba, se explica cómo reacciona nuestro cuerpo ante distintos estados psicológicos.

El autor se refiere a otros temas cercanos, como la falta de tiempo que, según Mario Alonso Puig, tiene su origen en no saber decir “no”, no establecer un orden de prioridades dejando que otros decidan por nosotros, no dar la cara por nuestros valores o no hablar con honestidad de nuestro sentir.

Algo que me ha llamado la atención es que la depresión estacional, provocada por la falta de luz solar, existe y tiene su explicación. Se debe a la falta de producción de serotonina, una hormona fundamental en los estados de ánimo.

El libro termina con la fábula del Señor de las Tinieblas, que quería matar al Amor, que aparecía disfrazado de sonrisa, de mano amiga, de consuelo…Ni el Odio, ni la Pereza, ni la Desesperanza, ni la Rutina consiguieron acabar con él. Sólo el Miedo puede vencer al Amor.

Como no se trata de volver a escribir el libro, termino con algunas frases para reflexionar:

“El único fracaso es la incapacidad de aprender de las caídas”.

“Si habláramos a los demás como nos hablamos a nosotros mismos probablemente no tendríamos ni un amigo”.

“Lo que hace que una persona cambie no es lo que le decimos sino lo que ella descubre…Las personas sólo cambiamos de verdad cuando nos damos cuenta de las consecuencias de no hacerlo”.

“Hay tres sencillas frases que abren muchas puertas: por favor, gracias y lo siento”.


7º foro Eurogap

Lunes, mayo 11, 2009

“El proceso creativo desde el punto de vista neurobiológico”. Éste era el título del 7º foro Eurogap, el primero al que he asistido. En esta ocasión ha estado patrocinado por Zenithmedia, una agencia de medios que comparte con los organizadores y el ponente una mirada diferente hacia el mundo.

Mario Alonso Puig, el ponente, era cirujano y tras más de 20 años de profesión decidió emprender un nuevo camino como conferenciante. Dice que lo que le gustaba de su trabajo era poder ayudar a la gente, reducir el sufrimiento humano, algo que también consigue con sus charlas en las que pretende que, gracias a la creatividad, empecemos a ver puertas o ventanas donde aparentemente sólo hay muros.”¿Qué pasaría si todos nos ayudáramos a salir del bloque de mármol, como hacía Miguel Ángel con sus esculturas?”.

Existe, según contaba Mario Alonso Puig, un área del cerebro, la prefrontal, que ejerce como escultor. “Gestionándola mejor veremos cosas que no veíamos. Lo más difícil de ver es lo que tenemos delante”.

La creatividad surge a partir de tres elementos:

1. Conocimiento/aprendizaje/reflexión

2. Compromiso/pasión

3. Mente abierta/curiosidad

A modo de ejemplo, Mario Alonso Puig contó cómo el químico alemán Kekulé descubrió la estructura del Benceno. Era un apasionado de la química y estaba obsesionado con la estructura del Benceno. Una noche soñó con una hoguera de la que saltó una chispa que dibujó una serpiente mordiéndose la cola. De este sueño, dedujo la estructura del Benceno. “Cuando estás apasionado la información pasa de forma natural del lado derecho del cerebro (inconsciente) al izquierdo. El inconsciente trabaja constantemente, sin que nos demos cuenta, conectando puntos que parecen no tener nada que ver. Hay que prestar atención a los mensajes que nos manda el lado derecho del cerebro”.

El 98% de los niños menores de cinco años superan los test de creatividad mientras que sólo el 2% de los mayores lo hacen. “Genio se hace e imbécil se hace. En medio está el sistema educativo, en el que se prima al lado izquierdo del cerebro”.

El lado izquierdo del cerebro enjuicia y reprime al lado derecho. “Si quieres una empresa creativa, suspende el juicio y deja que todo el mundo diga lo primero que se le pase por la cabeza. Nos sentimos amenazados cuando alguien intenta darnos otra visión. La humildad es básica en el proceso creativo. Hay que escuchar con la humildad de un niño para entender que cada uno ve sólo una parte de la realidad”.

Creamos en base a lo que creemos. Hay tres voces que tenemos que aprender a callar: la pesimista, la punitiva y la sumisa. La pesimista hace que se produzca la hormona del miedo (Cortisol) que anula las funciones básicas del cerebro, entre ellas, la creatividad. La punitiva hace que nos juzguemos, que midamos nuestras acciones en términos de fracaso, en vez de éxito. “De cada cosa que hagamos, deberíamos pensar: lo he conseguido. Y si no, he aprendido algo. Pero nunca, he fracasado”. Y la sumisa, que se conforma. “Hay que dar pequeños pasos, pero avanzar, ser proactivo”.

Mario Alonso Puig concluía que el cerebro es un músculo y como tal se puede ejercitar. “El problema es que nuestra sociedad está estructurada para entrenar el lado izquierdo del cerebro. Sin embargo, nos dirigimos hacia una sociedad en la que resurja el lado derecho del cerebro“.


Usa protector solar

Jueves, marzo 19, 2009

Echando un vistazo en el facebook al muro de Miguel, un amigo que conocí en una cena de jamming, encontré este vídeo. En él, el autor habla de la juventud, de la vejez, del paso del tiempo, de la vida. Dice que el único consejo con base científica que puede darnos es que usemos protector solar. El resto de las recomendaciones que da a lo largo del vídeo están basadas en su propia experiencia, son esas pequeñas cosas que aprendemos en el camino. “Los consejos son una forma de nostalgia”. 

Me quedo con una frase: “Las personas más interesantes que he conocido no sabían qué hacer con su vida cuando tenían 22 años…algunas sigen sin saberlo con 40”. 

Solía decirle a Jose que para que un barco llegue a puerto es importante que tenga claro dónde está su destino. Él me contestaba que muchas veces lo importante no es llegar a puerto sino disfrutar navegando. 


La última clase

Miércoles, febrero 11, 2009

Hay una tradicción académica, llamada “la última clase“, que consiste en dar una conferencia como si fuera la última que vas a dar a tus alumnos. Randy Pausch la pronunció, en la Universidad de Carnagie Mellon, cuando, tras recibir quimio, radio y someterse a cirugía, su cáncer de páncreas reapareció y le dieron meses de vida.

Tenía tres hijos y saber que iba a morir no le gustaba. Pero llegaba un punto en el que él ya no podía hacer nada más. Podía haberse amargado y ser objeto de la lástima, pero decidió vivir y ser feliz.

Randy Pausch murió el 25 de julio de 2008, dejando este testimonio.

Me quedo con estas reflexiones:

– Todo es posible. No debemos perder ese espíritu.

– Experiencia es lo que obtienes cuando no obtienes lo que quieres.

– Cuando un muro aparece en nuestro camino está por alguna razón. No para detenernos, sino para que valoremos en qué medida queremos conseguir algo.

– Nunca subestimes la importancia de estar alegre.

– Si vives correctamente, los resultados llegarán, tus sueños se cumplirán.