Ryanair

Lunes, marzo 9, 2009

Este fin de semana hemos estado en Bruselas. Carlos me regaló los billetes por Reyes para que pudiera reencontrarme con la gente que conocí durante el año Erasmus.

He viajado muchas veces a Bruselas, pero nunca lo había hecho con Ryanair ni hasta Charleroi. Ha sido toda una experiencia.

En Ryanair pagas por cada bulto facturado y sólo tienes derecho a llevar una maleta de mano que mida como máximo 55x40x20. Como íbamos a estar en Bruselas menos de 48 horas, decidimos meterlo todo en la bolsa de mano.

Cuando estábamos haciendo cola para embarcar, recordaron por megafonía que sólo se podía llevar un paquete de mano, incluido el bolso de señora o las compras realizadas en el duty free. Afortunadamente la maleta de Carlos iba un poco holgada y pudimos meter mi bolso y un chupa chups gigante que habíamos comprado para un amigo.

Aún así, cuando llegamos a la puerta de embarque, volvimos a pasarlo mal porque, para comprobar que la bolsa de mano tenía las medidas permitidas, te hacían meterla entre unos hierros con forma de paralelepípedo. Nuestras bolsas de viaje eran cilíndricas y, aunque tenían las medidas, no cabían entre los hierros. De primeras, la azafata nos dijo que teníamos que facturarlas y además si no llevábamos el abrigo puesto contaba como otro bulto. Finalmente un compañero suyo nos dejó pasar.

Una vez en el avión, no encontrábamos nuestro número de asiento en el billete y preguntamos: “asiento libre“, es decir, sin numerar, como en la sesión de cine de las 16:00. Fue complicado encontrar dos sitios juntos y hueco en los maleteros.

El avión salió (y llegó) con 25 minutos de retraso.

Charleroi está a una hora de Bruselas. Al ir, mi amigo Patrik nos fue a recoger al aeropuerto pero al volver tuvimos que coger un autobús tres horas antes (salen cada hora y no podíamos arriesgarnos a perder uno).

Duranta nuestra corta estancia en Bruselas no compramos ningún regalo o recuerdo por miedo a que no cupiera en nuestra única bolsa de mano. Tan solo una caja de chocolatinas Côte d’or que, al estar envueltas en papel plateado, fueron confundidas con un objeto sospechoso, lo que hizo que me abrieran y revisaran la maleta.

A la vuelta llegamos un cuarto de hora antes de la hora prevista de aterrizaje.


Kedineando

Miércoles, junio 25, 2008

Hace poco más de un mes llegó a mis oídos que Juanjo Amorín, director gerente de 20minutos.es, dejaba el diario gratuito online. Días después leí que también abandonaba 20minutos.es Agustín D Empaire, subdirector gerente del gratuito. Poco más se supo sobre este asunto. Escribí a Juanjo a través del Facebook pero no me contestó hasta la semana pasada: “Llámame al móvil”.

Así me enteré de que Juanjo Amorín y Agustín D Empaire estaban gestando Kedin.es, una nueva red social que aspira a ser, en palabras de Amorín, “el gran Amazon o el gran Youtube de los eventos“. Me parece una idea muy buena. Sólo falta que la gente se implique.

Kedin.es

Durante el curso 2001-2002, estuve de Erasmus en Bruselas. Volví fascinada con la cantidad de eventos culturales que se organizaban en la capital europea. Sin embargo, cuando me readapté a la vida madrileña, me di cuenta de que la capital española tampoco se quedaba corta. Llegué a la conclusión de que lo que no se hacía en España era difundir bien estos eventos. Así decidí crear genteinquieta, una lista de distribución (eran otros tiempos) que fue creciendo con los amigos de mis amigos (hoy habría sido una red social).

Fue una experiencia bonita mientras duró. Se organizó más de una quedada masiva en la que la mayoría de la gente no se conocía, favoreciendo lo que hoy llamamos “networking“. Pero con el tiempo, las tres o cuatro personas personas que proponían planes se cansaron de la pasividad del resto de la gente y abandonaron.

Me gusta soñar que si genteinquieta hubiera nacido en 2008, habría llegado a ser algo parecido a Kedin.es. Por eso, cuando Juanjo Amorín me pidió que me encargara de colgar eventos sobre publicidad e internet en Kedin.es no pude negarme. De momento he creado tres: Foro AEDEMO, Quién piensa en los jóvenes; el II Torneo GDM de pádel para publicitarios (Torneo Halcón Viajes); y las I Jornadas corresponsables sobre salud responsable.

Aparentemente Kedin saltó al cybermundo el 22 de abril de 2008, al menos de ese día es el primer post de su blog We are the Kedin.es (desde el 5 de junio no se ha publicado nada nuevo en la bitácora). Son ya varias las opiniones que se han vertido sobre la nueva red social. Entre las virtudes de Kedin, destacan que es muy intuitivo, que se piden pocos datos para registrarse o que interactúa con Google Maps, aunque esto pueda suponer una limitación si se trata de una quedada en un entorno virtual. Entre los inconvenientesque aparentemente no haya un moderador de lo que se publica o que se limite al territorio español.
Confío en que Kedin llegue a ser algo más que un hit entre los adolescentes españoles, como sugiere Carlos Sanches (Argentina, 1981) en Igooh.