Ikigami. Volumen 5

Martes, enero 26, 2010

Por fin me pasaron el volumen cinco de “Ikigami” y ya estoy deseando que me llegue el seis. Estos relatos enganchan y, aunque pueda parecer increible, siguen sorprendiendo. Este tomo sólo contiene dos comunicados de muerte, lo que hace que las historias se desarrollen con mayor detalle, permitiéndonos conocer mejor el entorno del que lo recibe.

El primero es un joven que soñó con ser ilustrador gráfico y terminó siendo grafitero por obligación, para que a su familia, que tenía una empresa de limpieza de muros urbanos, no le faltara trabajo.

El segundo es hijo de un hombre que vela por el cumplimiento de la Ley por la Prosperidad Estatal. Tanto él como su hermano se preparan para ser policías anticorrupción. Le han lavado el cerebro hasta tal punto que, cuando recibe el Ikigami, se siente afortunado. Sin embargo, algo debió de haber entendido mal porque al morir le tachan de corrupto.

Anuncios