Thalasia

Martes, marzo 24, 2009

Mis padres nos sorprendieron en Reyes con una tarjeta regalo del Hotel Thalasia, frente a las Salinas de San Pedro del Pinatar. Incluía una noche en habitación doble con desayuno, un circuito marino, un masaje Thalasia y acceso a las piscinas marinas.

Llegamos el sábado al mediodía. Así que, tras dejar la maleta en la habitación, nos bajamos a comer a La Sal, el restaurante a la carta del hotel. Ensalada Thalasia, con piña, gambas, maiz, zanahoria, huevas, lechuga y salsa rosa; y de segundo, entrecot al roqueford.

A las 18:30 nos bajamos a las piscinas marinas. Afortunadamente ya habíamos estado. Esta vez, fue una experiencia decepcionante. Los 447 metros cuadrados de piscinas de agua salada estaban a rebosar de gente. Más que relajar, estresaban. Los diferentes masajes subacuáticos, jacuzzis, camas de agua, cuellos de cisnes y cascadas estaban ocupados. Además el agua estaba turbia.

Después descubrimos que este fin de semana había una oferta por ser el puente de San José y además que era el último que permanecería abierto antes de cambiar el agua. Dado que nosotros podíamos haber canjeado nuestra tarjeta regalo cualquier día antes del 31 de marzo, me parece injusto que no nos avisaran, al hacer la reserva, de las circunstancias especiales de este fin de semana, que habrían hecho que nosotros nos decantáramos por otro.

Afortunadamente en el circuito marino estaba limitada la entrada de gente por horas. Empezamos por unos minutitos de sauna. Luego, un paseo que comienza por agua caliente y termina por fría, para reactivar la circulación. A continuación, la ducha bitérmica, que mezcla chorros de agua a diferentes temperaturas según la zona del cuerpo. Seguimos con la estufa marina, buenísima para abrir las fosas nasales y los poros. Por último, la piscina relajante. Esta vez me salté la de agua fría, una de mis preferidas en verano.

El domingo a las 11:00, de despedida, recibimos el masaje Thalasia, con lodos marinos bajo ducha Vichy. Me sorprendió gratamente. Durante 25 minutos chorros de agua caliente con distinta intensidad van regando tu cuerpo mientras una masajista esparce con suavidad los lodos.

Exceptuando la masificación de la piscina, el resto de la experiencia ha sido muy gratificante. Los principales beneficios los he notado en la piel, más limpia y suave. Creo que este tipo de lujos deberían ser más baratos para no ser una experiencia excepcional reservada a unos pocos.

Anuncios

Usa protector solar

Jueves, marzo 19, 2009

Echando un vistazo en el facebook al muro de Miguel, un amigo que conocí en una cena de jamming, encontré este vídeo. En él, el autor habla de la juventud, de la vejez, del paso del tiempo, de la vida. Dice que el único consejo con base científica que puede darnos es que usemos protector solar. El resto de las recomendaciones que da a lo largo del vídeo están basadas en su propia experiencia, son esas pequeñas cosas que aprendemos en el camino. “Los consejos son una forma de nostalgia”. 

Me quedo con una frase: “Las personas más interesantes que he conocido no sabían qué hacer con su vida cuando tenían 22 años…algunas sigen sin saberlo con 40”. 

Solía decirle a Jose que para que un barco llegue a puerto es importante que tenga claro dónde está su destino. Él me contestaba que muchas veces lo importante no es llegar a puerto sino disfrutar navegando. 


TIME

Miércoles, marzo 4, 2009

Hoy he descubierto que el sector TIME es el dedicado a las Telecomunicaciones, Internet, Medios y Entretenimiento. Quiero dedicarme al TIME. Quiero TIME. Quiero dedicarme ese TIME.


La última clase

Miércoles, febrero 11, 2009

Hay una tradicción académica, llamada “la última clase“, que consiste en dar una conferencia como si fuera la última que vas a dar a tus alumnos. Randy Pausch la pronunció, en la Universidad de Carnagie Mellon, cuando, tras recibir quimio, radio y someterse a cirugía, su cáncer de páncreas reapareció y le dieron meses de vida.

Tenía tres hijos y saber que iba a morir no le gustaba. Pero llegaba un punto en el que él ya no podía hacer nada más. Podía haberse amargado y ser objeto de la lástima, pero decidió vivir y ser feliz.

Randy Pausch murió el 25 de julio de 2008, dejando este testimonio.

Me quedo con estas reflexiones:

– Todo es posible. No debemos perder ese espíritu.

– Experiencia es lo que obtienes cuando no obtienes lo que quieres.

– Cuando un muro aparece en nuestro camino está por alguna razón. No para detenernos, sino para que valoremos en qué medida queremos conseguir algo.

– Nunca subestimes la importancia de estar alegre.

– Si vives correctamente, los resultados llegarán, tus sueños se cumplirán.


Calendarios

Martes, febrero 10, 2009

Desde 2002, curso que pasé en Bruselas, acostumbro a escribir todo lo que hago en un calendario de pared. Aquel año, utilicé uno que llegó a manos de mi padre , concebido por el departamento creativo de Tapsa, con fotos de Carlos Spottorno y diseño de Julián Zuazo y Antonio Botella. Desde entonces he tenido calendarios de WWF, la Kutxa, Tintin, Magrite, Van Gogh, y este año, de Dalí.

Calendarios

Calendarios

Como regalo de Navidad, Havas me regaló un calendario, obra de Jaime Pitarch. Se trata de una edición exclusiva que cuenta con 2.500 ejemplares. En este original calendario, los números han sido sustituidos por letras que nos regalan una reflexión al mes, en castellano, catalán, inglés o francés. Por ejemplo: “Un error descubre más cosas que un acierto”, “Pronuncia en veu alta una paraula ignota”, “Observation is the condition of inspiration” o “Gonfle ton curriculum vitae jusq’il explose”.

Original calendario, obra de Jaime Pitarch. Regalo de Havas

Original calendario, obra de Jaime Pitarch. Regalo de Havas

El artista propone arrancar la hoja una vez consumido el mes, invitándonos a destruir paulatinamente su
obra de arte.


99 cumpleaños

Martes, febrero 3, 2009

Veo que les gustan las anécdotas y acontecidos. Pues ahí va otra de la misma temática.
Don Mengano cumplía 99 años, razón por la cual su familia decidió organizarle una fiesta sorpresa. Asistieron sus hijos, nietos, biznietos, amigos, vecinos y conocidos. Después de una larga velada, los invitados empezaron a abandonar la casa, no sin antes despedirse de Don Mengano, previendo que tal vez ese fuera su último cumpleaños. “Hasta el año que viene, si Dios quiere”, le decían. “Espero que podamos celebrar sus cien años juntos”, deseaban. “Que el señor nos dé salud para cumplir un año más, ¿verdad, Don Mengano?”.
Cuando todos los invitados se hubieron ido, Don Mengano les dijo a sus hijos: “Me ha dado muy mala espina. No sé quién podrá venir el año que viene a mi cumpleaños. Todos se han despedido como si dentro de un año no nos fuéramos a ver. ¿Pensarán morirse? Porque yo leo todos los días las esquelas en el periódico y de mi edad no se muere casi nadie”.


¿Ángeles o espejos?

Martes, enero 27, 2009

Jose siempre decía que estaba rodeado de ángeles. Yo siempre pensé que el único ángel era él. Quiso rodearse de espejos a los que no dejó de dar brillo para que devolviéramos su imagen. 

Se parece al refrán, pero a la inversa: “Quien a buen árbol se arrima, buena sombra le cobija”. Jose fue el árbol que se acercó a nosotros para cobijarnos. 

Seamos árboles. Seamos ángeles.