El silencio

Martes, noviembre 24, 2009
El silencio

El silencio

Hace unos meses mi padre me pasó “El Silencio“, de Gaspar Hernández. Tiene 223 páginas y letra grande. Pensé que me lo terminaría en una sentada. Sin embargo, he preferido leerlo poco a poco. Me ha hecho sentir muy cerca de mi amigo Jose.

Umiko, el personaje en torno al cual gira la historia, es una joven japonesa, enferma de cáncer, a la que los médicos dan una excasa esperanza de vida. Ella cree en las remisiones espontáneas y en el poder de la curación espiritual, en concreto en el poder curativo de las ondas sonoras. Por eso le pide a un locutor de radio al que admira que le hable durante una noche, mientras ella duerme. Él va repasando todo lo que Umiko le ha enseñado sobre la meditación, los libros de autoayuda y la enfermedad, entre otras cosas, desde que la conoció.

Recomiendo este libro porque enseña a ver la enfermedad de un modo más optimista, como una enseñanza que nos libera de nuestra obsesión por el futuro.

Este libro obtuvo el premio Josep Pla 2009. Su autor es periodista. Dirige y presenta el programa L’ofici de viure en Catalunya Ràdio y colabora en diferentes medios de comunicación, tratando temas de psicología y nueva espiritualidad.

Anuncios

Tatiana y Jose, en Cuatro

Jueves, enero 29, 2009

Para los que hayáis seguido la historia de mi amigo Jose a través de este blog, el equipo de Cuatro, cuando se enteró de su fallecimiento, se puso en contacto con Tatiana porque querían hacerle un pequeño reportaje-homenaje y con él poner el cierre mediático a aquella historia. 

El mismo Alejandro que llevó a Jose a Santiago de la Ribera para entrevistarle en el chalet que se vendía estuvo ayer entrevistando a Tatiana. Con sus palabras y una selección de las más de cien fotos que le mandó Tatiana, han realizado un reportaje que se emitirá esta mañana en Cuatro, entre las 12:00 y las 14:00. 

De nuevo, GRACIAS.


Jose tomó su pasaje

Lunes, enero 26, 2009

Llevábamos días sin hablar con él. Carlos pilló un constipado complicado en Navidad y Tatiana nos dijo que no tuviéramos pena por no ir, que no querían que entrara en casa un virus que pudiera empeorar la delicada situación de Jose.

Después de mi cumple, día en el que me acerqué rápidamente para darle un beso y que pudiera felicitarme en persona, no habíamos vuelto a saber nada de ellos. Los días pasan muy rápido. Nos relajamos porque sabíamos que estaba en las mejores manos. Y aprovechamos para coger fuerzas porque sabíamos que Tatiana algún día tendría que volver a Brasil.

La semana pasada recibí una llamada de Pilar, una nueva amiga de Jose. Estaba preocupada. Había hablado días antes con Tatiana y le había dado mala espina. Le daba palo volver a llamar porque no quería molestar y me pidió que lo hiciera yo. Esperé a salir del trabajo. No sabía si lo que escuchara me iba a gustar. Cogió el teléfono Tatiana y me tranquilizó. El día que Pilar habló con ella el médico había vuelto a sentenciar a Jose, pero una vez más las previsiones no se cumplieron. Estaban dolidos con los médicos, pero muy tranquilos e ilusionados. Habían conocido a unos acupunturistas coreanos que les habían enseñado a tratarse a sí mismos. No quisieron darme más detalles porque era una de esas historias especiales que Tatiana y Jose preferían contar en persona. Me despedí diciendo: “de este finde no pasa que nos veamos”.

El viernes al mediodía tenían hora con los coreanos. Habíamos pensado pasar después por su casa.  Les llamamos y nos contaron que finalmente habían decidido pasar por el 12 de Octubre para descartar que las flemas que tenían Jose fueran algo más que un simple catarro. El día había sido duro porque le hicieron un montón de pruebas, pero estaban tranquilos porque habían descartado otra enfermedad que no fuera su ya conocido cáncer. Quedamos en vernos al día siguiente.

El sábado por la tarde llamé a Jose. Tatiana se había ido a comer con una amiga y todavía no había vuelto. Me pidió que fuéramos mejor el domingo por la tarde para podernos ver los cuatro tranquilamente. “Gracias Usúe”. Fueron las últimas palabras que le escuché decir.

El domingo por la mañana, ayer, recibí una llamada desde el móvil de Jose. Era Tatiana. Pensaba que me diría a qué hora querían que fuéramos. Con una voz dulce y pausada, escuché a Tatiana decir: “Jose ya tomó su pasaje”. De primeras no entendí lo que me estaba diciendo. Por un momento pensé que habían decidido volver juntos a Brasil y ya habían comprado el billete. “Estuvo muy tranquilo. Fue un pasaje muy bonito”.

El resto del día lo pasamos entre casa de Jose y el tanatorio, con Tatiana y la gente a la que Jose quería. 


Ama lo que haces

Domingo, noviembre 2, 2008

Cuando Julio Wallovits entrevistó a Luis Casadevall en Encadenadas le preguntó, entre otras cosas, “¿Con qué profesional -de cualquier actividad- aceptarías hacer un training?”. Casadevall respondió que con Steve Jobs.

Hace unos meses me llegó por mail el vídeo del discurso del fundador de Apple en la ceremonia de graduación de la Universidad de Standford (2005). Merece la pena verlo. Steve Jobs resume su éxito en amar lo que hace. Ya que el trabajo ocupa gran parte de nuestras vidas, recomienda seguir buscando hasta encontrar el trabajo ideal. “Vuetro corazón os indicará cuándo lo habéis encontrado. Y, como en una relación amorosa, desde ese momento no podrá hacer más que mejorar”.

Steve Jobs no fue a la universidad. Se dejó caer por las clases que le parecían más interesantes. Asistió a un curso de caligrafía al que, en el momento, no le vio mucha utilidad. Años más tarde, este curso le sirvió como punto de partida para crear el Mac cuidando las tipografías. Moraleja: “Hay que confiar en que todo lo que haces cobrará sentido en el futuro porque eso te dará confianza para seguir a tu corazón”.  

Creó Mac en la cochera de sus padres cuando tenía 20 años. En 10 años pasó a ser una compañía valorada en dos mil millones de dólares y con 4.000 empleados. Con 30 años, le echaron de la compañía que él mismo había creado. Lo consideró un fracaso. Sin embargo, seguía amando lo que hacía y decidió empezar de nuevo. Sólo con el paso de los años vio el hecho de que le echaran de Apple como “lo mejor que jamás me pudo haber pasado”.

Empezó entonces el periodo más creativo de su vida. Fundó NeXT y Pixar y se enamoró de quien es hoy su mujer. Apple compró NeXT y así fue como, paradójicamente, Steve Jobs volvió a Apple. NeXT es el centro de la actual compañía Apple.  

En este vídeo Steve Jobs también reflexiona sobre la muerte. Parte de una frase que escuchó hace 33 años: “Si vives cada día como si fuera el último, algún día tendrás razón”. Esta sentencia le ha ayudado a tomar las grandes decisiones de su vida. A Steve Jobs le diagnosticaron un cáncer de páncreas prácticamente incurable. Le dieron entre tres y seis meses de vida. Durante un día entero pensó que tenía los días contados. Después descubrieron que era operable, se sometió a la cirugía y hoy está limpio. “Vuestro tiempo es limitado. Así que no lo gastéis viviendo la vida de otro. No dejéis que ahoguen vuestra voz interior”.

Steve Jobs termina diciendo: “Stay hungry. Stay foolish“.  


“Camino” (de lágrimas)

Domingo, octubre 19, 2008

“Camino” cuenta la historia de una preadolescente (“una enfermedad que tengo yo pero padece mi madre”, como explica Begoña a Camino, en la película) a la que le descubren un tumor maligno. El primer amor (platónico) y la fantasía propia de su edad le ayudan a llevar con alegría y esperanza su enfermedad, hasta el mismo día de su muerte.

La película se desarrolla en el contexto del Opus Dei. La madre de Camino (Carmen Elías) considera el cáncer una prueba del amor de Jesús. Su familia ha sido elegida para llevar la Cruz de Cristo y su hija podría llegar a ser Santa.

Nuria, la hermana de Camino, es Numeraria y le envidia por la fe con la que es capaz de afrontar la enfermedad. “¿Quieres que rece para que tú también te mueras?”, le propone Camino a su hermana. Esta impactante frase ha protagonizado la campaña de lanzamiento de la película.  

Nerea Camacho y Manuela Vellés son las actrices que representan a Camino y Nuria respectivamente. Es increible el tremendo parecido que tienen.

El padre (Mariano Venancio) es un ser completamente anulado por la creencia en la Obra de su mujer y su hija mayor. Sin embargo juega un papel fundamental en la felicidad de Camino.

Javier Fesser ha sido muy valiente al afrontar este tema. Dice ser objetivo aunque la crítica al Opus está implícita para los que no conocemos de cerca esta Institución. Me gustaría saber cómo ven los seguidores de la Obra esta película.

Aunque es muy triste  (conviene ir a verla en días optimistas y con un paquete de kleenex), no se la pueden perder. Los dobles sentidos, de los que no les puedo hablar para no desvelar los puntos fuertes  la película, convierten este largometraje en una verdadera obra de arte.


Bodies

Jueves, mayo 22, 2008

En un primer momento me daba morbo ir a ver Bodies, the exhibition, aunque también me daba cierto reparo. En lo que tardé en pensármelo, casi pierdo la oportunidad de acudir, pero afortunadamente la prorrogaron hasta el 13 de julio.

Bodies, the exhibitionPensaba que la visita consistía exclusivamente en ver cadáveres. Me llevé una grata sorpresa al descubrir que la exposición se divide en 9 zonas: sistema esquelético, sistema nervioso, sistema respiratorio, sistema circulatorio, sistema reproductor, sistema urinario y sistema integumentario.

Todos los cuerpos y órganos que se ven a lo largo de la visita están acompañados de una didáctica explicación. Pude aprender cosas curiosas como que la piel del ser humano medio pesa unos 4 kilogramos y el cerebro, 1,5. También descubrí que el hígado, con 1,6 kilogramos de peso, es el órgano individual más pesado.

La muestra recoge órganos afectados por enfermedades como la cirrosis, el ictus, la neumonía o el cáncer. Al lado de un pulmón sano, se expone uno ennegrecido a causa del tabaco. A continuación una urna llena de cajetillas de cigarros invita a los asistentes a dejar de fumar.

Sin embargo, lo que más me impactó de la exposición fueron las distintas fases de evolución del feto. ¿Sabía que con tan sólo siete semanas ya tiene forma humana? ¿Y que con nueve comienza el desarrollo óseo? 

Los cuerpos y órganos de Bodies, the exhibition fueron sometidos a un proceso de conservación polimérica. En  La isla del mono  puedes encontrar una explicación más detallada del procedimiento.

Si decide ir, sepa que presentando una radiografía que ya no necesite en la taquilla, le harán un descuento de 3,50 euros en días laborales. Farmaceúticos sin fronteras se encargará de reciclarlas y la plata obtenida en el proceso se venderá a precio de mercado para dedicar los fondos recaudados a financiar las acciones que realiza esta ONG. Odisea colabora en la promoción de esta iniciativa.

C/Goya 5 (antiguo cine Carlos III). Hasta el 13 de julio.