Paul Gilbert clinic show en Ritmo y Compás

Martes, octubre 2, 2012

Paul Gilbert es el guitarrista preferido de Carlos. Desde que le conozco, hemos ido a varios conciertos suyos. Le vimos con Mister Big en La Riviera y en la Sala Heineken. Sus conciertos son espectaculares. El guitarrista y bajista se retan, repitiendo cada uno lo que ha tocado el otro en un divertido juego, y tocan la guitarra con los dientes o con un taladro.

También habíamos visto a Paul Gilbert en solitario en La Sala. En ese concierto me pareció un tío super cercano y me cayó bien. Cuando ya estaba terminando, dijo: “este es el momento en el que otros grupos desaparecen del escenario, esperan un rato mientras la gente pide a gritos que vuelvan a salir y salen. Yo me voy a ahorrar todo esto y voy a tocar ya  alguna canción más”. Se agradece…

Esta última vez le hemos visto en Ritmo y Compás. Como la anterior, fue un concierto muy familiar, en una sala pequeña. Además fue mi primer clinic. Paul Gilbert enseñó a los guitarristas asistentes varios trucos para tocar la guitarra. Primero lo explicaba y luego lo ejemplificaba con alguna canción de un grupo conocido, como The Who, ACDC, The Eagles o Jimmy Jendrix. En tono de humor, aprendimos que levantar el brazo después de rasguear las cuerdas es casi tan importante como marcar el ritmo con el pie. Y hablando más en serio, enseñó cómo tocar rápido (algo que le caracteriza) o hacer acordes menores disminuidos, presentes en tantas canciones. Contó que desde que empezó a tocar la guitarra con ocho años, estuvo varios años tocando notas simples y cuando descubrió los acordes se abrió un mundo de posibilidades ante sí. Criticó el modo clásico de aprender a tocar la guitarra, repitiendo escalas una y otra vez, e invitó a los músicos a buscar y tocar las melodías que escuchan en su mente.

Por primera vez venía acompañado de su mujer, Emi Gilbert, que toca el teclado, y también es muy buena. Me encanta el buen rollo que parece que hay entre ellos. Claramente este concierto era una escala de sus vacaciones por Europa.

Los otros dos músicos que le acompañaban eran españoles. Paul Gilbert explicó cómo dos personas que hablen diferentes idiomas pueden entenderse perfectamente si los dos entienden el lenguaje de la música. Y lo demostró, estableciendo un diálogo con cada uno de los tres músicos. Tocaba algo y los otros le respondían, cada uno con su instrumento. Así que el concierto también tuvo su momento de jam session.

Al final existía la posibilidad de sacarse fotos con Paul Gilbert, pero al día siguiente había que trabajar y preferimos no esperar. No perdemos la esperanza de que algún día Carlos pueda tocar con él y nos saquemos todas las fotos que queramos sin tener que esperar cola 😉


Sonrisas y Lágrimas. El musical

Domingo, septiembre 30, 2012

Esta semana he tenido la suerte de asistir al estreno de “Sonrisas y Lágrimas. El musical“, en el Teatro Coliseum de Madrid, invitada por Leticia, una gran amiga, que trabaja en Riga, una de las cinco productoras que han hecho posible este musical. Entre los asistentes, reconocimos a Luis Cobos, Masiel, Lucía Bosé, José Sacristán, Ana Ruíz (Cámara Café), Nieves Herrero, Lourdes Maldonado o Mariñas. Parte del atractivo de un estreno es poner nombre a las personas que atraviesan la alfombra roja y posan en el photocall.

Sonrisas y lágrimas” es una de esas películas que ves cuando eres pequeño, olvidas durante el año y recuerdas cuando vuelven a pasar al año siguiente por Navidad, como “Mary Poppins”, “E.T”. o “Grease”.

Cuenta la historia de María, una novicia inadaptada que termina siendo institutriz en casa de la familia Trapp. Con su llegada, los siete hijos del capitán Georg abandonan la disciplina a la que estaban sometidos para descubrir una nueva vida más alegre, protagonizada por la música. Quién no ha tarareado alguna vez “Don es trato de barón, res selvático animal, mi denota posesión, far es lejos en inglés…”.

Sonrisas y lágrimas” está basada en una historia real. Empezó a representarse en Broadway hace 52 años. Y después fue llevada al cine. Ahora el musical llega a Madrid. No es tan espectacular como otros musicales a los que estamos acostumbrados. Sin embargo, ese es precisamente parte de su atractivo, que ha querido conservar, como nos explicaba Leticia, la autenticidad de los musicales clásicos.

Para mí, lo mejor del musical es la voz de la Madre Abadesa, que en más de una ocasión consiguió ponerme los pelos de punta.

Una curiosidad: una de la niñas que representa a Gretl, la hija pequeña de la familia Trapp, es hija de Loreto Valverde, que en el musical representa a la Baronesa, novia del capitán.


Concierto de Dani Martín en el Arteria Coliseum de Madrid

Sábado, febrero 4, 2012

Carlos me regaló por mi cumpleaños unas entradas para el concierto de Dani Martín en el Arteria Coliseum de Madrid, el 1 de febrero. Parecía que quedaba mucho tiempo, pero ya llegó.

Estábamos sentados arriba del todo. No me importó nada porque en un concierto lo importante es la acústica. En cualquier caso, la experiencia estuvo muy bien ya que desde arriba tienes una visión global del escenario y la iluminación, que es parte del atractivo de un concierto.

He ido a varios conciertos de El Canto del Loco. Son un subidón de energía. El que más disfruté fue el que dió con Hombres G. Los dos grupos me encantan. Recuerdo que David Summers contó que había apadrinado a estos chavales. En este concierto ha sido Dani Martín quien ha apadrinado a Cristina Méndez, una cantante con una voz preciosa, con quien ha cantado la canción de “Contigo”.

El concierto de Dani Martín es otro rollo. No tiene mucho que ver con los de El Canto del Loco, salvo que canta algunas de sus canciones, aunque con otro ritmo. Conviven gentes de todas las edades. Estás sentado. Es más tranquilo, entrañable. Muchas canciones no son conocidas. Como explicó Dani Martín, en este concierto canta canciones que le gustan a él, sin pensar tanto en el público.

Hay varios momentos emocionantes. Canta una canción de Serrat y comenta que le alegra saber que hay gente que va a sus conciertos que conoce y canta a Serrat. Supongo que está demasiado acostrumbrado al públic0 adolescente.

También canta una canción de Quique González, que dio a conocer Enrique Urquijo, dos grandes de la música española.

Especialmente emotivo fue el momento en el que Dani Martín dedicó una canción a la madre de un amigo y “a la madre que os parió a todos vosotros”. Tras el aire rebelde de Dani Martín, creo que se esconde un chico sensible como demuestran sus letras.

Siempre he estado pensando como agradecerte,

por hacerme el regalo más grande, más fuerte,

haberme regalado todo lo que tienes.

Se nota que admira a sus padres, como demuestra también en su canción “Los valientes de la pandilla”:

Y yo nací de una gran ilusión de un mundo de cariño

Y de las ganas de luchar y de hacer este mundo distinto

Y de unos padres que hicieron tan bien su camino a poquito

Y dejaron que me equivocara y encontrara yo el mío

Acabo de hacerme follower de Dani Martín en twitter, @_danielmartin_ y su bio confirma mis pensamientos: “hijo de manolo y carmen, amante de la música!!”.

Y no podían faltar los momentos del concierto que Dani Martín que dedica a su primo, “el guapo, el de la barba, que está en el mar, porque como es un pescao…”, como el viaje a Argentina para conocer Radio Colifata: “Quiero aprender de ti”.

Hoy quiero aprender y escucharé todo lo que me digas

Y deben saber que en vuestra voz existe cordura

Esa que hace ver que falta tanto en esta linda vida

Y voy a aprender, hoy lo haré.

Y cuando nadie para un rato y mira a su alrededor,

no se deja afectar.

Y es que este mundo gira tan deprisa,

sólo se llega a pensar locura de los demás y nunca miro la mía.

Dani Martín. Pequeño...(Tesoro)

Dani Martín. Pequeño...(Tesoro)

Y como Tecme y Puma empezó siendo un blog sobre publicidad, no puedo dejar de mencionar el momento del concierto en el que Dani Martín se descalza de sus zapatillas J’hayber y las lanza al público. Buen patrocinio de concierto, que cobra todo su sentido cuando en el hall te entregan un flyer firmado por el cantante en el que pone J’hayber con Dani Martín, con un pantallazo de su página de facebook. Aunque este patrocinio tenía más sentido cuando Dani Martín formaba parte de El Canto del Loco y cantaba “Zapatillas”, no deja de estar bien traído e integrado en el concierto de Dani Martín.

Por cierto, a las 14:00 Dani Martín publicará en su cuenta de twitter el nombre de otra cuenta, previsiblemente de un anunciante. Los 300 primeros que la sigan en twitter participarán el día 7 de febrero en el rodaje de un anuncio en el que se simulará un concierto de Dani Martín. Gran estrategia de marca para conseguir 300 followers en tiempo récord, además de una forma rápida de captar extras para un rodaje publicitario. Todavía desconozco qué marca está detrás de la acción pero desde ya cuenta con mi enhorabuena. Un prescriptor de lujo, cómplice de una acción publicitaria en twitter.

Actualización:

La cuenta era @daniyopticalia. En dos horas y sin haber publicado todavía nada en su timeline ha coseguido 2.616 followers. Los 300 primeros acudirán al rodaje del spot y recibirán unas gafas de sol de regalo.


Concierto de John Mayall

Domingo, junio 19, 2011

Me sonaba haber oído a Carlos hablar bien de la música de John Mayall, así que, al enterarme de que tocaba en La Riviera, le propuse ir al concierto. Aunque resultaba que de quien él hablaba era de John Mayer, John Mayall es de esos músicos legendarios que, si tienes oportunidad de ver, no te puedes perder, así que decidimos ir. Mi padre tampoco quiso desaprovechar la ocasión.

En la entrada, aparecía tocando la guitarra pero Carlos aseguraba que últimamente tocaba el teclado. Fuimos sin saber muy bien qué nos íbamos a encontrar. John Mayall nació en 1933, es decir, tiene ¡77 años! Físicamente aparenta ser más joven y conserva la voz en perfectas condiciones.

Al llegar, una marabunta de gente dificultaba la entrada a la sala de conciertos. John Mayall se dejaba fotografiar antes de saltar al escenario. En la pista no había mucho público aunque al empezar el concierto terminó llenándose. Nunca había visto tan bien en un concierto.

Leyendo sobre John Mayall descubro que estudió diseño gráfico y muchas de las portadas de sus discos las ha diseñado él. También me sorprende que estuviera tres años en el ejército británico en Corea.

Empezó a tocar y desarrollar su propio estilo con 13 años. Se le considera el padre (y ahora abuelo) del Blues. Tocaba con el piano de su vecino, guitarras prestadas y harmónicas ¡de segunda mano! (no creo que sea el mejor instrumento para tener de segunda mano…).

Fue a finales de los 60 cuando montó John Mayall’s Bluesbreakers, por la que pasaron Eric Clapton y Jack Bruce antes de montar Cream. Otros músicos que pasaron por Bluesbreakers antes de formar su propia banda fueron Peter Green, John McVie y Mick Fleetwood (Fleetwood Mac), Andy Fraser (Free) y Mick Taylor (Rolling Stones). Eric Clapton llegó a decir que John Mayall era una gran escuela de músicos.

Durante el concierto John Mayall no cogió ni una vez la guitarra, pero demostró una tremenda destreza con el teclado y diferentes harmónicas. Venía acompañado de Rocky Athas, a la guitarra; Jay Javenport, a la batería; y Greg Rzab, al bajo.

Este último, Greg Rzab, fue el que más me gustó, por la rapidez de sus dedos y los juegos de manos manejar el bajo. Ha tocado con Albert Collins, Luther Allison, Willie Dixon, John Lee Hooker, Hubert Sumlin, Junior Wells y Buddy Guy. Tocó por primera vez con John Mayall y los Bluesbreakers en 1999, aunque después de la gira dejó el grupo para unirse a Jimmy Page. Hasta volverse a unir al proyecto de John Mayall en 2009, tocó con el grupo de Warren Haynes, Gov’t Mule, con Carlos Santana, Eric Clapton, Jeff Beck, The Allman Brothers Band, Stevie Ray Vaughan y The Black Crowes entre otros.


Concierto de Hombres G

Lunes, noviembre 15, 2010

El martes pasado Hombres G presentaba su nuevo disco, “Desayuno continental“, con un concierto en La Riviera, en Madrid. Hace tiempo, Carlos me propuso ir, pero le dije que no por si nos íbamos de puente. Como finalmente no nos fuimos, compramos entradas. Me extrañó que el día antes todavía hubiera.

Entré en la sala con pocas ganas, con el típico bajón de final de puente. Pero en cuanto salieron al escenario se me pasaron las penas. David Summers avisó que tocarían algunas canciones de su nuevo disco, que sale a la venta esta semana, y otras canciones de siempre. Ya no recuerdo el orden en que las cantaron, pero sé que no eché en falta ninguna.

Del disco de “La cagaste…Burt Lancaster” tocaron casi todas: Visite nuestro bar, Indiana, En la playa, Un par de palabras, Te quiero, Marta tiene un marcapasos, El ataque de las chicas cocodrilo y Dos imanes. Ésta última, me gustó especialmente. Los nuevos arreglos que ha hecho el grupo de las canciones hacen que suenen mucho más armónicos.

El nuevo disco promete, aunque entre las canciones que presentaron no tocaron ninguna especialmente marchosa o pegadiza.

Alternaron con buen criterio baladas, con canciones más animadas. La sala vibró. Tocaron, entre otras, Mis amigos, Huellas en la bajamar, En mi coche, Temblando, Hace un año, Tengo una chica, Nassau, Si no te tengo a ti, Será esta noche, Voy a pasármelo bien, Esta es tú vida, Voy a hablar con él, La primavera, Lo noto, ¿Qué soy yo para tí? o Me siento bien.

Tras la primera despedida, en la que David Summers decía “Mirad cómo estoy, chicos” enseñando su camiseta empapada en sudor, salieron dos veces más. La última, tocaron dos de sus grandes éxitos, que no podían faltar: Venezia y Marta tiene un marcapasos, canción que, como en otras ocasiones, fue primero cantada íntegramente por el público.

En la presentación de Venezia, que como siempre hace Javi Molina en solitario, presentó a Jason Paradise, el teclista, que por lo visto lleva con ellos toda la vida, aunque por alguna razón que desconozco no es uno de los cuatro Hombres G.

Hombres G empezaron a gustarme cuando tenía seis años. Desde entonces les he seguido la pista. El concierto del 1 de julio de 2003 en Las Ventas, momento en el que decidieron volver a los escenarios, fue inolvidable. Nunca les había visto en concierto. Parecía que se iba a caer la plaza de toros del tremendo ambientazo que había.

Después pude verles en 2005, cuando hicieron concierto conjunto con El Canto del Loco. ¡Impresionante! Dos de mis grupos favoritos juntos en el escenario…


¿Quedamos para tocar?

Martes, noviembre 9, 2010

Hace aproximadamente un año se me ocurrió una idea, que decidí regalarle a Carlos, porque nadie iba a sacarle mayor partido que él.

Viendo lo complicado que es formar un grupo de música estable, con el que poderse reunir a ensayar frecuentemente e incluso llegar a actuar, se me ocurrió crear una página en facebook en la que reunir a músicos sin grupo, pero con ganas para tocar; sin compromisos y sin obligaciones. Simplemente con ganas. Quedar para tocar esporádicamente, para divertirse, para conocerse, para compartir inquietudes… Esto permitiría, entre otras cosas, juntar instrumentos poco frecuentes en un grupo, experimentar y pasar buenos ratos.

Además, si conseguimos reunir a una masa interesante de músicos, podremos llegar a acuerdos con empresas relacionadas con el mundo de la música: locales de ensayos, bares en los que actuar, fabricantes de instrumentos, etc.

Como comentaba, hace menos de un mes le cedí la idea a Carlos. Creó una página en facebook, bajo el título de “¿Quedamos para tocar?“. Ya cuenta con más de 100 seguidores. Casi a diario cuelga contenidos interesantes sobre música, sobre artistas famosos y otros que no lo son tanto. Además, habla sobre herramientas útiles para músicos, concursos, conciertos, etc.

La página de facebook se complementa con un perfil en twitter y un blog.

El siguiente paso será quedar para tocar.


Sígueme que yo te sigo

Martes, diciembre 29, 2009

En brandlife.es he descubierto la canción que Oscar D’León dedica a sus más de 59.000 seguidores del Twitter.

Como aquel tema dedicado al facebook, éste es otro ejemplo de que las redes sociales forman ya parte de nuestra vida.