Kulto al Plato

Miércoles, enero 7, 2009

El día de mi cumple comí con mis padres, mis primos Joaquín y Amelia, y con Sari y Carlos en Kulto al Plato. He pasado mil veces por la puerta porque me pilla cerca del trabajo pero nunca me había llamado especialmente la atención. Sin embargo, encontrar un restaurante abierto un sábado al mediodía en la primera semana de enero no es fácil. Recurrí al OnMadrid y tras varias llamadas reservé en Kulto al Plato.

Éste es un restaurante especializado en pintxos de alta cocina. La idea es poder disfrutar en Madrid de los mismos pintxos que en A Fuego Negro, del Casco Viejo de San Sebastián.

Se puede comer en la barra, en mesas altas y taburetes o reservar una de las seis mesas convencionales. En este caso, es obligatorio consumir el menú degustación, que cuesta 35 euros por persona y no incluye las bebidas.

Nosotros nos decantamos por esta última opción y fue todo un acierto.

Kulto al Plato

Kulto al Plato

Tomamos:

– chupito de queso de cabra con jugo de remolacha

– roast beef con helado de fresa y chocolate

– ensalada de espinacas, queso Feta y aceite de sésamo

– tempura de verduras

– risotto con arroz, arroz inflado y tallarines de chipirones

– panceta con espuma de ajo y mebrillo

Y de postre:

– brioche mojado en piña con helado de coco y romero

– y cremoso de chocolate con pistachos y quicos y helado de mandarina.

Se me está haciendo la boca agua recordándolo.

Kulto al Plato. C/ Serrano Jover, 1. Tf. 917585946

Anuncios

Melo’s Bar

Viernes, junio 13, 2008

Está situado en pleno barrio de Lavapiés. He leído en otros blogs que en horas punta puede resultar un poco agobiante. Yo tuve la suerte de conocerlo un día después de salir del Teatro Nuevo Apolo, donde vimos “Quisiera Ser“. Pensábamos que no íbamos a encontrar un sitio para cenar a las doce y media de la noche. Y no sólo lo encontramos sino que había incluso mesas y taburetes libres. Las cremosas croquetas y las incomensurables zapatillas del Melo’s Bar saciaron nuestro hambre voraz. 

Foto de una Zapatilla, del blog ysiempezarahoy.com

Las zapatillas son la especialidad de este bar de tapas gallego. Con una, cenan tres personas. Consta de dos inmensas rebanadas de pan tostado entre las que yacen muchos trozos de lacón, con queso de tetilla fundido. No es fácil de comer pero merece la pena la experiencia.   

C/ del Ave María 44, Madrid.


Taberna Maceiras

Viernes, mayo 23, 2008

Taberna MaceirasA pesar de tener mesa reservada, tuvimos que esperar en torno a media hora. No se hizo largo porque había movimiento y no dejaban que perdieras la esperanza.

El local no es pequeño pero el espacio está muy bien aprovechado, es decir, que si va buscando comodidad y amplitud, éste no es el lugar. Sin embargo es un sitio agradable para picar algo con los amigos.

Probamos pulpo con cachelos, almejas a la marinera, lacón, caldo gallego y entrecot, todo ello muy bueno y regado por un buen Alvariño o Ribeiro (¡Ojo!: no hay Coca-Cola). No dejes de pedir una botella de agua de la casa. Te sorprenderá. De postre optamos un plato surtido para compartir. Resulta más atractivo a la vista que al paladar. Lo adornan con miel y resulta excesicamente dulce para mi gusto.

Taberna MaceirasAl terminar de cenar, se apaga la luz y hacen una queimada, con conjuro y todo. Durante el resto de la noche, se escucha música celta y gallega.

Las camareras, alternativas, con rastas y la bufanda liada a la cabeza, están bastante aceleradas pero eso se traduce en una mayor rapidez en el servicio.  

Taberna Maceiras: C/ Huertas, 66. Madrid. 91.429.58.18