Estirándose

Martes, agosto 2, 2011

Cuando has alcanzado la zona de confort en una empresa, cuesta tomar la decisión de cambiarse. Incluso si la oferta es tentadora, es difícil dar el paso por aquello de que  “más vale malo conocido que bueno por conocer”. De la empresa actual conoces los pros y los contras. De la nueva sueles conocer sólo lo positivo que es lo que te han contando en la entrevista, que por regla general suele ser tentador. Entonces comienza el ejercicio de la balanza. Es el momento en el que de verdad te das cuenta de lo importantes que pueden llegar a ser para ti detalles como ir andando a la oficina, poder comer en casa, tener una fuente de agua mineral fresquita para poder rellenar la botella, máquinas de vending para calmar el hambre o una mesa y silla cómodas.

Estirándose, de Bob Anderson

Estirándose, de Bob Anderson

Hace tres semanas que cambié de trabajo y todavía no he conseguido adaptarme a mi nueva mesa y silla. Me duelen los hombros, el cuello y muchos días, en consecuencia, también la cabeza. Es un dolor que te quita las ganas de hacer nada. Hoy, al llegar a casa, he rescatado un libro que me trajeron los Reyes: “Estirándose“, de Bob Anderson. Ilustrado por Jean Anderson. Tengo la edición especial 30º aniversario, revisada y ampliada con nuevos estiramientos en la oficina.

Hasta ahora lo había utilizado para calentar y estirar antes y después de salir a correr. Hoy he puesto en práctica muchos de los ejercicios que propone para trabajadores que pasan muchas horas sentados delante de un ordenador que pueden padecer lesiones por esfuerzo repetitivo (LER) o trastornos por trauma acumulativo (TTA). Me han ido tan bien que he sido capaz de volverme a sentar delante del ordenador y escribir este post.

En el libro hay también ejercicios para estirar las distintas partes del cuerpo, tablas para realizar a diferentes horas del día, estiramientos previos y posteriores a practicar infinidad de deportes y ejercicios para situaciones habituales como viajar o ver la televisión.

Cada ejercicio viene explicado mediante un pequeño párrafo y un sencillo dibujo en el que se señala la parte del cuerpo a estirar, así como la dirección en la que se debe ejercer el estiramiento.

Estirándose. Bob Anderson. Tecme y Puma.

Estirándose. Estiramientos para operadores de teclado


Spa Premier

Lunes, marzo 7, 2011

En las navidades de 2009, CBS Outdoor le regaló a mi padre un ChekeSpa, que canjeamos el pasado fin de semana. Puedes elegir entre varios centros. Nos decantamos por Spa Premier y creo que acertamos.

Al llegar a Spa Premier te dan la llave de la taquilla, donde encuentras un albornoz, una toalla y unas chanclas. En bañador, y ya en el spa, te das una ducha de bienvenida y comienzas el circuito termal, con cama de agua, jacuzzi y diferentes tipos de chorros, cada uno específico para unos músculos. Mi preferido: el cuello de cisne, para masajear hombros, cuello y espalda.

Me gustó que los chorros están temporizados, facilitando la rotación.

Me disgustó que la cama de agua está hecha para altos. Si me tumbo, me ahogo. ¡Y mido 1,65!

Tras el circuito termal, pasas al baño turco. Un momento relajante, de no ser por lo escandalosas que eran las personas con las que nos tocó compartir sesión. En Spa Premier no se lleva tan a raja tabla el tema del silencio como en Medina Mayrit

Del calor, al frío. Ducha chirimiri de agua fría.

Del frío al calor. Sauna. Calor seco. De nuevo un momento relajante. Un CD de sonidos salvajes, cascadas y pájaros, y luces que cambian de color.

Y del calor al frío. Una nueva ducha. Ésta, bitérmica. Fría y muchísimo más fría. Al final eran como alfileres clavándose en los costados.

Se acerca el final. Una rápida inmersión en la pileta de agua helada. Mejor si consigues meter la cabeza.

Un baño caliente de burbujas para los pies.

Y un paseo bitérmico (10º-38º) sobre piedras blancas y negras.

Para terminar, una ducha de sensaciones, con luces de colores y olor a limón y naranja, y un té o zumo.

Nos quedamos tremendamente relajados.

Duración: 90 minutos.

Spa Premier. C/ Rosario Pino 12. Tf: 91 185 34 24


Curso de automaquillaje

Sábado, octubre 9, 2010

Nunca me he maquillado. Siempre me ha dado pereza dedicar un rato a maquillarme y otro a desmaquillarme (por eso los hombres tardan menos en arreglarse). Sin embargo reconozco que a veces es conveniente hacerlo: bodas, reuniones con clientes, entrevistas de trabajo, etc.

Hace años mi madre me llevó a que me maquillaran en su peluquería. Lo hicieron de un modo muy natural, tanto que nadie sospechaba que iba maquillada pero todo el mundo me decía que me encontraba muy guapa, radiante. A pesar de que compramos todos los productos que usaron, nunca conseguí hacerlo ni parecido y desistí. Alguna vez me han maquillado mi amiga Belén, Leticia o mi tía Ana. Pero siempre me he visto rara. Falta de costumbre.

Mi amiga Luz trabajó en L’Oréal. De aquella época, guarda buena relación con Daniel Vicente Gómez, que da cursos de automaquillaje. Hace unos días, asistí a uno de estos cursos. Pueden ir entre 8 y 10 personas. El material lo pone él. Son los sábados por la mañana, de 11:00 a 14:00. Y el precio, son 40 euros. Al final del curso, hay un outlet de cosméticos.

El curso se divide en dos partes: la primera en la que maquilla a una de las asistentes, explicando paso a paso qué hacer; y la segunda en la que te automaquillas con su asesoramiento.

El curso comienza con la aplicación de la crema hidratante y posteriormente explica el corrector, el fondo de maquillaje, los polvos (sueltos o compactos), la depilación de las cejas, la sombra de ojos, el rimel, los labios y el colorete.

No sé si volveré a maquillarme pero lo pasé muy bien.

 

Estupendas, al terminar el curso de automaquillaje

Estupendas, al terminar el curso de automaquillaje

 


Capacitados

Lunes, diciembre 28, 2009

Aunque se me haya adelantado mi padre, como no todos los que leen Tecme y Puma leen Casi Enteros, no voy a renunciar a publicar este post que tenía escrito hace unos días…

Con el objetivo de promover la inserción de discapacitados al mercado laboral, Shackleton (el guión y la dirección son de Juan Nonzioli) ha realizado un documental en el que tres conocidos directivos se ponen por un día en la piel de un discapacitado. Marcos de Quinto, presidente de Coca-Cola, experimenta la sensación de ser invidente; María Garaña, presidenta de Microsoft Ibérica, se desplaza en silla de ruedas; y Ferrán Adriá, chef y copropietario de El Bulli, es privado de la audición. Aunque los momentos más destacados del documental, que  dura 28 minutos, se resumen en un spot de 30 segundos y otro de 20, creo que merece la pena ver la pieza completa.

Con Ferrán Adriá aprendemos a decir carne, pescado, ensalada y vino, entre otras palabras, en lengua de signos.

Con María Garaña experimentamos la sensación de vértigo al subir una rampa.

Y con Marcos de Quinto aprendemos a confiar en el buen hacer de los seres que nos rodean. Es precisamente él quien nos deja las mejores frases, de las que destaco ésta: “Me he sentido como un intruso. En el día de hoy se me ha permitido entrar en un mundo que no es mi mundo. Es un poco injusto. Es un viaje en el que yo estoy de paso”.

Capacitados” es una iniciativa del programa Por Talento de la fundación ONCE, con el apoyo del Fondo Social Económico.


Vivir es un asunto urgente

Lunes, mayo 25, 2009

En el 7º foro Eurogap, a todos los asistentes nos regalaron el último libro del ponente, Mario Alonso Puig: “Vivir es un asunto urgente”.

Es una publicación de fácil lectura (pocas páginas y letra grande). El autor explica, a partir de experiencias personales y fábulas, la relación que existe entre el bienestar psicológico y físico. Nuestros pensamientos y sentimientos determinan en cierta medida lo que sucede en nuestro cuerpo.

En la introducción, hay una reflexión que debería acompañarnos a lo largo de nuestra vida. Muchos enfermos, diagnosticados de enfermedades terminales, viven con más intensidad. Pensemos que al nacer todos adquirimos una enfermedad terminal que, puede durar más o menos años pero, termina con la muerte. Vivamos.

Gracias al libro he aprendido que el estrés es una fuerza que se pone en marcha ante cualquier peligro, amenaza física o situación de incertidumbre. Es necesario porque si no nos quedaríamos paralizados. Pero hay que aprender a gestionarlo.

Existen dos tipos de estrés: el positivo o eustrés y el negativo o distrés. El eustrés es el primero que aparece. El eustrés genera adrenalina y noradrenalina, que mantienen nuestro interés y sensación de vitalidad. También dopamina, que evita distracciones y proporciona sensación de placer. Y serotonina que aporta confianza y nos ayuda a sentirnos tranquilos. Sin embargo, si permanecemos más de 90 minutos en este estado, aparece el distrés. Segregamos cortisol y nos sentimos agotados e irritados y perdemos la concentración y la memoria. El miedo y la desesperanza sustituyen a la confianza y la ilusión. En este estado nuestra capacidad para aguantar el dolor disminuye.

En el libro se explica cómo hacer frente al distrés. El ejercicio físico, el humor y la interacción social liberan hormonas, como la oxitocina y la beta endorfina, que reducen los niveles de cortisol en la sangre.

Éste es sólo un ejemplo de la manera en la que se exponen los temas en esta publicación en la que, como les adelantaba, se explica cómo reacciona nuestro cuerpo ante distintos estados psicológicos.

El autor se refiere a otros temas cercanos, como la falta de tiempo que, según Mario Alonso Puig, tiene su origen en no saber decir “no”, no establecer un orden de prioridades dejando que otros decidan por nosotros, no dar la cara por nuestros valores o no hablar con honestidad de nuestro sentir.

Algo que me ha llamado la atención es que la depresión estacional, provocada por la falta de luz solar, existe y tiene su explicación. Se debe a la falta de producción de serotonina, una hormona fundamental en los estados de ánimo.

El libro termina con la fábula del Señor de las Tinieblas, que quería matar al Amor, que aparecía disfrazado de sonrisa, de mano amiga, de consuelo…Ni el Odio, ni la Pereza, ni la Desesperanza, ni la Rutina consiguieron acabar con él. Sólo el Miedo puede vencer al Amor.

Como no se trata de volver a escribir el libro, termino con algunas frases para reflexionar:

“El único fracaso es la incapacidad de aprender de las caídas”.

“Si habláramos a los demás como nos hablamos a nosotros mismos probablemente no tendríamos ni un amigo”.

“Lo que hace que una persona cambie no es lo que le decimos sino lo que ella descubre…Las personas sólo cambiamos de verdad cuando nos damos cuenta de las consecuencias de no hacerlo”.

“Hay tres sencillas frases que abren muchas puertas: por favor, gracias y lo siento”.


Momento Colhogar

Miércoles, mayo 13, 2009

Estos son los curiosos resultados de una encuesta realizada a medio millar de personas sobre los hábitos de los españoles a la hora de hacer sus necesidades. Lo que personamente más me ha sorprendido es que un 8% de los encuestados no se lave nunca las manos al salir del baño.

Tiempo en el baño:

–       Los hombres están más tiempo. El 14,2% tarda más de 10 minutos, frente al 5,2% de las mujeres.

–       Los hombres piensan que las mujeres tardan más que ellos. En cambio, las mujeres piensan que los hombres tardan más.

Intimidad:

–       59% de los encuestados tiene mucha intimidad

–       35% tiene bastante intimidad

–       6% no tiene nada de intimidad

–       62% prefiere estar solo

–       33% acepta que entre alguien de mucha confianza

–       5% no le importa que entre cualquier persona

Dónde y cuándo:

–       86,1% lo hace en casa normalmente

–       9,6% de los hombres lo hace en el trabajo

–       6,6% de las mujeres lo hace en el trabajo

–       52,3% lo hace por la mañana

El baño, ¿centro de ocio?

–       Un 64 % de los hombres lee. En mujeres, el porcentaje es del 41%

–       Los hombres: 34% lee prensa, 27% libros, 22% folletos publicitarios, 11% cómics, 11% correo ordinario, 10% etiquetas de champú.

–       La mujeres: 18% folletos publicitarios, 17% prensa, 12% libros, 10% etiquetas del champú, 5% correo, 3% cómics.

–       El 17% de los que leen también escucha la radio, el 14% envía SMS, el 12% hace crucigramas.

–       El 27% no hace nada

–       Un 2% aprovecha para reflexionar sobre su propia vida

–       Un 8%  ha tomado alguna decisión importante en el baño: casarse, cambiar de trabajo o el tema de la tesis doctoral

Sensaciones, dolencias y complicaciones:

–       El 50% asegura sentir mucha satisfacción

–       El 43 % una satisfacción moderada

–       El 7% asegura que no le produce ninguna satisfacción

–       El 17 % de las mujeres  sufre dolencias en el momento de la deposición. El 8% de los hombres tiene problemas.

Higiene en el baño:

–       1/3 de los encuestados echan siempre ambientador. 1/3 lo echa a veces

–       81.3% de hombres baja la tapa cuando termina y el 81,5% de las mujeres

–       63% de los hombres usa escobilla. 57% de las mujeres

–       90% se lava las manos antes de abandonar el baño. El 8% no lo hace nunca

–       83% cambia el rollo de papel cuando se acaba

El papel higiénico:

–       81% prefiere un papel suave

–       65% nota cuando le cambian el papel

–       83% de las mujeres dicen que son ellas las que deciden qué papel se usa

–       50% lo usa para limpiarse la nariz

–       Entre un 5 y un 8% lo usa para limpiar las gafas, dependiendo de la suavidad del papel


7º foro Eurogap

Lunes, mayo 11, 2009

“El proceso creativo desde el punto de vista neurobiológico”. Éste era el título del 7º foro Eurogap, el primero al que he asistido. En esta ocasión ha estado patrocinado por Zenithmedia, una agencia de medios que comparte con los organizadores y el ponente una mirada diferente hacia el mundo.

Mario Alonso Puig, el ponente, era cirujano y tras más de 20 años de profesión decidió emprender un nuevo camino como conferenciante. Dice que lo que le gustaba de su trabajo era poder ayudar a la gente, reducir el sufrimiento humano, algo que también consigue con sus charlas en las que pretende que, gracias a la creatividad, empecemos a ver puertas o ventanas donde aparentemente sólo hay muros.”¿Qué pasaría si todos nos ayudáramos a salir del bloque de mármol, como hacía Miguel Ángel con sus esculturas?”.

Existe, según contaba Mario Alonso Puig, un área del cerebro, la prefrontal, que ejerce como escultor. “Gestionándola mejor veremos cosas que no veíamos. Lo más difícil de ver es lo que tenemos delante”.

La creatividad surge a partir de tres elementos:

1. Conocimiento/aprendizaje/reflexión

2. Compromiso/pasión

3. Mente abierta/curiosidad

A modo de ejemplo, Mario Alonso Puig contó cómo el químico alemán Kekulé descubrió la estructura del Benceno. Era un apasionado de la química y estaba obsesionado con la estructura del Benceno. Una noche soñó con una hoguera de la que saltó una chispa que dibujó una serpiente mordiéndose la cola. De este sueño, dedujo la estructura del Benceno. “Cuando estás apasionado la información pasa de forma natural del lado derecho del cerebro (inconsciente) al izquierdo. El inconsciente trabaja constantemente, sin que nos demos cuenta, conectando puntos que parecen no tener nada que ver. Hay que prestar atención a los mensajes que nos manda el lado derecho del cerebro”.

El 98% de los niños menores de cinco años superan los test de creatividad mientras que sólo el 2% de los mayores lo hacen. “Genio se hace e imbécil se hace. En medio está el sistema educativo, en el que se prima al lado izquierdo del cerebro”.

El lado izquierdo del cerebro enjuicia y reprime al lado derecho. “Si quieres una empresa creativa, suspende el juicio y deja que todo el mundo diga lo primero que se le pase por la cabeza. Nos sentimos amenazados cuando alguien intenta darnos otra visión. La humildad es básica en el proceso creativo. Hay que escuchar con la humildad de un niño para entender que cada uno ve sólo una parte de la realidad”.

Creamos en base a lo que creemos. Hay tres voces que tenemos que aprender a callar: la pesimista, la punitiva y la sumisa. La pesimista hace que se produzca la hormona del miedo (Cortisol) que anula las funciones básicas del cerebro, entre ellas, la creatividad. La punitiva hace que nos juzguemos, que midamos nuestras acciones en términos de fracaso, en vez de éxito. “De cada cosa que hagamos, deberíamos pensar: lo he conseguido. Y si no, he aprendido algo. Pero nunca, he fracasado”. Y la sumisa, que se conforma. “Hay que dar pequeños pasos, pero avanzar, ser proactivo”.

Mario Alonso Puig concluía que el cerebro es un músculo y como tal se puede ejercitar. “El problema es que nuestra sociedad está estructurada para entrenar el lado izquierdo del cerebro. Sin embargo, nos dirigimos hacia una sociedad en la que resurja el lado derecho del cerebro“.