Paul Gilbert clinic show en Ritmo y Compás

Martes, octubre 2, 2012

Paul Gilbert es el guitarrista preferido de Carlos. Desde que le conozco, hemos ido a varios conciertos suyos. Le vimos con Mister Big en La Riviera y en la Sala Heineken. Sus conciertos son espectaculares. El guitarrista y bajista se retan, repitiendo cada uno lo que ha tocado el otro en un divertido juego, y tocan la guitarra con los dientes o con un taladro.

También habíamos visto a Paul Gilbert en solitario en La Sala. En ese concierto me pareció un tío super cercano y me cayó bien. Cuando ya estaba terminando, dijo: “este es el momento en el que otros grupos desaparecen del escenario, esperan un rato mientras la gente pide a gritos que vuelvan a salir y salen. Yo me voy a ahorrar todo esto y voy a tocar ya  alguna canción más”. Se agradece…

Esta última vez le hemos visto en Ritmo y Compás. Como la anterior, fue un concierto muy familiar, en una sala pequeña. Además fue mi primer clinic. Paul Gilbert enseñó a los guitarristas asistentes varios trucos para tocar la guitarra. Primero lo explicaba y luego lo ejemplificaba con alguna canción de un grupo conocido, como The Who, ACDC, The Eagles o Jimmy Jendrix. En tono de humor, aprendimos que levantar el brazo después de rasguear las cuerdas es casi tan importante como marcar el ritmo con el pie. Y hablando más en serio, enseñó cómo tocar rápido (algo que le caracteriza) o hacer acordes menores disminuidos, presentes en tantas canciones. Contó que desde que empezó a tocar la guitarra con ocho años, estuvo varios años tocando notas simples y cuando descubrió los acordes se abrió un mundo de posibilidades ante sí. Criticó el modo clásico de aprender a tocar la guitarra, repitiendo escalas una y otra vez, e invitó a los músicos a buscar y tocar las melodías que escuchan en su mente.

Por primera vez venía acompañado de su mujer, Emi Gilbert, que toca el teclado, y también es muy buena. Me encanta el buen rollo que parece que hay entre ellos. Claramente este concierto era una escala de sus vacaciones por Europa.

Los otros dos músicos que le acompañaban eran españoles. Paul Gilbert explicó cómo dos personas que hablen diferentes idiomas pueden entenderse perfectamente si los dos entienden el lenguaje de la música. Y lo demostró, estableciendo un diálogo con cada uno de los tres músicos. Tocaba algo y los otros le respondían, cada uno con su instrumento. Así que el concierto también tuvo su momento de jam session.

Al final existía la posibilidad de sacarse fotos con Paul Gilbert, pero al día siguiente había que trabajar y preferimos no esperar. No perdemos la esperanza de que algún día Carlos pueda tocar con él y nos saquemos todas las fotos que queramos sin tener que esperar cola 😉


Sonrisas y Lágrimas. El musical

Domingo, septiembre 30, 2012

Esta semana he tenido la suerte de asistir al estreno de “Sonrisas y Lágrimas. El musical“, en el Teatro Coliseum de Madrid, invitada por Leticia, una gran amiga, que trabaja en Riga, una de las cinco productoras que han hecho posible este musical. Entre los asistentes, reconocimos a Luis Cobos, Masiel, Lucía Bosé, José Sacristán, Ana Ruíz (Cámara Café), Nieves Herrero, Lourdes Maldonado o Mariñas. Parte del atractivo de un estreno es poner nombre a las personas que atraviesan la alfombra roja y posan en el photocall.

Sonrisas y lágrimas” es una de esas películas que ves cuando eres pequeño, olvidas durante el año y recuerdas cuando vuelven a pasar al año siguiente por Navidad, como “Mary Poppins”, “E.T”. o “Grease”.

Cuenta la historia de María, una novicia inadaptada que termina siendo institutriz en casa de la familia Trapp. Con su llegada, los siete hijos del capitán Georg abandonan la disciplina a la que estaban sometidos para descubrir una nueva vida más alegre, protagonizada por la música. Quién no ha tarareado alguna vez “Don es trato de barón, res selvático animal, mi denota posesión, far es lejos en inglés…”.

Sonrisas y lágrimas” está basada en una historia real. Empezó a representarse en Broadway hace 52 años. Y después fue llevada al cine. Ahora el musical llega a Madrid. No es tan espectacular como otros musicales a los que estamos acostumbrados. Sin embargo, ese es precisamente parte de su atractivo, que ha querido conservar, como nos explicaba Leticia, la autenticidad de los musicales clásicos.

Para mí, lo mejor del musical es la voz de la Madre Abadesa, que en más de una ocasión consiguió ponerme los pelos de punta.

Una curiosidad: una de la niñas que representa a Gretl, la hija pequeña de la familia Trapp, es hija de Loreto Valverde, que en el musical representa a la Baronesa, novia del capitán.


La campaña publicitaria que pudo ser el Ecce Homo

Jueves, agosto 30, 2012

Hace poco más de una semana Carlos me mandaba el link de la noticia de la que más se ha hablado en los últimos días: “Una anciana restaura sin permiso y destroza un fresco “Ecce Homo“. Parecía una noticia de coña salida de El Mundo Today, pero la había publicado 20 Minutos. “Ecce Homo” era trending topic. Según la herramienta Showmetrend, lo fue desde el 22 de agosto a las 9:02 hasta el 23 a las 18:48, en España. Y el 23, desde las 11:06, también a nivel mundial. Invadían  el time line frases como “La vecina que restauró el ‘Ecce Homo’ de la iglesia de Borja está intentando poner rectos los relojes de Dalí, jodidos por “la calor”.

Aquella noche descubrí que existía un perfil en twitter del Ecce Homo Restaurado (@EcceHomoRestaur) que ya sumaba 1.700 seguidores. Hoy cuenta con 2148 followers y le han salido otros competidores. También hay un par de perfiles de la mujer que restauró el fresco aunque entre los dos no suman 70 seguidores. En estos perfiles se publicaban tuits mofándose del caso con el brillante humor que caracteriza a los españoles en twitter.

El Ecce Homo también tiene presencia en facebook, al menos en este grupo: “No te deseo ningún mal pero ojalá te restauren como El Cristo de Borja“.

El fin de semana pasado vi en el telediario el pregón de inicio de la romería de Borja, el pueblo hasta entonces desconocido, donde  residía el Ecce Homo. El joven que lo leía decía que le debían a Cecilia (la mujer que “restauró” el cuadro) la mejor campaña de publicidad de la Historia. “Hasta hemos sido trending topic mundial”. Esa frase desató todas mis sospechas. ¿No será todo un montaje? A fin de cuentas desde el principio me pareció bastante surrealista que una mujer restaure un cuadro de una iglesia sin permiso y nadie se dé cuenta. Pero ¿quién puede estar detrás de algo así?

Sin quererlo se me vino a la cabeza la agencia de publicidad Shackleton. Son expertos en llevar a los telediarios sus campañas. Es más, los telediarios son una pieza fundamental de la estrategia en sus campañas. ¿Os acordáis de Miravete, el pueblo en el que nunca pasa nada? Casualmente otro pueblo de Aragón… Parecía una campaña de publicidad para promover el turismo a este pueblo de 12 habitantes, situado en Teruel. Tiempo después se descubrió que era un experimento, encargado por Conect, para demostrar la eficacia de los canales temáticos de pago. Este anuncio solo se emitió en canales temáticos y todo el mundo acabó hablando de ello.

¿Podría ser el Ecce Homo la segunda parte de esta campaña? Si no, ¿qué anunciante podría estar detrás?

La otra agencia que se me vino a la cabeza fue Sra. Rushmore, con su saga para Aquarius de “El ser humano es extraordinario”, con anuncios como La Radio Colifata, Ataudes o Catedral. ¿No podría ser Cecilia la protagonista de uno de estos anuncios? El ser humano es extraordinario.

Haya o no haya una agencia de publicidad detrás, lo que está claro es que, en plena crisis, ante un problema como este, la gente ve una oportunidad, como mínimo para reír, pero en algunos casos también para vender, como la famosa crêpe del Horno de San Onofre del Mercado de San Miguel de Madrid o las camisetas con la imagen del fresco.

Al terminar de escribir este post he descubierto que el Ecce Homo ya cuenta con un extenso artículo en la wikipedia en el que se cuenta cómo se sucedieron los hechos. La noticia del fresco modificado se publicó por primera vez el 7 de agosto en el blog del Centro de Estudios Borjanos.

Por cierto, la Fundéu, Fundación del Español Urgente, dice que debe escribirse eccehomo, salvo que el nombre de la obra sea Ecce Homo. Sin embargo según la herramienta de adwords de Google, el doble de gente busca el segundo término. Así que…vamos a intentar que nos encuentren 😉


Profesor Lazhar

Miércoles, agosto 22, 2012

Después de bastante tiempo, ayer fuimos al cine. Nos apetecía ver “Profesor Lazhar“. Nos la habían recomendado varias personas, entre ellas un maestro. Ya la ponen en pocos cines y a pocas horas, pero no podíamos quedarnos sin verla. Para que luego digan que ignoramos el valor de las recomendaciones…

La película cuenta la historia de un inmigrante argelino que busca rehacer su vida en Canadá. Lee en el periódico que una profesora se ha suicidado en un colegio y, ante la desgracia, ve la oportunidad de encontrar un puesto de trabajo y se presenta como candidato. Es tal el agobio del colegio ante la plaza vacante, que deciden contratarle sin indagar más en su persona.

La falta de experiencia previa en el sector de la enseñanza, la diferencia cultural (y probablemente también generacional) y el reciente suicidio de la anterior profesora en el aula no facilitan su adaptación al centro. Se le tacha de exigente y chapado a la antigua.

Profesor Lazhar” es una historia de superación, de lucha constante, de adaptación a un entorno aparentemente hostil, de escucha… porque lo que hace que el profesor acabe siendo aceptado es su empeño por escuchar a los alumnos y tratar de entenderles.

Aunque después de ver “Los niños del coro” esta película se me quede un poco corta, en el fondo me ha gustado, porque me ha hecho reflexionar sobre la capacidad de adaptación y la importancia de la escucha.

Ya es tarde para contarlo, porque solo nos queda una semana para disfrutar de esta gran iniciativa, pero por si alguno llega a tiempo de aprovecharla, los Cines Renoir ofrecen un ciclo de películas a 3 euros. La mayoría, si no todas, se han podido ver este año en los Renoir: “¿Te las perdiste? Sonríe”. Nosotros probablemente nos animemos la semana que viene a ver “Exótico Hotel Marigold”, que en su día también nos la recomendaron. ¿La visteis? ¿Os gustó?


Shopping en Hong Kong

Domingo, mayo 6, 2012

Aunque no teníamos pensado comprar nada, todo el mundo nos había recomendado ir de compras en Hong Kong. Nathan Road está repleta de tiendas que cierran a las once de la noche y para no romper nuestra tradición de los últimos viajes, nos compramos unas zapatillas. A fin de cuentas, necesitábamos unas de trecking para Nueva Zelanda y qué mejor sitio para comprarlas.

En la zapatería descubrimos que en Hong Kong son expertos en venta. ¡Qué grandes comerciales! Nos íbamos a llevar sólo unas botas de trecking pero acabamos saliendo con un par de zapatillas más, porque si nos llevábamos otro par de la misma marca nos hacían un diez por ciento de descuento en el total de la compra. Lo que no nos contaron hasta después de pagar es que ese diez por ciento no se hacía efectivo hasta la siguiente compra. Nos dieron una tarjeta de puntos que caduca en diciembre de 2012, así que…habrá que volver. Eso sí, estamos encantados con las zapatillas que nos vendieron, que son cuatro calzados diferentes en uno.

Botas de trekking y zapatillas 4 en 1

Botas de trekking y zapatillas 4 en 1

Por si no hubiéramos tenido suficiente con esta experiencia de shopping, compramos también una cámara de fotos, aunque luego la devolvimos. En esta ocasión las técnicas persuasivas del vendedor no solo no le funcionaron sino que provocaron en nosotros el efecto contrario, hasta el punto de echar atrás la compra. Cuando ya habíamos comprado la cámara (íbamos a tiro hecho a por un modelo que habíamos visto en España y que en Hong Kong costaba mucho más barato) otro vendedor intentó encasquetarnos otra cámara mejor, evidentemente más cara. Para ello, empezó a criticar la cámara que habíamos comprado, mostrándonos las virtudes de la que nos quería vender. Nos decía: “sólo tenéis que pagar la diferencia y os lleváis una mejor…y os regalo el trípode…y una tarjeta con más memoria y…”. Criticó tanto la cámara que nos llevábamos, que nos convenció de que habíamos hecho una mala compra. Pero lejos de llevarnos la otra, que era mejor, decidimos renunciar a la compra e irnos sin nada.

El vendedor no salía de su asombro: “¿Una hora después y os vais sin nada? ¿Cómo le explico esto a mi jefe?”. Nos cabreó bastante que no nos hubieran explicado tan bien las ventajas e inconvenientes de la cámara antes de pagarla. Curiosamente el primer pago lo hicimos con bacaladera, lo que nos permitió anular la compra con una simple rasgadura del papel. El segundo pago, cuando casi sucumbimos a llevarnos la cámara más cara, lo íbamos a hacer con datafono, lo cual nos mosqueó todavía más.


24 horas en Hong Kong

Sábado, mayo 5, 2012

El viaje a Nueva Zelanda desde España es tremendamente largo. Tres horas hasta Londres. Tres horas de escala. Once horas de vuelo hasta Hong Kong. Dos horas de escala. Y otras once horas de vuelo hasta Auckland. Decidimos, creo que con acierto, hacer escala de 24 horas en Hong Kong.

El hotel, el Nathan, estaba genial. Nos pusieron en una habitación enorme, en la piso 11. Salimos a dar una vuelta por el Night Temple Market y allí mismo cenamos en una terracita: pollo al limón (nada que ver con el que tomamos en España) y  noddles con marisco.

Después paseamos por la calle Nathan, hasta llegar a la Start Avenue, e hicimos algunas compras. En la Start Avenue, hay estrellas en el suelo con el nombre y en algunos casos también la huella de las manos de actores de cine local. También hay algunas estatuas del mundo del cine, entre ellas la de Bruce Lee. Pero lo más impresionante de la Start Avenue es la vista del skyline de Hong Kong.

Estatua de Bruce Lee y Skyline de Hong Kong

Estatua de Bruce Lee y Skyline de Hong Kong

Las horas restantes en Hong Kong las dedicamos a pasear por el parque de Kowlon, donde nos entretuvimos visitando el aviario. Luego nos metimos en un restaurante con idea de tomar pato laqueado porque teníamos muy buen recuerdo del que comimos cuando estuvimos en China (nada que ver con el que conocemos en España). Buscamos un restaurante tan auténtico, que no había forma de entenderse. Finalmente conseguimos que nos pusieran pato, aunque no precisamente laqueado.

Flamencos en el parque Kowlon, Hong Kong

Flamencos en el parque Kowlon, Hong Kong

Para ir al aeropuerto cogimos el autobús A21. Costaba 33 dólares por persona. Solo teníamos un billete de 100 y no daban cambio. En Madrid es similar, pero en Madrid te dan la posibilidad de bajarte del autobús o preguntar al resto de los pasajeros si tienen cambio. Aquí nos obligaron a pagar los 100 dólares, quedándose los casi 40 dólares restantes. ¡Qué cara!


Kelly Tarlton’s Antartic Encounter y Underwater World, Nueva Zelanda

Miércoles, mayo 2, 2012

Antes de dejar Auckland y partir hacia Rotorua, recorrimos la zona de Tamaki Drive, al este de la ciudad. Las vistas de Auckland desde aquí son impresionantes. Es un paseo muy agradable bordeando el mar. Aunque no había mucha gente, dicen que son buenas playas y vimos a varias personas haciendo Kytesurf.

Justo donde aparcamos, estaba el Kelly Tarlton’s Antartic Encounter y Underwater World. Decidimos entrar porque Donald nos había dicho que si nos sobraba tiempo visitáramos la colonia de pingüinos de la Antártida. Es realmente impresionante. Te puedes tirar horas mirándolos porque estos pájaros, conocidos como “bobos”, son super divertidos. Además, tal y como están puestos, los ves tanto cuando caminan por el hielo como cuando se lanzan a nadar o viceversa. Esto fue lo que más me hizo reír: cómo saltan para salir del agua al hielo.

Imagen

Pero en el Kelly Tarlton’s Antartic Encounter y Underwater World hay mucho más que pingüinos, lo cual fue una grata sorpresa. Hay una amplia variedad de peces, tiburones, caballitos de mar, crustáceos, moluscos….

Momentos memorables:

–          Dos caballitos de mar entrelazados

–          El encargado alimentando un par de peces manta

–          Los cangrejos ermitaños saliendo de la caracola

–          Los peces Nemo escondiéndose entre las algas

–          Un pez a lunares

–          Una tortuga comiéndose una estrella de mar

Imagen

Camino de Rotorua paramos en Hobbiton (Matamata), lugar en el que se rodó El Señor de los Anillos, y en Tirau, donde fuimos siguiendo un cartel que decía “Castle”, aunque el tal castillo era propiedad privada y no pudimos pasar, y otro cartel que rezaba “Deer park”, que sólo se podía visitar previa cita y con guía. De lejos pudimos sacar una foto de un grupo de cervatillos, que se asustaron al vernos llegar.


24 horas en Auckland

Martes, mayo 1, 2012

Aunque en Nueva Zelanda Viajes, con los días que teníamos de vacaciones, nos recomendaban visitar sólo la isla sur, decidimos dedicar unos días también a la isla norte. Nuestra primera parada en Nueva Zelanda fue en Auckland.

Sky Tower, Auckland

Sky Tower, Auckland

Al ratito de llegar, empezó a llover y no paró hasta el día siguiente. Nos alojábamos en Suderland House, un Bed & Breadfast propiedad de Donald y Kathy. A ella no la conocimos pero él fue super atento con nosotros.

Donald es conocido en el mundo de la televisión tanto detrás como delante de las cámaras. Entre otras cosas se ha dedicado al diseño de vestuario para conocidas series de la televisión de Nueva Zelanda. Por eso la casa está decorada con ilustraciones de las vestimentas.

Nos tocó la habitación roja. Nos sorprendió la extrema suavidad de las toallas.

Como no habíamos comido, nos tomamos un té con pastas caseras y un bizcocho de pasas y melocotón, para aguantar hasta la cena, en una zona común de la casa provista de alimentos para matar el gusanillo.

Venciendo la pereza y desafiando a la lluvia, fuimos hacia la Sky Tower, visita obligada en Auckland. Aunque sabíamos que no podríamos disfrutar demasiado de las vistas, nos decidimos a cenar en el buffet del Observatory, piso 53. Es el restaurante que está a mayor altura del país. En el precio está incluida la visita al mirador de la planta 51, en el cual hay tramos de suelo transparente. Por primera vez experimenté de verdad el vértigo. Qué mareillo.

Vértigo en la Sky Tower, Auckland

Vértigo en la Sky Tower, Auckland

En la Sky Tower hay gente que hace Sky Jump, saltando desde 192 metros de altura, o Sky Walk, un paseo de 360 grados por el exterior de la torre, sujeto con arneses. ¡Qué valor!

Donald cocina muy bien. El desayuno del día siguiente fue espectacular: frutas variadas cuidadosamente troceadas, cereales, tostadas y croissants y muffings recién hechos de manzana y nueces. Donald nos preparó dos para llevar y así aguantamos hasta la cena siguiente. Con ese desayuno no nos hizo falta comer.

Antes de emprender ruta hacia Rotorua, dimos un paseo por el puerto, donde vimos entre otros los impresionantes barcos de la Volvo Ocean Race, y pasamos por dos emblemáticos edificios de Auckland: Old Customhouse y Ferry Building.


Christchurch (con terremoto incluido)

Domingo, abril 8, 2012

En Rotorua cogimos el avión hasta Christchurch para iniciar nuestro tour por la isla sur. El viaje es en un pequeño avión de hélices que vuela a poca altura, con lo cual vas viendo el increíble paisaje.

Al llegar a Christchurch fuimos a Orari Bed & Breadfast. Este es más grande y más impersonal. Tiene más habitaciones. Cuenta con parking para los huéspedes y un montacargas para las maletas, que se agradece.

Mientras nos cambiábamos de ropa, sentimos un terremoto de 4,1 en la escala de Richter. La verdad es que nos dio un poco de miedo porque media ciudad está devastada por varios terremotos de intensidad superior a 6 que se produjeron entre 2010 y finales de 2011. Le preguntamos a la mujer de recepción y nos dijo que los temblores son habituales pero que éste no había sido nada.

Christchurch tras el terremoto

Christchurch tras el terremoto

Salimos a dar un paseo y la verdad es que no hay mucho que ver. El casco viejo, que era la parte bonita de la ciudad, está vallada porque está en ruinas por el último terremoto. Vimos  algunos edificios destrozados y la verdad es que da cosa.

En Christchurch los temblores son algo habitual hasta el punto que tienen una página web que recoge información sobre los terremotos que se producen a diario.

Días después, en Kaikoura, nos dijeron que los turistas tienen miedo a ir a Christchurch, por los terremotos, cuando en realidad se producen en toda la isla y hay zonas, como Wellintong, en las que son mucho más peligrosos, porque en Christchurch, todo lo que se podía caer, ya se cayó en 2011.

En la playa de Santa Mónica, en Los Ángeles, nos encontramos este cartel.

¿Da cosa, no?

Peligro de Tsunami en Santa Mónica

Peligro de Tsunami en Santa Mónica

Lo más provechoso de la tarde en Christchurch fue nuestro paseo por el jardín botánico. Es impresionante. Es como el Retiro pero con infinidad de especies diferentes de árboles y plantas. Me gustaron especialmente las hortensias y las dalias.

Hortensia en el jardín botánico de Christchurch

Hortensia en el jardín botánico de Christchurch

Terminamos le jornada cenando en The Coffee House. Lo más destacable de la carta son los diferentes cortes de carne, con los que eliges la salsa y el acompañamiento, y también los postres.


Ballenas, delfines y focas en Kaikoura

Jueves, marzo 29, 2012

Fuimos a Kaikoura para ver ballenas. Al llegar al punto de encuentro nos comentaron que la excursión todavía no estaba confirmada. Esperaban noticias del capitán. Hacía un día precioso y no entendíamos que la excursión pudiera cancelarse pero luego comprendimos que no dependía de que hiciera sol, sino del estado de la mar y de que las ballenas estuvieran o no por la zona. Finalmente nos comentaron que había una única ballena y que la mar estaba revuelta con lo cual había alto riesgo de mareo y recomendaban tomarse algo para evitarlo.

El paseo en barco fue bastante movidito. Pegaba unos botes tremendos. Afortunadamente nos habíamos tomado una biodramina. De no haber visto a la ballena, el paseo en barco habría sido un consuelo, ya que fue bastante emocionante y divertido.

El capitán metía un micrófono al mar que le permitía escuchar a la ballena. Las dos primeras veces no escuchaba nada. A la tercera, nos dijo que miráramos a la derecha. Y la ballena apareció. Era enorme. Y muy tranquila. Cada ratito soltaba el chorro de agua que caracteriza su respiración. Y al final, previo aviso del capitán, la ballena se sumergió lentamente y conseguimos sacar la foto característica de la cola.

Ballena en Kaikoura

Ballena en Kaikoura

Posteriormente, nos llevaron a ver delfines. Cientos de delfines jugueteando alrededor del barco. Nos encantó.

Delfines en Kaikoura

Delfines en Kaikoura

Ya por nuestra cuenta, fuimos a Point Kean a ver focas. Aunque es donde teóricamente están tomando el sol, allí solo vimos dos. Fue aproximadamente un kilómetro antes, en la playa, donde encontramos una. Se mostró tranquila a pesar de que nos acercamos bastante.

Foca en Kaikoura

Foca en Kaikoura

De camino a Picton, a unos 26 km de Kaikoura, desde el coche, vi otra foca y nos paramos para verla mejor. Así, de casualidad, descubrimos un riachuelo en el que las crías de foca, menores de un año, juguetean para fortaleces los músculos, esperando ser alimentadas por sus madres, hasta tener la fuerza suficiente para buscar su propio alimento en el mar.

En Kaikoura estuvimos en un nuevo bed & breadfast impresionante: Bendamere House. Las vistas son de película.

Nos recomendaron cenar en Green Dolphin. Probamos los mejillones de labios verdes (tienen el borde de la concha verde y el interior nacarado), calamares y un crayfish (una especie de langosta, sin pinzas grandes porque no tienen depredadores de los que defenderse).