La campaña publicitaria que pudo ser el Ecce Homo

Jueves, agosto 30, 2012

Hace poco más de una semana Carlos me mandaba el link de la noticia de la que más se ha hablado en los últimos días: “Una anciana restaura sin permiso y destroza un fresco “Ecce Homo“. Parecía una noticia de coña salida de El Mundo Today, pero la había publicado 20 Minutos. “Ecce Homo” era trending topic. Según la herramienta Showmetrend, lo fue desde el 22 de agosto a las 9:02 hasta el 23 a las 18:48, en España. Y el 23, desde las 11:06, también a nivel mundial. Invadían  el time line frases como “La vecina que restauró el ‘Ecce Homo’ de la iglesia de Borja está intentando poner rectos los relojes de Dalí, jodidos por “la calor”.

Aquella noche descubrí que existía un perfil en twitter del Ecce Homo Restaurado (@EcceHomoRestaur) que ya sumaba 1.700 seguidores. Hoy cuenta con 2148 followers y le han salido otros competidores. También hay un par de perfiles de la mujer que restauró el fresco aunque entre los dos no suman 70 seguidores. En estos perfiles se publicaban tuits mofándose del caso con el brillante humor que caracteriza a los españoles en twitter.

El Ecce Homo también tiene presencia en facebook, al menos en este grupo: “No te deseo ningún mal pero ojalá te restauren como El Cristo de Borja“.

El fin de semana pasado vi en el telediario el pregón de inicio de la romería de Borja, el pueblo hasta entonces desconocido, donde  residía el Ecce Homo. El joven que lo leía decía que le debían a Cecilia (la mujer que “restauró” el cuadro) la mejor campaña de publicidad de la Historia. “Hasta hemos sido trending topic mundial”. Esa frase desató todas mis sospechas. ¿No será todo un montaje? A fin de cuentas desde el principio me pareció bastante surrealista que una mujer restaure un cuadro de una iglesia sin permiso y nadie se dé cuenta. Pero ¿quién puede estar detrás de algo así?

Sin quererlo se me vino a la cabeza la agencia de publicidad Shackleton. Son expertos en llevar a los telediarios sus campañas. Es más, los telediarios son una pieza fundamental de la estrategia en sus campañas. ¿Os acordáis de Miravete, el pueblo en el que nunca pasa nada? Casualmente otro pueblo de Aragón… Parecía una campaña de publicidad para promover el turismo a este pueblo de 12 habitantes, situado en Teruel. Tiempo después se descubrió que era un experimento, encargado por Conect, para demostrar la eficacia de los canales temáticos de pago. Este anuncio solo se emitió en canales temáticos y todo el mundo acabó hablando de ello.

¿Podría ser el Ecce Homo la segunda parte de esta campaña? Si no, ¿qué anunciante podría estar detrás?

La otra agencia que se me vino a la cabeza fue Sra. Rushmore, con su saga para Aquarius de “El ser humano es extraordinario”, con anuncios como La Radio Colifata, Ataudes o Catedral. ¿No podría ser Cecilia la protagonista de uno de estos anuncios? El ser humano es extraordinario.

Haya o no haya una agencia de publicidad detrás, lo que está claro es que, en plena crisis, ante un problema como este, la gente ve una oportunidad, como mínimo para reír, pero en algunos casos también para vender, como la famosa crêpe del Horno de San Onofre del Mercado de San Miguel de Madrid o las camisetas con la imagen del fresco.

Al terminar de escribir este post he descubierto que el Ecce Homo ya cuenta con un extenso artículo en la wikipedia en el que se cuenta cómo se sucedieron los hechos. La noticia del fresco modificado se publicó por primera vez el 7 de agosto en el blog del Centro de Estudios Borjanos.

Por cierto, la Fundéu, Fundación del Español Urgente, dice que debe escribirse eccehomo, salvo que el nombre de la obra sea Ecce Homo. Sin embargo según la herramienta de adwords de Google, el doble de gente busca el segundo término. Así que…vamos a intentar que nos encuentren 😉

Anuncios

Mucha: seducción, modernidad y utopía

Domingo, junio 22, 2008

Caixa ForumEl CaixaForum, recientemente inaugurado en Madrid, acoge hasta el 31 de agosto una completa muestra de la obra de Alphonse Mucha (1860-1939).

La exposición se divide en varias secciones:

– Teatro, la transfiguración de la realidad. Se recogen los carteles que Mucha realizó para la compañía de Sarah Bernhart, además de decorados, vestuarios y joyas diseñadas por el artista. 

– La metrópolis como escenario de la obra de Mucha. La Exposición Universal de París 1900 suposo el punto de partida de la expansión internacional del “Estilo Mucha”. Viena, Munich y Nueva York fueron otras de las ciudades que influyeron en su obra.

– Misterio al encuentro del sueño y el ideal. Mucha utilizó en sus obras metáforas enigmática y signos esotéricos. Mucha realizó series de cuatro cuatros sobre diferentes temas. Creo que es en este apartado en el que podrán encontrar dos de mis preferidas: “La luna y las estrellas“, en tonos marrones y azulados; y “Las piedras preciosas“.

– La epopeya eslava, una visión: son un conjunto de obras que rememoran los hitos de la historia de los pueblos eslavos. En esta sala verán también billetes y sellos diseñados por Mucha para la nueva República de Checoslovaquia, fundada en 1918.

Mucha, seduccion, modernidad y utopia– Belleza, la mujer como musa e icono: inocentes, a la par que sensuales. Así son las mujeres que refleja Mucha en su obra. Las pinta en plena armonía con la naturaleza, rodeadas de elementos decorativos. Destacan los tonos pasteles y los dorados. De esta sección destaco otras series de paneles decorativos: “Las flores“, “Los momentos del día” y “Las artes“.

– La fotografía como medio y como arte: Caixa Forum dedica una sala a fotografías realizadas por Mucha, que le sirvieron como fuente de inspiración y estudio para sus modelos. Es curioso reconocer en los cuadros a las mujeres que previamente has visto en las fotos o viceversa.

– Modernidad, Mucha y la génesis de la publicidad: marcas como Job Cigarros, Moët Chandon, Lances Parfum Rodo o Lefévre Utile se vieron enriquecidas con envases diseñados por Mucha (precedente del packaging).

– y la difusión del “Estilo Mucha” o el Art Nouveau: Alexandre de Riquer, Eulogio Varela y Gaspar Camps fueron algunos de los creadores que se dejaron influir por la obra de Mucha.

CaixaForum Madrid. Paseo del Prado, 36. Hasta el 31 de agosto.