La estrategia del pingüino

Jueves, agosto 11, 2011

Acabo de terminarme “La estrategia del pingüino. Influir con mensajes que se contagian de persona en persona”, de Antonio Núñez. Mis padres fueron a la presentación mientras yo estaba en Luxemburgo y me enviaron un sms para decirme que se habían acordado mucho de mí. Así, cuando mi padre terminó de leérselo, lo empecé yo.

Es de fácil lectura. Nos descubre casos de éxito de social media, muchos de ellos anónimos, y profundiza en otros ya clásicos, como el de la guitarra de Dave Carroll, rota por United Airlines, o el del pastor Terry Jones que quería organizar el “Burn a Koran Day”.

Todos los capítulos empiezan con un pequeño artículo sobre pingüinos que nos invitan a la comparación metafórica de esta especie con los humanos. Así aprendemos a diferenciar entre hacer el pingüino y lograr un pingüino (mensajes anónimos de éxito planetario gracias a la comunicación de persona en persona).

El capítulo que más me ha gustado es el primero, “¿La comunicación evoluciona como las playas de Cádiz, Barcelona o Ipanema?”, en el que Antonio Núñez demuestra ser un auténtico experto en storytelling, explicando la evolución de la comunicación a partir de la evolución de la comunicación en las playas, desde el megáfono a las constantes interrupciones de vendedores ambulantes de diferentes nacionalidades, sin olvidar al “Papi”, natural del Puerto de Santa María, que basaba el éxito de su negocio en la comunicación de individuo a individuo.

El capítulo que me ha resultado más interesante ha sido el cuarto, en el que Antonio Núñez reflexiona sobre el papel del periodismo en la sociedad actual, una sociedad en la que cualquiera puede elaborar un mensaje, lo que hace que recibamos una cantidad de información diaria inabarcable. Priman el aquí y el ahora y apenas hay tiempo para la reflexión. El ciudadano se ha vuelto escéptico y pesimista y los medios han perdido toda su credibilidad.

Es un tema al que le he dado muchas vueltas pero había leído poco sobre él. En mi opinión, que no dista mucho de la de Antonio Núñez, el papel de los periodistas, a los que les ha sido arrebatado por nuestra red de contactos el de seleccionar las noticias, debería centrarse ahora en analizar la información en profundidad, en contextualizar y en reflexionar. Los periodistas no deberían someterse al ritmo frenético que marcan las nuevas tecnologías. Esto muchas veces les lleva a dar rumores o vivir de la información interesada que lanzan gabinetes y agencias de comunicación. Los periodistas tampoco deberían opinar, lo que les hace perder la credibilidad. Esta función debería estar reservada a blogueros, contertulios y articulistas.

Me han resultado curiosos los casos de éxito de patientslikeme o Kiva, incluidos en el capítulo “Desconocidos íntimos”. Los dos sorprenden por la cantidad de datos de carácter personal (sobre salud y monetarios) que la gente está dispuesta a dar si se siente identificada con la comunidad.

Para terminar, los tres últimos capítulos retoman toda la información anterior, a modo de conclusión, en tres apartados: ocho disrupciones provocadas por la comunicación de persona a persona, diez ideas para mejorar tu comunicación de persona a persona y frases célebres.

Hay material sobre muchos de los casos comentados en el libro en la zona de lectores de La estrategia del pingüino.

Anuncios

La dictadura de la nota de prensa

Miércoles, septiembre 17, 2008

El periodismo tiene que hacer frente a la amenaza que suponen las notas de prensa. Cada día recibo más de un centenar de mails con comunicados de empresas: cuentas o premios ganados, profesionales que se incorporan a una u otra agencia, campañas realizadas y un largo etcétera. Una de mis principales tareas es la selección de noticias, decidir cuáles se publicarán y cuáles no. Muchas son las empresas que cuando descartas su noticia llaman suplicar que aparezca o a pedir explicaciones.

Otro de mis quehaceres como periodista consiste en contrastar la información, completarla y elaborar una noticia.

Recibí una nota de prensa en la que un importante anunciante español comunicaba que había lanzado su nueva página web. Como los favores también existen en esta profesión, hice un par de llamadas para conseguir algún dato más y esa información precisamente fue la que destaqué en el titular, porque es la que podía diferenciarnos de la competencia. Una hora después recibí este mail:

“No entiendo pq has puesto como encabezado XXXXXXX. Si te fijas en el encabezado de la nota de prensa no empieza así, a mí no me interesa publicitar a esa empresa”.

No confundamos el marketing con el periodismo. Él es director de marketing y con su nota de prensa pretende “publicitar” su empresa. Yo soy redactora y con mis noticias pretendo informar a mis lectores.

Si alguien quiere ver publicada tal cual una nota de prensa, por lo menos, que pague, ¿no?


Polémico off the record

Sábado, mayo 17, 2008

El pasado miércoles, durante las I Jornadas de Tendencias del Periodismo Digital organizadas por la Universidad Carlos III, tres de los siete autores del blog Sin futuro y sin un duro  se mostraban inquietos. Al parecer uno de ellos (Charlie Torres) había asistido al IV Congreso internacional de prensa y periodismo especializado en Guadalajara, donde Alex Grijelmo, director de la Agencia EFE, hizo una arriesgada ponencia en la que criticaba a los diarios gratuitos. Por lo visto, en el turno de preguntas, pidió que sus palabras no salieran de aquel foro.

José Luis González Esteban, periodista y profesor de la Universidad Miguel Hernández  (Elche), no hizo caso a la petición de Alex Grijelmo y publicó un resumen de su intervención en Eurogaceta. Alex Grijelmo le contestó:

“Soy Álex Grijelmo.
Me siento indefenso ante la vulneración de mis derechos que se ha producido con esa supuesta información que acabo de leer, advertido por un amigo.
En mi intervención ante los alumnos en Guadalajara, avisé de que mis palabras no podrían utilizarse para ningún blog ni comunicación o reproducción; pues de lo contrario no podría expresarme con claridad de modo que mi experiencia y mis impresiones pudieran ser útiles a los estudiantes. Nadie se manifestó en contra.
He ahí una primera violación del consenso establecido en esa charla.
La segunda no es menos grave: no me reconozco en esas palabras—que no son textuales a pesar de lo que se dice—; ni muchísimo menos en el tono que transmiten. Se parecen a cosas que dije, pero no son lo que dije.
Por si estuviera equivocado, he hablado hace un momento con José Luis Dader, la única persona a quien conocía de todos los asistentes, para saber su impresión al respecto; y coincide con la mía. Le he leído el texto y se ha mostrado tan sorprendido como yo.
Estoy indignado por esta falta de ética; máxime cuando la comete un profesor.
Creo que nunca más participaré en foros universitarios ni responderé a preguntas de los alumnos y—a la vista de esto—tampoco de los profesores.
Álex Grijelmo”

Los chicos de Sin futuro y sin un duro, que habían grabado toda la intervención, no sabían si, ante esta situación, debían hacer público el vídeo o no. Varios profesionales, que les acompañaban en esos momentos, les aconsejaron publicar la grabación, lo que haría que el número de visitas de su blog creciera notablemente. Hoy me entero a través de Twitter que han decidido hacer público sólo el trocito en el que Alex Grijelmo pide a los asistentes que sus palabras no salgan de allí:

“Para arrojar luz sobre este tema, y demostrar que verdaderamente estoy en posesión de la citada fuente, si publicaré las palabras en las que el propio Grijelmo pidió en el turno de preguntas que nada de lo que allí había dicho se contara. Al fin y al cabo es lo que realmente es importante. El hecho de pedir dicho off-the-record en el turno de preguntas cuando ya era demasiado tarde. Con esto, yo también me salto el off the record, pero no por todo lo alto como hizo González. Es algo que hago en honor a la verdad y reservo muy a mi pesar también lo que el señor Grijelmo no quisiera que se publicase.”

Enhorabuena Charlie Torres, creo que has hecho lo correcto. Te enfrentabas a una situación difícil ante la que, como bien dices en tu post, en cinco años de carrera nadie nos enseñó cómo deberíamos reaccionar. Sin embargo, ése era uno de los casos prácticos que había que resolver para aprobar las oposiciones de acceso a RNE. Sois alumnos aventajados que, antes de salir de la Universidad y gracias a vuestro blog, os enfrentáis a situaciones reales de la vida periodística. Supongo que para ejercer el periodismo no hay un manual de instrucciones porque cada caso es un mundo.

Aunque yo no estaba en el IV Congreso Internacional de prensa y periodismo especializado opinaré brevemente al respecto. Creo que Alex Grijelmo arriesgó demasiado al no advertir, hasta el final de su intervención, que no quería que sus palabras salieran de allí, porque alguien podía haber estado dando cobertura en directo al congreso a través de un medio digital, blog, Twitter o similar. Pero también opino que publicar el resumen de la intervención a posteriori, tras la advertencia de Grijelmo, como hizo José Luis González Esteban en Eurogaceta, son ganas de crear polémica. Así lo único que vamos a conseguir es que los ponentes tengan que morderse la lengua en sus intervenciones y no les saquemos todo el partido que se les podríamos sacar. Más vale una charla sincera de la que disfruten los 200 asistentes que una intervención cohibida que se pueda publicar íntegramente.

 


El pasillo al Real Madrid

Jueves, mayo 8, 2008

Ayer se jugó el Real Madrid-Barça, con pasillo incluido. Al final todos fueron muy correctos y tuvo mucha menos emoción de la esperada. Casi diría que fue más interesante el simulacro que se vivió por la mañana, organizado por la agencia Remo D6 para el canal temático Calle 13. Siempre me han llamado la atención este tipo de iniciativas.

8:30 de la mañana. Salgo por la boca de metro de Santiago Bernabéu y un grupo de diez jugadores (actores) me hace el pasillo. Desde ese momento y durante dos horas observo lo que sucede. Cada vez que una persona sale a la superficie se escuchan los vítores. Las reacciones son muy variadas.

Sebas Guim, periodista de TV3, entrevista a un madrista filipinoLos organizadores están muy contentos con los resultados conseguidos. Uno de los principales objetivos de este tipo de acciones es la repercusión mediática. Acudimos dos medios especializados, estrategias.com y brandlife, pero también TVE, Antena 3, Cuatro, La Sexta, Localia, Onda Madrid, Marca, elmundo.es y TV3. Sin embargo, al mediodía vi los deportes en TVE, Cuatro, La Sexta y Antena 3 y sólo ésta última hizo referencia al evento refiriéndose a “un grupo de chalados” (o algo parecido) y sólo en esta última aparecía la pancarta de Calle 13 que presidía la boca de metro de Santiago Bernabéu. Los planos elegidos por el resto de las cadenas estaban perfectamente estudiados para que no se viera. “Un Madrid-Barça siempre tiene tirón”, comenta Sebas Guim, periodista de TV3. “Cualquier cosa relacionada que se haga en un día como hoy nos sirve como material”.

Otro de los objetivos que busca el street marketing es sorprender y provocar el Word Of Mouth (WOM). Es muy probable que todos los que salieran del metro Santiago Bernabéu lo comentaran al llegar al trabajo. Pero ¿qué comentaron exactamente? ¿Que les habían hecho el pasillo? ¿Nombrarán en algún momento a Calle 13?

elmundo.es fue uno de los 5 medios que entrevistó a AndreaEntre la gente a la que entrevisté estaba Manuel Peña, un trabajador de Control de Comprobantes de Publicidad, que estaba convencido de que el pasillo lo habían organizado los del Barça “porque les jode perder. Es que han jugado mal todo el año… pero estos y los otros. Al Barça, ni agua y a los del Madrid, un vasito sin más”. También estaba Víctor que, aunque a bote pronto no sabía quién estaba detrás de aquel montaje, al preguntarle se dió la vuelta, miró la pancarta y dijo: “¡Ah, Calle 13, ¿no?!”. Por último había una minoría de espabilados, como Andrea, de 17 años, que ya el día anterior había leído en “20 Minutos” que Calle 13 “facilitaría a los madrileños la posibilidad de vivir en primera persona la experiencia de caminar por el pasillo del Barça”.

La tercera ventana de explotación de las acciones de street marketing puede ser colgar un vídeo en internet. De momento se puede encontrar el que ha colgado Calle 13 que, en tan solo un día, ya cuenta con 2428 visitas.

 Sólo falta que Remo D6 elabore un vídeo con los resultados de esta acción y lo presente a algún festival de creatividad. ¡Suerte!

Por mi parte, he disfrutado mucho haciendo de nuevo periodismo de calle. Además es divertido cubrir la noticia desde el prisma de la prensa especializada porque en vez de entrevistar a los ciudadanos preguntándoles por el partido de esa noche te acercas libreta en mano a los periodistas para interrogarles sobre el interés mediático de la acción.