Charlotte. Bar-restaurante en Chueca (Madrid)

Sábado, febrero 23, 2013

Fuimos de Alonso Martínez hacia Chueca buscando un sitio agradable en el que poder tomar algo y hablar tranquilamente. Aunque nos pareció que había menos ambiente que hace unos años por la misma zona, los bares estaban llenos y la música demasiado alta. A la altura del mercado de San Antón, nos abordó un chico. Vaqueros, cazadora marrón de cuero claro y un gorro de lana con pompón. “Chicos, ¿os apetece tomar algo? En Charlotte tenemos un 3×2 en copas. Ambiente agradable, música de los 80, chucherías…Os podéis sentar, hablar…El camarero es muy simpático”. Automáticamente Carlos y yo pensabamos lo mismo: “Ahora llega, se quita el gorro y nos sirve las copas. O en su defecto, tiene un hermano gemelo”.

¡Qué más de puede pedir! Decidimos probar suerte.

Nos dirigimos hacia la calle Válgame Dios. Nos recibieron con una canción de los Rodríguez, de esas que me sé aunque no recuerdo haber apredido. Había una mesa con una única silla. Nuestro guía nos preguntó si nos queríamos sentar. “Si se puede…”. Trasladó la mesa y la silla a otra esquina del local, sacó 5 sillas más y nos acomodó. Inmediatamente trajo la copa llena de chucherías y una carta con una amplia varidad de batidos, zumos, smoothies, cócteles, etc. Los que probamos estaban muy buenos.

Buscando información sobre el bar, he descubierto que también es restaurante y tiene muy buena pinta: moussaka, risotto al funghi, costillas de aceite ibérico con miel, mostaza y cerveza, crêppes y gofres, entre otros platos. Habrá que volver.

La decoración del Charlotte tiene mucho encanto. Las sillas son variadas, de diferentes colores, en su mayoría pastel, de metal o de madera, altas o bajas. Las lámparas son de tela de cuadros de colores variados. Se exponen cuadros. Había al menos dos colecciones diferentes: una de retratos de personajes famosos y otra de coloridas escenas circenses.

El servicio, muy atento.

Recomendado: Charlotte. C/Válgame Dios 4, Madrid.


HojaPlata

Domingo, febrero 5, 2012

Este año, en nuestras compras navideñas, hemos descubierto una tienda que ya nos ha solucionado más de un regalo. Se llama HojaPlata y está ubicada en la planta baja del Mercado de Fuencarral (C/Fuencarral, 45). Nos llamó la atención por sus colores. Al acercarnos descubrimos que lo que veíamos eran flores. Muchas de ellas, Orquídeas, la flor preferida de mi madre. No podíamos irnos de allí sin llevarnos una. La decisión fue difícil. Cada una tenía algo que la hacía especial.

Son flores naturales. No hay una igual a otra. La Naturaleza nos hace así, únicos e irrepetibles. Con un tratamiento especial a base de resinas, se conservan igual que en la planta. Las traen de Tailandia así que se pueden encontrar especies y colores completamente desconocidos aquí. Finalmente a mi madre le regalamos una a tonos morados. Tienen pendientes, broches y colgantes.

Broche Orquídea en HojaPlata. Mercado de Fuencarral. Madrid

Broche Orquídea en HojaPlata. Mercado de Fuencarral. Madrid

Las dueñas de la tienda son super majas. Una de ellas te explica con detalle la técnica con la que se ha hecho cada pieza y la especie a la que pertenece la flor o el significado de la hoja. La otra te recomienda con qué colgante y cordón combinar los pendientes. El colgante/broche de mi madre, por ejemplo, acabamos complementándolo con unos pendientes de pétalo de Bouganvilla, otra flor a la que tenemos cariño porque abunda en nuestro chalet de la playa.

Hasta ahora os he hablado sobre todo de las flores (también tienen Pensamientos y Rosas) pero en HojaPlata también hay hojas con un acabado en oro, plata, cobre o rodio, que se obtienen por “galvanoplastia, un proceso de electrodeposición de metales sobre una superficie para mejorar sus características y cualidades estéticas” (esto lo he copiado de su web…).

Colgantes de hojas de oro en HojaPlata. Mercado de Fuencarral. Madrid

Colgantes de hojas de oro en HojaPlata. Mercado de Fuencarral. Madrid

A mí los Reyes me trajeron unas hojas de roble en plata. Venían acompañadas de un pequeño pergamino en el que se explica que el roble es símbolo de poder y fuerza. En el folclore nórdico está considerado como un árbol divino, consagrado a Thor, el dios del trueno. Por su parte, los sacerdotes druidas escuchaban el susurro de sus hojas para interpretar sus mensajes.

Actualización:

Las dueñas de HojaPlata han lanzado un blog en el que cuentan cómo surgió la idea de abrir la tienda y cómo la decoraron. Tienen idea de contar otras cosas que vayan sucediendo en el día a día de HojaPlata.


Concierto de Dani Martín en el Arteria Coliseum de Madrid

Sábado, febrero 4, 2012

Carlos me regaló por mi cumpleaños unas entradas para el concierto de Dani Martín en el Arteria Coliseum de Madrid, el 1 de febrero. Parecía que quedaba mucho tiempo, pero ya llegó.

Estábamos sentados arriba del todo. No me importó nada porque en un concierto lo importante es la acústica. En cualquier caso, la experiencia estuvo muy bien ya que desde arriba tienes una visión global del escenario y la iluminación, que es parte del atractivo de un concierto.

He ido a varios conciertos de El Canto del Loco. Son un subidón de energía. El que más disfruté fue el que dió con Hombres G. Los dos grupos me encantan. Recuerdo que David Summers contó que había apadrinado a estos chavales. En este concierto ha sido Dani Martín quien ha apadrinado a Cristina Méndez, una cantante con una voz preciosa, con quien ha cantado la canción de “Contigo”.

El concierto de Dani Martín es otro rollo. No tiene mucho que ver con los de El Canto del Loco, salvo que canta algunas de sus canciones, aunque con otro ritmo. Conviven gentes de todas las edades. Estás sentado. Es más tranquilo, entrañable. Muchas canciones no son conocidas. Como explicó Dani Martín, en este concierto canta canciones que le gustan a él, sin pensar tanto en el público.

Hay varios momentos emocionantes. Canta una canción de Serrat y comenta que le alegra saber que hay gente que va a sus conciertos que conoce y canta a Serrat. Supongo que está demasiado acostrumbrado al públic0 adolescente.

También canta una canción de Quique González, que dio a conocer Enrique Urquijo, dos grandes de la música española.

Especialmente emotivo fue el momento en el que Dani Martín dedicó una canción a la madre de un amigo y “a la madre que os parió a todos vosotros”. Tras el aire rebelde de Dani Martín, creo que se esconde un chico sensible como demuestran sus letras.

Siempre he estado pensando como agradecerte,

por hacerme el regalo más grande, más fuerte,

haberme regalado todo lo que tienes.

Se nota que admira a sus padres, como demuestra también en su canción “Los valientes de la pandilla”:

Y yo nací de una gran ilusión de un mundo de cariño

Y de las ganas de luchar y de hacer este mundo distinto

Y de unos padres que hicieron tan bien su camino a poquito

Y dejaron que me equivocara y encontrara yo el mío

Acabo de hacerme follower de Dani Martín en twitter, @_danielmartin_ y su bio confirma mis pensamientos: “hijo de manolo y carmen, amante de la música!!”.

Y no podían faltar los momentos del concierto que Dani Martín que dedica a su primo, “el guapo, el de la barba, que está en el mar, porque como es un pescao…”, como el viaje a Argentina para conocer Radio Colifata: “Quiero aprender de ti”.

Hoy quiero aprender y escucharé todo lo que me digas

Y deben saber que en vuestra voz existe cordura

Esa que hace ver que falta tanto en esta linda vida

Y voy a aprender, hoy lo haré.

Y cuando nadie para un rato y mira a su alrededor,

no se deja afectar.

Y es que este mundo gira tan deprisa,

sólo se llega a pensar locura de los demás y nunca miro la mía.

Dani Martín. Pequeño...(Tesoro)

Dani Martín. Pequeño...(Tesoro)

Y como Tecme y Puma empezó siendo un blog sobre publicidad, no puedo dejar de mencionar el momento del concierto en el que Dani Martín se descalza de sus zapatillas J’hayber y las lanza al público. Buen patrocinio de concierto, que cobra todo su sentido cuando en el hall te entregan un flyer firmado por el cantante en el que pone J’hayber con Dani Martín, con un pantallazo de su página de facebook. Aunque este patrocinio tenía más sentido cuando Dani Martín formaba parte de El Canto del Loco y cantaba “Zapatillas”, no deja de estar bien traído e integrado en el concierto de Dani Martín.

Por cierto, a las 14:00 Dani Martín publicará en su cuenta de twitter el nombre de otra cuenta, previsiblemente de un anunciante. Los 300 primeros que la sigan en twitter participarán el día 7 de febrero en el rodaje de un anuncio en el que se simulará un concierto de Dani Martín. Gran estrategia de marca para conseguir 300 followers en tiempo récord, además de una forma rápida de captar extras para un rodaje publicitario. Todavía desconozco qué marca está detrás de la acción pero desde ya cuenta con mi enhorabuena. Un prescriptor de lujo, cómplice de una acción publicitaria en twitter.

Actualización:

La cuenta era @daniyopticalia. En dos horas y sin haber publicado todavía nada en su timeline ha coseguido 2.616 followers. Los 300 primeros acudirán al rodaje del spot y recibirán unas gafas de sol de regalo.


La Gabinoteca

Martes, febrero 22, 2011

Hoy por fin hemos ido al restaurante La Gabinoteca. Y digo por fin porque hace tiempo que queríamos ir pero no admiten reserva y siempre que íbamos había una larga lista de espera. Hoy hemos llegado a las 20:30 y no hemos tenido problema.

Algo parecido nos pasa con Las tortillas de Gabino, restaurante del mismo dueño, al que todavía no hemos conseguido ir. Habrá que seguirlo intentando.

El restaurante tiene dos alturas y distintos ambientes en función de la mesa que elijas. Si es tu primera vez, el camarero te explica la carta de vinos. La han elaborado conjuntamente un sociólogo y un enólogo. Tienes que ir contestando a una serie de preguntas y según lo que respondas llegas a un vino u otro.

Después te recomienda pedir entre dos y tres platos por persona porque las raciones son pequeñas. Nosotros hemos empezado con un par de croquetas de jamón. Redondas y muy suaves. Luego, salmorejo, en un pequeño vaso. A continuación, queso de raclette con patata, servido en una jarrita de las de antaño para colar y reciclar el aceite. Al mismo tiempo, nos han servido la fideata con pulpo y sepia, que mejora mucho al mezclarla con el all i oli. Por último, magret de pato con kikos, que le aportan un sabroso toque crugiente. De postre, hemos elegido la brutal espuma de chocolate caliente (y lo de brutal no lo he dicho yo, sino que es parte del título) y panna cotta con fresas estofadas.

Volveremos para probar el “Juan Palomo, ya sabes, yo me lo guiso yo me lo como”, un postre que consiste en construir tu propio plato a partir de los ingredientes que te llevan a la mesa, sacar una foto, subirla a la web y participar en un concurso, cuyo premio es una cena para dos personas. Buena idea…

Un dato más: los lunes un mago pasa por las mesas haciendo trucos para los comensales.

Precio medio: 22 euros.

Fernández de la Hoz, 53. Madrid.


De Madrid al Algarve

Martes, agosto 17, 2010

Este año nos apetecía hacer un viaje en el que sentirnos libres, sin tener nada excesivamente planificado. Después de darle muchas vueltas decidimos ir en coche al Algarve. Reservamos siete noches de hotel en Albufeira, situada más o menos en la mitad del Algarve, con la idea de movernos por allí, y no hemos parado. De camino (son 768 km), hicimos noche en Cáceres, y al día siguiente comimos en Itálica. Llegamos a Albufeira sobre las 19:00 (allí es una hora menos que en España). Esa misma tarde, nos dimos un paseo por Praia da Galé y visitamos Praia do Coelho. Reconozco que no me llamaron mucho la atención. La primera es muy larga, pero tiene arena gruesa, con restos de conchas, que se te quedan incrustados en los pies. La segunda no es muy grande y en gran parte de ella, como en muchas otras playas del Algarve, hay peligro de derrumbamiento.

Habitual cartel en las playas del Algarve

Habitual cartel en las playas del Algarve

Al día siguiente, el cielo estaba completamente encapotado y chispeaba, pero la temperatura era agradable. Nos dimos un largo paseo por la Praia do Alvor, hasta llegar a la Praia dos Tres Irmãos que, con sus acantilados rojizos y rocas erosionadas es protagonista de muchas de nuestras fotos. Comimos en Praia da Rocha, un espectacular menú del día, por 6 euros: cóctel de mariscos o ensalada y salmón o pez espada. Buenísimo. Después visitamos Ferragudo y Lagoa y terminamos el día en la Feria Medieval de Silves.

El tercer día dimos un paseo por Olhão, fotografiando los distintos azulejos que cubren las casas, y otro por Tavira, donde las protagonistas fueron las chimeneas. Desde Quatro Aguas cruzamos en barco a Ilha de Tavira. No se tarda ni cinco minutos. Lo peor es la espera hasta que se llena el barco. Allí sorprende lo bien situado que está el camping, los restaurantes por los que hay que pasar antes de llegar a la playa y de nuevo el largo paseo (no conseguimos ver el final de la isla).

Ilha de Tavira

Ilha de Tavira

El cuarto día fuimos a Lagos, de donde destaco la Igreja de Santo Antonio, monumento nacional, y los espectaculares paisajes de Ponta da Piedade. Nos dirigimos hacia el fin del mundo, Cabo de São Vicente, para ver la que dicen es una de las mejores puestas de sol. No tuvimos buena suerte. Aunque el día estaba despejado, apareció bruma en el horizonte y anocheció sin más. De vuelta, cenamos en Sagres.

El quinto día pasamos por Loulé, donde tuvimos oportunidad de visitar el mercado de abastos, ubicado en un edificio neomudéjar. Luego nos dirigimos hacia Estói, para ver el Palacio/Pousada (ahora cerrado por reformas), antes de llegar al yacimiento arqueológico de Milreu. Tras visitar Faro, el baño tocó en Ilha de Faro, que como Ilha de Tavira, forma parte del Parque Natural de Ría Formosa.

Ruinas Romanas en Milreu

Ruinas Romanas en Milreu

El sexto día fue el menos acertado, aunque viéndolo en la distancia, tampoco estuvo mal (cambiaría mi situación actual por repetir ese día…). Paseamos por la rivera del río en Alté, nos acercamos lo más que pudimos en coche hasta el castillo de Paterne, nos comimos un “cachorro” (perrito caliente) mirando al mar en Albufeira, nos bañamos en Praia Falesia y cenamos pollo piri piri en Guía.

El séptimo día no descansamos. Al contrario. Fue el que mayor paliza nos pegamos. Pero sarna con gusto, no pica. Recorrimos gran parte del camino trazado, siguiendo la línea escarpada de la costa, entre Carvoeiro y Praia da Marinha, donde nos bañamos, antes de que la marea hiciera desaparecer esta pequeña cala.  Destacaría la agradable comida en Boneca Bar, al lado del “mirador de los enamorados”, en Algar Seco. Terminamos el día en el Festival Internacional de Esculturas de Arena, de Pêra. ¡Impresionantes!

Un bonito paseo

Un bonito paseo

De vuelta a España, paramos en Castro Marim, donde preparaban su Feria Medieval, y en Vila Real de Santo Antonio, donde el mercadillo de antigüedades nos impidió ver el reloj solar en que se convierte la plaza Marqués de Pombal con el obelisco del centro.

Ya en España, hicimos noche en Mérida y paramos en Trujillo.

Aproximadamente 1500 kilómetros por tierras portuguesas, más los aproximadamente 1500 de ida y vuelta entre Madrid y Albufeira. Sin embargo, no se nos ha hecho nada pesado. Es tiempo de ordenar las más de 1000 fotos y escribir algún que otro post más para sacar el máximo jugo a unas vacaciones inolvidables.


Kala

Domingo, febrero 22, 2009

Kala

Ha llegado a mis manos la revista “Mujer hoy corazón”, del 14 de febrero de 2009, en la que aparece una entrevista a Eugenia Silva.

Hace casi tres años entrevisté a esta modelo y a su prima Fátima Burnay, para la revista Calle 20, con motivo de una nueva tienda que regentaban en la calle Blanca de Navarra, de Madrid. La entrevista nunca llegó a publicarse porque las fotos que las dueñas de la tienda accedían a hacerse no eran del agrado del los que tomaban las decisiones en Calle 20.

He decidido colgar la entrevista aquí.
1. Kala está situada en una callecita poco transitada del castizo barrio de Chamberí, muy cerca de Alonso Martínez. ¿Por qué elegisteis este local?

Un día, paseando, pasamos por esta calle, Blanca de Navarra, y nos gustó la tranquilidad que se respira. El local cuadraba muy bien con lo que buscábamos. Después, han abierto más sitios y Blanca de Navarra se ha vuelto más conocida, lo que se agradece porque en invierno era muy solitaria.

2. Le habéis dado un buen lavado de cara al local. ¿Contasteis con la ayuda de algún decorador o diseñador para transformarlo?

FB: Antes el local era un garaje que hasta tenía coches dentro. Un amigo argentino se encargó del lavado de cara y el arquitecto Pablo Padilla nos ayudó con el sistema de puertas. Por lo demás, el local sigue siendo exactamente igual, aunque ahora está limpio y amueblado

3. ¿Por qué decidisteis llamar Kala a la tienda?

ES: Nos gusta mucho esta flor y pensamos que era fácil y un poco romántico

4. Kala no es una tienda al uso. No es extraño pasar por delante y a través de su enorme puerta de cristal (cuando está cerrada la tienda, es roja y de madera) ver a Fátima y Eugenia sentadas tomando algo. ¿Cuál es la filosofía que intentáis transmitir a través de vuestra tienda?

ES: Nos gusta estar en Kala, sentarnos a charlar, que vengan amigos, tomarnos un café, ofrecer un té al cliente mientras espera una prueba de un tocado…..Kala es lo contrario al estrés que supone salir a la calle de compras, con ruidos, problemas para aparcar…En Kala hay buena música, tranquilidad, una vela encendida…

5. ¿Cómo definiríais a vuestro cliente ideal?

FB: Original, diferente, que le guste las cosas únicas, que no tenga prisas y que le guste nuestra filosofía.

6. ¿Tenéis clientes famosos? ¿Podríais citar algunos?

ES: ¡Sí, un montón! Fátima tiene un club de fans enorme. Llevan sus tocados Paulina Rubio, Carolina Herrera, Leonor Watling, Naty Abascal…

7. ¿Quién os gustaría que luciera un modelo vuestro?

FB: Para nosotras cada clienta es especial y por eso cada tocado es distinto. Pero si tuviéramos que decir un nombre, sería la estilista inglesa Isabella Blow, por su amor reconocido por los sombreros

8. ¿Hay gente que viene a la tienda sólo para ver a Eugenia Silva?

FB: Creemos que no. Eugenia no está siempre en la tienda. Viene gente y pregunta. Le dejan recados o fotos para que las firme, pero nunca dicen si vienen sólo para verla

9. Por el contrario, ¿hay gente que viene a la tienda sin tener ni idea de que la regenta Eugenia Silva? ¿Te han tratado alguna vez como a una simple empleadilla?

ES: Yo atiendo si estoy en la tienda. Algunos me reconocen y me lo dicen, pero otros no. Depende del cliente. Eso sí, si estoy en la tienda, trabajo como una más.

10. Fátima, ¿qué materiales usas?

FB: Rafias parisinas, fieltro, flores antiguas, lazos de terciopelo antiguos, un poco de todo. Aprovecho todo lo que cae en mis manos: encajes, telas, flores, etc.

¿en qué te inspiras para diseñar los sombreros

Leo mucho y no tengo una fuente de inspiración concreta. Me valgo del mundo del arte en general y la propia clienta en particular.

11. ¿Además de sombreros diseñáis otros de los objetos que vendéis?

ES: Diseño carteras y bolsos, que me hacen en talleres sociales en Colombia. Fátima hace collares, cinturones, fajines…

12. En la tienda también vendéis artículos que Eugenia trae de sus viajes por el mundo. ¿De cuál de tus viajes trajiste más cosas para la tienda?

ES: De todas partes. Los Angeles es muy buen sitio para comprar, pero también Nueva York, Paris, Marruecos, México, Colombia…

13. ¿Recuerdas con especial cariño algún objeto que trajeras de fuera de España?

ES: Los objetos colombianos, porque se hace una labor de caridad. Los compro en talleres que rehabilitan a ex prostitutas o guerrilleros.

14. ¿De quién surgió la idea de abrir una tienda?

ES: Fue una idea conjunta. Viendo el éxito que tenía Fátima con los tocados nos decidimos a ponerlos cara al publico

15. ¿Cómo ha evolucionado la tienda desde el día que la abristeis?

FB: Cada seis meses cambiamos el orden de los muebles, el colorido y las cosas que vendemos. Nos gusta cambiar y que no se repitan las cosas. Traemos ropa de mujer y también de hombre. Va a ser un cambio grande que nos apetece muchísimo.

16. ¿Cómo se compagina la actividad de ser modelo con la de regentar una tienda?

ES: En mi trabajo tengo tiempo libre. En los aviones puedo buscar ideas en revistas, durante los viajes comprar, en casa hacer los pedidos, en desfiles conocer a diseñadotes….Son actividades que se complementan perfectamente aunque está claro que es mucho trabajo.

17. Fátima, ¿a qué te dedicabas tú antes de abrir Kala?

FB: Estudiaba historia del arte. Ahora preparo la tesis. Hacía tocados y los vendía en mi casa, pero aquello dejó de funcionar cuando empezó a venir mucha clientela

18. ¿Recordáis alguna anécdota curiosa vivida en la tienda?

ES: Muchas. De aquí han salido bodas, muchos amores, momentos surrealistas con sesiones de fotos, clientela, peluquero poniéndome rulos…todo a la vez.


Gran nevada en Madrid

Viernes, enero 9, 2009

Un par de empleados de la floristería Alfabia han creado a Alfabio sobre un cubo de basura.

Alfabio, en la puerta de la floristeria Alfabia. Madrid, 9 de enero de 2009

Alfabio, en la puerta de la floristería Alfabia. Madrid, 9 de enero de 2009

 Mi mami ha visto la gran nevada desde casa. Esta foto la ha sacado desde nuestro balcón.

Rosa nevada en nuestro balcón. Madrid, 9 de enero de 2009

Rosa nevada en nuestro balcón. Madrid, 9 de enero de 2009