¿Cómo afectará el cambio de imagen de Facebook a las marcas?

Domingo, marzo 10, 2013

Esta semana Facebook ha presentado su nueva imagen. El objetivo de su creador, Mark Zuckerberg, con estos nuevos cambios es ofrecer a sus seguidores el mejor periódico personalizado. Para ello, da mayor visibilidad al contenido visual (el 50% del contenido que se sube hoy a Facebook es de este tipo), mejora los feeds y también la experiencia de usuario en el móvil.

En primer lugar, las fotos serán más anchas y los vídeos más grandes. Debajo de la foto de portada de una página y a la izquierda de las fotos y vídeos, se verán las fotos de los amigos a los que les gusta. Cuando alguien empiece a seguir una nueva página, se generará una publicación en el muro de sus amigos con la foto de portada de la página seguida. Confío en que esto haga crecer el número de seguidores de una página sin esfuerzo añadido.

Además, Facebook dará mayor visibilidad a Pinterest, Instagram y Foursquare dentro del muro. Dado que el contenido visual funciona y ahora se verá más, es importante tener en cuenta la estrategia que seguimos en estas otras redes sociales para que todo construya en la misma dirección.

En segundo lugar, habrá más posibilidades a la hora de gestionar los feeds: noticias, todos los amigos, más recientes, amigos cercanos, música, fotos y juegos. Parece que los usuarios verán principalmente las publicaciones de sus amigos, de ahí la importancia  para las marcas de conseguir que los usuarios compartan sus contenidos. Por otro lado, los contenidos interesantes de un blog, podrían aparecer en un lugar destacado en los feeds de noticias. Este debe ser otro objetivo a perseguir por las marcas que tienen un blog.

Por último, Facebook tendrá el mismo aspecto en todos los soportes: web, móvil y tablets. Lo que he podido ver hasta ahora en el móvil es mucho más atractivo y estoy segura de que hará que mejore la interacción desde estos dispositivos.

Aunque parece que Facebook no ha cambiado el edgerank, su nueva imagen podría mejorar el edgerank de los contenidos de marca, sin esfuerzo adicional. El edgerank es el algoritmo que hace que los contenidos de Facebook tengan mayor o menor visibilidad para los usuarios. Se basa en tres factores: afinidad (entre la página y el usuario), peso (actividad recibida por un contenido concreto: likes, comentarios, compartidos, etiquetas…) y antigüedad (tiempo que se mantiene vivo). Dado que los contenidos que tienen mayor éxito en Facebook, es decir los visuales, van a ganar visibilidad con su nueva imagen, habrá más probabilidad de que la gente interactúe con ellos lo que hará que mejore el edgerank. Desde que vio la luz el nuevo diseño de Facebook, el contenido visual (fotos y vídeos) ha visto crecer su engage en un 65%.

Aunque la nueva imagen de Facebook se ha lanzado esta semana, todavía no está implementada en todos los perfiles y páginas. He podido descubrirla gracias a Hubspot.


Primer contacto con Vine

Domingo, marzo 3, 2013

El pasado mes de enero Twitter lanzó Vine, una aplicación propia para el móvil que permite realizar y compartir vídeos de 6 segundos. Ciertos usuarios no tardaron en subir contenido pornográfico y Apple amenazó con retirar la aplicación de la Apple Store. Para evitarlo, Vine añadió el requisito de declarar que eres mayor de edad antes de descargarte la aplicación.

El nacimiento de Vine fue polémico y algunos dudaban de que fuera a salir adelante, lo que hizo que me diera cierta pereza probar. Mantener tantas redes sociales muchas veces se hace insostenible y hay que ser selectivo. Sin embargo, investigando un poco sobre Vine, encontré varios ejemplos chulos que me mostraron las enormes posibilidaddes creativas (también para las marcas) de esta aplicación. El primer anunciante en atraverse a lanzar en España un spot utilizando Vine fue Toyota.

Ayer por fin me descargué la aplicación de Vine y me enganchó. En caso de gestionar varias cuentas de Twiter, tienes que elegir con cuál de ellas te vas a conectar. De momento, la personal. El siguiente paso es decidir a quién seguir. 90 de mis contactos de twitter ya están en Vine. Sin embargo, por lo que puede curiosear, la mayoría de ellos simplemente se han dado de alta. No han compartido vídeos ni interactuado (existe la posibilidad de señalar con una cara sonriente los vídeos que te gustan o comentar) con vídeos existentes.

Los vídeos están ordenados por categorías, mediante un hashtag: #favthings, #vineportraits, #sports, #remake, #pets, #nature, #loop, #food, #cute, #travel, #magic y #howto. Además existen otros dos apartados en los que es más fácil encontrar vídeos atractivos: “Editor’s Picks” y “Popular Now”.

Después de ver unos cuantos, me decidí a hacer mis propios vídeos. Es fácil. Aprietas en la pantalla para grabar. Sueltas para parar. Y vuelves a apretar para grabar la siguiente secuencia. El resultado es similar a los vídeos realizados con la técnica de stop motion. A la hora de crear, hay que tener en cuenta que después de reproducir los 6 segundos de grabación, el vídeo vuelve a comenzar, en un bucle sin fin.

Hice tres vídeos en Vine que os invito a ver: Rainbow Maker (How to), La huída (ficción) y Mi obsesión por los colores. Por lo que he experimentado hasta ahora, el nivel de interacción es mayor que con los tuits habituales.

He seguido las instrucciones que da Aldea Social para embeber los tuits en el blog y que se puedan ver directamente los vídeos, pero al guardar, me borra parte del código, supongo que porque tengo la versión gratuita de WordPress.


Los 4 temperamentos

Domingo, febrero 24, 2013

Hablándole un día a Bea de varios personajes con los que me he cruzado a lo largo de mi vida laboral, me dio a conocer los 4 tipos de temperamentos humanos: flemático, colérico, sanguíneo y melancólico. Cada uno de ellos responde a una mayor proporción de las siguientes sustancias internas: flema, bilis amarilla, sangre o bilis negra.

El flemático es introvertido, espectador, paciente, sereno…Rara vez se enfada. Reprime las emociones. Es poco sensible. Buen mediador. Es organizado y trabaja bien bajo presión. Es terco, indeciso, inseguro y temeroso. Es difícil que desarrolle proyectos empresariales por iniciativa propia.

El colérico (bilis amarilla), por contra, es extrovertido, práctico, activo, dominante, autoritario, indiscreto…No reconoce sus errores. Es un líder nato. Reconoce rápido las oportunidades y cómo sacarles partido. Apto para actividades que requieran liderazgo, motivación y productividad, aunque no se para en los detalles. Puede resultar hostil, frío, cortante… Es rápido y defiende sus ideas. Al parecer retador y prepotente, es temido y muchas veces rechazado.

El sanguíneo también es extravertido, alegre, parlanchín…Le gusta más escucharse que escuchar. Inquieto, inconstante, desorganizado. Le gusta llamar la atención. Es flexible y espontáneo. Su franqueza puede resultar inoportuna. Le gusta que le digan las cosas sin rodeos. Emocional. Valora mucho la amistad.

Por último, el melancólico (bilis negra). Es el más introvertido de todos. Discreto. Espera que la gente acuda a él, sin hacer grandes esfuerzos por el acercamiento. Egocéntrico, susceptible, analítico,  observador, negativo, crítico, inestable. Ve antes las dificultades que los logros. Es eltemperamento de las oportunidades perdidas. Talentoso y perfeccionista. Invierte demasiado tiempo en las tareas. Rígido. Para él, la vida es sacrificio. Su corazón llora constantemente.

¿Con cuál os sentís más identificados? Todos tenemos un poquito de cada aunque siempre hay un temperamento dominante. Lo ideal es sacar lo mejor de cada uno de ellos, tender al equilibrio.

Reconocer el temperamento dominante de una persona nos ayudará en su relación con ella

Fuente: Joaquina Fernández, Instituto Hune.


Charlotte. Bar-restaurante en Chueca (Madrid)

Sábado, febrero 23, 2013

Fuimos de Alonso Martínez hacia Chueca buscando un sitio agradable en el que poder tomar algo y hablar tranquilamente. Aunque nos pareció que había menos ambiente que hace unos años por la misma zona, los bares estaban llenos y la música demasiado alta. A la altura del mercado de San Antón, nos abordó un chico. Vaqueros, cazadora marrón de cuero claro y un gorro de lana con pompón. “Chicos, ¿os apetece tomar algo? En Charlotte tenemos un 3×2 en copas. Ambiente agradable, música de los 80, chucherías…Os podéis sentar, hablar…El camarero es muy simpático”. Automáticamente Carlos y yo pensabamos lo mismo: “Ahora llega, se quita el gorro y nos sirve las copas. O en su defecto, tiene un hermano gemelo”.

¡Qué más de puede pedir! Decidimos probar suerte.

Nos dirigimos hacia la calle Válgame Dios. Nos recibieron con una canción de los Rodríguez, de esas que me sé aunque no recuerdo haber apredido. Había una mesa con una única silla. Nuestro guía nos preguntó si nos queríamos sentar. “Si se puede…”. Trasladó la mesa y la silla a otra esquina del local, sacó 5 sillas más y nos acomodó. Inmediatamente trajo la copa llena de chucherías y una carta con una amplia varidad de batidos, zumos, smoothies, cócteles, etc. Los que probamos estaban muy buenos.

Buscando información sobre el bar, he descubierto que también es restaurante y tiene muy buena pinta: moussaka, risotto al funghi, costillas de aceite ibérico con miel, mostaza y cerveza, crêppes y gofres, entre otros platos. Habrá que volver.

La decoración del Charlotte tiene mucho encanto. Las sillas son variadas, de diferentes colores, en su mayoría pastel, de metal o de madera, altas o bajas. Las lámparas son de tela de cuadros de colores variados. Se exponen cuadros. Había al menos dos colecciones diferentes: una de retratos de personajes famosos y otra de coloridas escenas circenses.

El servicio, muy atento.

Recomendado: Charlotte. C/Válgame Dios 4, Madrid.


Interiorae. Gabriella Giandelli

Viernes, febrero 22, 2013

Los Reyes me trajeron “El curioso incidente del perro a medianoche”, de Mark Haddon, en inglés. Como ya lo había leído (aunque fuera en español), decidí cambiarlo. Quería conservar la esencia del regalo (un libro en inglés) pero no me atrajo ninguna de las novelas que me ofrecieron, así que opté por comprar un cómic: “Interiorae”, de Gabriella Giandelli.

En “Interiorae” conocemos la historia de una ancina, que sueña con champiñones gigantes, y quiere probar el estramonio, que le haga volver a la infancia mientras espera la muerte. También la relación que surge entre la mujer que le cuida y el vecino bizarro que les suministra drogras. La de un niño y su madre, traicionada por su marido después de ocho años juntos, y la de un hombre traicionado por su mujer a acusa del aburrimiento. En el edificio no podía faltar una familia fantasma que falleció en un accidente de avión. Son solo algunas de las personas que que habitan la comunidad, que alimenta de sueños al misterioso ser.

Me costó entender el cómic, dotado de sentido al final a través de una fábula mitológica. Tuve que releerlo para repasar los personajes y sus historias entrelazadas. Sin embargo, me gustó mucho, por sus coloridos dibujos y por la sensación de Gran Hermano, que todo lo ve, que transmite al lector. Te cuelas en los momentos más íntimos de la vida de los personajes, en sus pensamientos, en sus sueños…

“Interiorae”. Gabriella Giandelli. Fantagraphics Books.


Restaurante El Tinterillo de Málaga

Domingo, febrero 17, 2013

En la Carrera de San Jerónimo 32 de Madrid, han abierto El Tinterillo de Málaga, más que un restaurante, toda una experiencia. Nos adentramos en el “barco” sin saber muy bien qué nos esperaba. “La conchita malagueña. La Concha, la Sara, la Juana…”, grita un camarero subiendo las escaleras.

Nos tocó en la planta de abajo, una cueva con mesas y bancos corridos que, en cuestión de minutos, se llenó. “La auténtica pescadilla, la que se muerde la cola”. Otro camarero nos ofrece un plato mientras tomamos asiento. “¿Les voy trayendo algo de beber?”. ¡Qué gracia tienen los malagueños con su acento! Y yo me preguntaba… ¿Habrá que ser malagueño para trabajar aquí? ¿Imitarán el acento? ¿Se les irá pegando?

El hijo del nieto de “El Nono”, que abrió el primer “Tintero” en Málaga, ha decidido venirse a Madrid con sus primos para hacernos disfrutar de una experiencia similar a la que se vive allí.  “¡Coquinas, calamares, gambitas a la plancha!”.

En la página web de El Tinterillo de Málaga, he podido descubrir su curiosa historia. “El Nono” tenía un tintero de redes de algodón que, con el salitre, se rompían y pronto fueron sustituidas por las de nylon, traídas de China. Viendo que el negocio se iba al traste, “El Nono” decidió montar un restaurante. Fue su nieto, que trabajaba allí desde que era niño, el que un día, ante la enorme cantidad de gente que había en el local, no daba abasto y empezó a sacar los platos de la cocina y a ofrecerlos a gritos entre los comensales, sin necesidad de que previamente los hubieran pedido. Hoy es la esencia de El Tinterillo de Málaga. “¡Salpicón, pulpo frito, cazón en adobo…!”

“¿Qué, me tenéis miedo? ¿No queréis que me acerque? Yo soy el que cobra…”. Se acercan a tu mesa, cuentan los platos, bandejitas y bebidas consumidas, y te dan la cuenta. Así de sencillo.

“¡Manda huevo, el manda huevo!”. No podía terminar el post sin hablar de este plato, que tendré que volver para probar: chanquetes, con pimiento asado y huevo frito…

El Tinterillo de Málaga. Carrera de San Jerónimo 32. 911568913


101 cosas que aprendí en la Escuela de Cocina

Sábado, febrero 16, 2013

Desde que trabajo en 101, me llama la atención la infinidad de libros, manuales o similares que contiene el número 101 en su título. Pero no solo me pasa a mí. Mi padre encontró un librillo titulado “101 cosas que aprendí en la Escuela de Cocina” y, sabiendo de nuestra afición a la cocina y con ánimo de hacer un guiño con el “101″, nos lo regaló por Reyes. Nos ha encantado.

Para empezar, tiene el tamaño ideal para llevarlo en el bolso y leerlo en el metro. No paso mucho tiempo allí, así que lo he ido leyendo poco a poco desde principio de año. Al tratarse de artículos muy breves, sobre temas diferentes, me ha gustado leerlo así, en pequeñas píldoras, para poder saborearlas una a una y retener mayores dosis de información.

“101 cosas que aprendí en la Escuela de Cocina” se puede dividir en cuatro tipos de artículos: los útiles para cocinar, los que ayudan a conocer el día a día de un restaurante, los curiosos o anecdóticos y las frases célebres.

Con los artículos útiles para cocinar he aprendido por ejemplo para qué sirve cada tipo de cuchillo o pieza de la batería de cocina, así como los diferentes tipos de cortes (Al bies, Chiffonade, Oblicuo, Paisano, Vichy o Torneado) y sus utilidades.

Sobre el día a día de un restaurante, descubrimos la jerga de la cocina, los perfiles por los que está formada la brigada de cocina o cómo hacer un planning para aprovechar las sobras.

Entre los artículos curiosos o anecdóticos, los que mayor huella me han dejado han sido el que habla sobre ingredientes venenosos, como las semillas de cerezas, ciruelas, albaricoques y melocotones, o el de la caja de herramientas del chef, entre las que destacan el hilo dental, para cortar bizcochos, quesos frescos o masas, y las pinzas de depilar, para extraer espinas del pescado o trozos de cáscara de huevo.

Y para terminar este post, una de las frases célebres recogidas en “101 cosas que aprendí en la Escuela de Cocina”: “Cocinar es la aplicación humana más antigua, básica y universal de los cambios físicos y químicos sobre las materias de la naturaleza”. Arthur E. Grosser, The Coockbook Decoder, or Culinary Alchemy Explained.

“101 cosas que aprendí en la Escuela de Cocina”. Louis Eguaras con Matthew Frederick. Abada Editores.


Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 975 seguidores