Ikigami. Volumen 7

Martes, agosto 16, 2011

Ya os he hablado alguna vez en este blog de Ikigami, una colección de comics de Motorô Mase que cuentan la historia de diferentes personas que reciben el Ikigami, comunicado que les anuncia su muerte en 24 horas. Es la base de la ley para el sostenimiento de la prosperidad estatal cuyo objetivo es hacer que los ciudadanos aprecien el valor de la vida a través del miedo a la muerte.

Exceptuando el volumen 6, que me gustó menos, todos los relatos desde el primer volumen hasta éste me han emocionado, me han parecido inquietantes y me han hecho reflexionar. En este caso Motorô Mase se centra en dos historias que tienen que ver con dos de mis hobbies: la fotografía y el baile.

La primera plantea una interesante reflexión sobre el sentido de la fotografía analógica en la era digital, personificada en un joven que apuesta por la digital y su maestro que insiste en las ventajas de la analógica y le regala una cámara “Mikon”. (¿Product placement pagado o mera recreación verosímil de la realidad?). El joven recibe el ikigami. Su maestro tendrá que ser operado de corazón. Cada uno le hace al otro “la fotografía póstuma”, título del relato.

La segunda historia, “Un sueño por cumplir”, nos presenta a Katsunori Tsumura, un joven que bailaba hip hop en la calle con sus amigos y decide dejar la calle para estudiar una carrera y poder impartir clase en la escuela de baile de sus padres. Meses después, con 25 kilos más encima, recibe el ikigami. ¿Podéis imaginar su frustración?

En este volumen, Fujimoto, de la oficina municipal de Musashigawa, encargado de entregar el ikigami, personaje que aparece en todas las historias y sirve de hilo argumental, será investigado como posible disidente de la ley para el sostenimiento de la prosperidad estatal con ideologías corruptas.


Los hombres que no amaban a las mujeres

Lunes, octubre 5, 2009

No soy lectora de Best Sellers. Sólo he leído “Los pilares de la Tierra”, de Ken Follet; “La Sombra del viento”, de Carlos Ruiz Zafón; y ahora “Los hombres que no amaban a las mujeres”, de Stieg Larsson. Desde mi punto de vista, los tres tienen una característica común: me puedo tirar horas leyendo sin mucho esfuerzo pero cuando paro puedo pasarme días alejada de la historia sin llegar a perder el hilo. Para mí, ése es el gran mérito de los autores de Best Sellers.

No estoy muy segura de porqué decidí empezar a leerme “Los hombres que no amaban a las mujeres“. Creo que el cartel de la película, la inquietante caracterización de Lisbeth Salander, pudo jugar un papel importante. También, el hecho de que la trilogía tenga como hilo conductor la redacción de una revista, Millennium. Por último, es probable que tuviera algo que ver el que el autor, Stieg Larsson, muriera tras entregar el tercer tomo a la editorial.

Me engancharon las flores secas de las primeras páginas. Me costó seguir el caso Wennerström. Me inquietó la información sobre la tutela de los incapacitados. Fantaseé con las relaciones que mantiene Mikael Blomkvist. Me impliqué en la resolución del caso sobre la desaparición de Harriet Vanger. Y en ningún momento pude imaginar lo que de verdad había pasado.

No quiero escribir mucho más sobre el libro por si quien haya aterrizado en Tecme y Puma todavía no lo ha leído. Simplemente lo recomiendo y desaconsejo leer la contraportada.

Llama la atención, y no puedo dejar de comentarlo en este post incluido en un blog sobre publicidad, la cantidad de marcas que se citan a lo largo del libro. ¿De nuevo un caso de product placement literario? Ikea, Apple, MAC y Konsum son las que recuerdo a bote pronto.


Facebook reggaeton

Viernes, julio 17, 2009

Hoy he descubierto, gracias al blog de Brandlife, “Facebook reggaeton“. Se trata, según cuentan, de un experimento que han hecho los publicitarios Daniel Piqueras, Iván Roiz y Alberto Santacruz para ver cómo funcionaba la parodia sobre Facebook dentro de esta red social.

Sin saberlo yo he pensado que se trataba de un product placement viral. A lo largo del videoclip aparecen un montón de marcas, tanto en imagen como cantadas: facebook, flickr, M&M, Star Trek, Match.com, Johnnie Walker, Apple, Ron Brugal, Emule, Bisbal, Tarantino, Mahou, Vueling, Ballantine’s, tripadvisor.es, gmail, hotmail…

Ésta es la letra de la que podría convertirse en la canción del verano:

Y atrévete. Salte del Facebook. Deshazte del rollo de actualizarte. Deja de atraparte,  que nadie va a conectarse. Levántate, vuelo charter. Párate de hacerte fan hasta de Star Treck. Deja de atraparte, que nadie va a conectarse. Déjate de muros y de buscarte un ligue por la red que sea capaz de aguantarte, que tú eres gambitera, Jo, Hnnie Walker.

Cambia esa vida bacteria, esa vida tipo virtual de luces de feria, que sólo hay megabites en tus arterias, deja esa web que te pierdes con las medias.

Personaje del digital, pasa de flickear y hazte un ron Brugal. Se va a bajar del emule hasta el Bisbal, se va a bajar todo Tarantino. Yo sé que a ti te gusta quedar bien. Divino. Pero en aquel fiestón todos iban por el mal camino. Se echaron muchas fotos cuando estabas fino, que te sacan to mamao de vino. Ya tú sabes que al día siguiente, voilá, to el percal. Qué más da si se va a inflar a reir, y es que todos tus friends vieron tu perfil, hasta en el Brasil. Y en la red saltabas chispas como horno grill. Tú estabas en Marbella como Jesus Gil. Tú llegaste a tener amigos mil todos son de tu rollo Paco Pil.

ESTRIBILLO

Hello, busca el flow. Pasa ya del ancho de banda y llama a tu panda. Pásate a por alcohol de Malta que la vamos a partir a lo Carpanta. Nena, nena, súbete a mi bici, has visto un viejo amigo que ahora es un pihippie. Me hiciste bien la cobra en un café con wifi, bailando a tope el Chiqui chiqui. Pasa de etiquetas, saca cervecitis, que es tu password pa comerte la city. Qué importa si tu usas gmail, qué importa si tu usas hotmail, si ya te has encontrado con tu primo el gay, si yo sé que cada día, como por ley, tú cambias tu estado pa que se empapen toda la peña como tú que está de atrape, todos tus amigos de tu clase de karate, y toda esa gente que está en el escaparate.

ESTRIBILLO


La era Aquarius

Viernes, abril 24, 2009

Aquarius nos ha invitado al estreno de su nuevo spot de La Era Aquarius en cine. Va en la línea de los dos anteriores: la catedral de Justo Gallego y Radio Colifata. El ser humano es imprevisible. El ser humano es extraordinario. La vida es extraña y maravillosa y cada uno sueña lo que le da la gana. En el nuevo spot un joven de Ghana cuenta la historia de su abuelo y los ataudes de fantasía.

En el Día C he tenido oportunidad de hablar con Miguel García Vizcaíno, de Sra Rushmore (agencia  responsable de esta campaña) y me ha comentado que se pasan un año entero buscando al protagonista de la siguiente entrega de la era Aquarius. La fe, la locura o la muerte. Grandes temas que siempre han preocupado a la humanidad, tratados de un modo imprevisible.

Le he comentado que, en mi opinión, el doblaje del spot le resta fuerza. Él me ha explicado que sin doblaje, sólo con subtítulos, era imposible de seguir porque el protagonista habla demasiado rápido. Todo tiene una explicación.

Después del spot, hemos visto la premiere de la película “The International“.

Lo que más me ha llamado la atención de la película ha sido el product placement de Blackberry, auténtica protagonista de una de las escenas; la máquina de Pepsi en el Gran Bazar de Estambul; y los Audis y Mercedes.