Madresfera Blogger’s Day

Miércoles, mayo 14, 2014

El sábado tuve la suerte de asistir al Blogger’s Day que organiza Madresfera. Me invitó Mónica de la Fuente, fundadora de esta web de referencia de blogs de madres y padres. La he conocido a raíz de empezar a mover el proyecto #mamiconcilia. Ella hizo la ponencia inaugural. Contó cómo hace dos años nació Madresfera, a raíz de un blog trip a Israel en el que pudo conocer iniciativas parecidas llevadas a cabo en el resto del mundo (Tots101, Meet the blogger, Brit mums…) y se decidió a ponerlo en marcha en España. Hoy suma 1750 blogs. Consiguió emocionarme al decir que sin el apoyo de su marido esto no habría sido posible. Por la tarde, Alejandro Vesga, director de la revista Emprendedores, comentaba que “emprender no es una forma de ganarse la vida sino una forma de vida, que contamina cada aspecto de la misma”, por eso es fundamental que la familia te apoye.

La primera mesa redonda del Blogger’s Day fue muy interesante. Varias blogueras contaron cómo había nacido su blog, en la mayoría de los casos de la necesidad de compartir una experiencia tan fuerte como la maternidad. Con el tiempo, muchos de estos blogs les han facilitado oportunidades laborales, aunque rara vez una bloguera española consigue vivir de su blog. “En EEUU las blogueras son reinas, tienen secretarías, asistentes personales… Tenemos que llegar a eso”, comentaba Mónica de la Fuente. 

La primera en hablar fue Amaya Ascunce, autora de “Cómo no ser una drama mamá“. Mis tías me regalaron este libro durante el embarazo. Recoge las típicas frases de madre: “¿Has apagado el fuego?”, “Si te tragas el chicle, se te van a pegar las tripas”, “Los cromos que regalan en la puerta del cole llevan droga”, “Esos pelos se ponen rubios con el sol y ni se ven”, etc. ¿Son todas las madres iguales o solo la de Amaya y la mía? (¡Horror, ahora yo también soy madre!). Más de una vez he pensado yo en escribir un libro parecido. Después intervino Joana Saldón, periodista y autora del blog Mamás Viajeras, que explicó que le encanta viajar y la maternidad no le ha impedido seguir haciéndolo: ahora viaja con hijos y escribe un blog precisamente sobre esta temática. Por su parte, María José Cayuela, una de las autoras de #mamiconcilia y autora Blog de moda para el bebé explicó cómo su blog se ha convertido en una referencia y así recibe la información sobre la moda que vendrá dos años antes de que llegue. A continuación intervino Bárbara Solórzano, una de las dos autoras de Mi cesta de mimbre, un blog sobre manualidades. Contó que le encanta hacer manualidades hasta el punto de no caberle en casa. Su familia no le deja acumular más de 15, así que las va regalando. Por último, habló Ana María Gutiérrez, autora de Cocinando entre Olivos. Es un blog de cocina, pero cuando Ana María fue madre empezó a incluir recetas saludables pensando en sus hijos.

A continuación Sara Palacios, de Mamis y Bebés, presentó la Asociación Española de Blogs de Familia, una iniciativa que surgió en la anterior edición del Blogger’s Day y se propusieron sacar para esta. Pretende profesionalizar los blogs de familia para conseguir que las marcas les tomen en serio.

Durante el coffee break tuve la oportunidad de hablar sobre #mamiconcilia con Antonio Ortiz, de Weblogs SL; Melisa Tuya, de 20 Minutos; y Begoña González, de Best Relation. Los tres eran ponentes de la mesa siguiente que, aunque trataba sobre tendencias y futuro de los blogs, sobre todo abordó la relación de las marcas con los blogs. Begoña presentó el estudio Marcas y blogosfera maternal, que me pareció super interesante. También participaban Daniel Fernández Calamonte, de El Corte Inglés, y Francisco Asensi. Dos de las tendencias que se mencionaron, fueron los MOOC (massive open online course) y los videoblogs. 

Por la tarde hubo cuatro talleres. Decidí asistir al de Alejandro Vesga, director de la revista “Emprendedores”: “Lánzate a emprender, de tu blog a tu empresa”. Esto da para otro post.

Anuncios

VI RRPP & Tweets: ¿Marketing de contenidos o publicidad pagada?

Viernes, mayo 9, 2014

El martes estuve en el VI RRPP & Tweets, sobre marketing de contenidos y publicidad pagada en medios sociales, un tema del que venimos hablando mucho en el último año los que nos dedicamos al social media.

Facebook parecía el paraíso de los anunciantes, un lugar en el que poder reunir a todos sus consumidores, escucharles y hablarles de tú a tú, bombardearles a mensajes comerciales y todo eso gratis. Parecía evidente que estas condiciones no podían ser eternas. Facebook empezó a dar la posibilidad de hacer publicidad en su plataforma. Los primeros formatos, aunque segmentados, parecían muy intrusivos y poco efectivos. Poco a poco se fueron integrando dentro del muro, hasta que llegaron a ser los mismos contenidos pero patrocinados. Entonces la visibilidad orgánica del contenido se vio seriamente afectada y se convirtió en la pesadilla de los community managers que, de la noche a la mañana y sin ser avisados, sufrieron un cambio de las reglas del juego. Sin embargo, al cliente eso le da igual y exige los mismos resultados. Ha invertido mucho en conseguir una base de fans y no quiere ahora tener que gastar mucho más en impactarles.

Sobre Twiter solo se mencionó la dificultad actual para conseguir seguidores, aunque en este caso es más debida al crecimiento en el número de usuarios que a un cambio en las reglas del juego.

Y entonces toca hablar del contenido. ¿Basta con que el contenido sea bueno o la visibilidad tiene un precio?

Probablemente dentro de Facebook el buen contenido ya no sea suficiente, pero ¿quién nos ha dicho que solo podamos hacer social media dentro de Facebook? Llevo años diciendo que no hay que meter todos los huevos en la misma cesta y menos si la cesta no es tuya sino del señor Zuckerberg.

En un evento donde la mayoría de los asistentes viene de agencias de comunicación y relaciones públicas no se puede permitir que la gente claudique a favor de la publicidad de pago, en vez de apostar por el buen contenido, capaz de conseguir visibilidad de forma orgánica, porque la gente lo comparta voluntariamente.

Disculpándome por “vender mi libro”, que encima es gratis, conté el caso de #mamiconcilia. Venía totalmente a cuento. Un ebook sobre conciliación que recoge el testimonio de 28 mujeres, madres y directivas. En la primera semana superó las 700 descargas, generando más de 1.400 tuits con el hashtag y 3.600.000 impresiones. La repercusión que #mamiconcilia ha tenido en los medios de comunicación ha permitido llegar a una audiencia estimada de 7 millones de personas, con un valor publicitario equivalente de más de 85.000 euros.

Como dije allí, rompo una lanza a favor del contenido. Tenemos que aprender a venderlo, porque el contenido bien hecho requiere tiempo y talento, y ese tiempo y talento tienen un coste. Si el cliente no lo paga, se termina haciendo un churro a toda velocidad que no funciona y terminamos creyendo que es porque no hemos hecho publicidad para darle visibilidad.


#mamiconcilia

Domingo, mayo 4, 2014

¡Más de un año sin escribir! Como decían el viernes en La Sexta, somos #Esclavosdelhorario. Vuelvo con más tiempo (al menos, de momento), con muchas novedades y pronto también con nuevo diseño y dominio propio. Os mantendré informados. De momento os cuento que el pasado mes de noviembre fui madre. Y cuando faltaba poco para reincorporarme al trabajo, me ofrecieron irme. Fue una decisión difícil pero finalmente accedí. Tenía varios proyectos personales en mente y podía ser una buena oportunidad para ponerlos en marcha. Desde hacía tiempo rondaba por mi cabeza la idea de tejer una red de contactos entre Mujeres Directivas, que juntas debatieran sobre temas de interés para su perfil y que pudieran resultar de utilidad para el resto. ¿Cuál podía ser ese primer tema? Terminó la baja maternal. Empezaba el periodo de lactancia compactada y  las vacaciones. En tres semanas tendría que incorporarme. Unax, nuestro hijo, tenía entonces menos de cuatro meses. Se le veía pequeño todavía pero ya muy simpático e interactivo. Me daba mucha pena pensar en separarme de él. No creo que sea la única madre que tenga estos sentimientos. Por otro lado, llevaba más de cuatro meses sin pisar la empresa. Eran pocos los compañeros con los que en este tiempo había mantenido el contacto. Lo poco que sabía era que en mi equipo estaban desbordados, y yo volvía con intención de cogerme jornada reducida. También sabía que una de mis compañeras que “disfruta” de jornada reducida, la disfruta poco. ¿Cómo hacen las mujeres directivas para conciliar? ¡Ese sería el primer tema! Busqué información en internet pero no encontré lo que yo quería, experiencia reales, cercanas, testimonios… ¡Ahí estaba el hueco! Faltaban tres semanas para el Día de la Madre. El plazo era muy ajustado, pero el Día de la Madre era la percha informativa que necesitaba para lanzarlo (no caí en que también era el Día del Trabajo, otra buena percha para el proyecto). Quise tantear a las participantes. Que no fuera por no intentarlo. Les mandé un mail contándoles el proyecto. Les pedía que me contestaran a vuelta de correo si tenían intención de participar. No tardé en recibir los primeros “Cuenta conmigo” y bonitas palabras. En menos de 24 horas tenía 13 personas comprometidas a contestar, más que suficiente para lanzar un ebook gratuito. Así nació #mamiconcilia. El plazo para entregar los textos terminaba el 24 de abril. Finalmente fueron 28 las participantes. Queríamos lanzarlo antes del 30, en los últimos días laborables antes del Día de la Madre. Estos días han sido muy intensos. Desde la playa y sin horarios, pero muy intensos. Edité todos los textos, elegí los destacados y títulos de los relatos, preparé las fichas, las fotos… y en paralelo Need SEO programaba y diseñaba la web. Finalmente salimos el 29 por la mañana. En las primeras 72 horas conseguimos 300 descargas, fuimos trending topic y nos entrevistaron a tres de las participantes para La Sexta.

Hoy, Día de la Madre, salimos en la tele y queremos ser trending topic. ¿Nos ayudas?