Coolhunting

Martes, abril 7, 2009

Los miembros del grupo Crossumer en Facebook hemos recibido un mensaje de Víctor Gil, coautor del libro homónimo, pidiendo nuestra opinión acerca del subtítulo y la portada de su próxima publicación, ésta sobre Coolhunting. Entre los que contesten a la encuesta, sorteará cinco ejemplares del libro. Invita incluso a diseñar la portada y mandársela por mail. Aunque no se pueden cambiar muchos elementos, tiene que hacer ilusión que un trabajo personal sea la carta de presentación de un libro.

Me ha parecido una iniciativa interesante acorde a los tiempos que corren en los que el usuario, el consumidor y, en este caso, el lector debe estar en el centro de cualquier estrategia de comunicación y/o marketing.

A continuación, copio el resumen del próximo libro de Víctor Gil, que publicará en junio la editorial Empresa Activa:

¿Cómo se gestan y se difunden las tendencias de consumo?, ¿Es posible prever si un fenómeno novedoso llegará a convertirse en moda? ¿Qué ventajas obtienen aquellas compañías que saben detectar con antelación lo que demandarán sus clientes en el futuro? ¿Se puede aprender a pronosticar las tendencias?, ¿Qué debemos saber para conseguirlo?

A estas y otras preguntas relacionadas con el coolhunting se encarga de dar respuesta libro, concebido con una clara vocación didáctica y divulgativa. Su autor, un experto en investigación de tendencias, pone sobre la mesa, todos los conocimientos y técnicas que hacen posible anticiparse a lo que se demandará en el futuro, algo que parece casi imposible considerando la velocidad a la que parecen moverse los gustos y preferencias.

Por primera vez, haciendo un extraordinario alarde de transparencia, un coolhunter comparte las bases teóricas y las herramientas que le permiten llevar a cabo su trabajo de diagnóstico de tendencias, favoreciendo así que otros puedan añadir estas competencias a su trabajo. El autor defiende que, por encima de una profesión, el coolhunting es un conjunto de competencias que pueden aprenderse y aplicarse a cualquier tipo de negocio, independientemente del sector o del tamaño de la compañía en la que se trabaje.

El coolhunting es una nueva disciplina, que se ubica a medio camino entre el marketing, i+d, investigación comercial y la estrategia, que tiene como misión detectar hacia dónde se encaminan los gustos y preferencias para inspirar la innovación a nivel de producto, marca, comunicación y distribución.

En el libro también se presentan los últimos avances de la disciplina, relacionados con el desarrollo de Internet (coolhunting 2.0) y el ascenso del coolhunting colaborativo, ámbitos en los que el autor está especializado.

Anuncios

Mi fiesta Cacique

Miércoles, mayo 7, 2008

Logo CaciqueEsta tarde un amigo me ha reenviado un mail que había recibido. El asunto era: “Te invitamos a una botella para ti y tus amigos en el local que tú elijas”. He pinchado en el link que aparecía y efectivamente me invitaban a una botella. Yo sólo tenía que elegir el lugar, la fecha e invitar a mis amigos. “Lo que distingue a un buen anfitrión es su acierto en la elección de la bebida. Tú por eso no tienes que preocuparte: el sabor y el aroma del Extra Añejo de Cacique sabrán dejarte en buen lugar”.

Por su puesto, para conseguir mi botella de ron he tenido que rellenar mis datos: nombre, apellido, fecha de nacimiento, código postal, móvil, DNI y mail. Además he aceptado recibir información vía mail y vía móvil. Por último he tenido que contestar una encuesta sobre mis gustos y hábitos de consumo.  ¿Vale una botella de Cacique lo mismo que mis datos?

Botellas de CaciqueUno de los retos más complicados a los que me enfrento en estos momentos en el trabajo es el de actualizar la base de datos de suscriptores ya que hasta ahora sólo se les pedía el correo electrónico y eso tiene poco, por no decir ningún, valor comercial. Inteligente estrategia la llevada a cabo por Cacique porque por una botella gratis más de uno dará los datos. Por no hablar de la cantidad de gente que reenviará el mail del que partía todo esto (por la dirección sospecho que pretenden hacer un seguimiento de la ruta del viral). Además, para conseguir mi botella he tenido que invitar a mis amigos, dando también su mail, y al menos cuatro de ellos tienen que responder para que consigamos la botella.

En todo el proceso he tardado aproximadamente una hora. No es fácil elegir un local que te pille cerca y que ofrezca una fecha en la que no tengas otro plan. Elegir a los cuatro amigos tampoco ha sido fácil.